¿Qué es la gramática generativa transformacional?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

La gramática generativa transformacional es una teoría lingüística que explica cómo se generan y comprenden las construcciones y los elementos de un lenguaje. Los principales referentes de este tipo de gramática son los lingüistas estadounidenses Zellig Harris y Noam Chomsky.

Origen de la gramática generativa y la gramática transformacional

La gramática transformacional es un tipo de gramática generativa, que surgió durante el siglo XX, a partir de la investigación del lingüista estadounidense Zellig Harris (1909-1992). De hecho, Harris fue quien formuló la primera versión de la teoría de la gramática transformacional, al diferenciar entre las oraciones nucleares y las no nucleares.

La gramática generativa, como su nombre lo indica, es el estudio del origen, la naturaleza y el uso del conocimiento del lenguaje. Su objeto de estudio se enfoca en determinar cómo se produce el proceso de adquisición del lenguaje y cómo se combinan los elementos que lo conforman. Asimismo, proporciona las reglas o principios que permiten predecir de manera correcta las combinaciones de los elementos de las oraciones en una lengua determinada.

La gramática generativa es una ciencia cognitiva, cuyo estudio se centra en los aspectos cognitivos de la formación y el aprendizaje de un idioma. Es decir, la manera en que la mente crea y procesa la sintaxis del lenguaje. Además, se trata de una ciencia especializada que se concentra específicamente en el estudio de los elementos sintácticos. Incluso, destaca la capacidad innata del ser humano de aprender y procesar el lenguaje.

Si bien la gramática generativa incluye distintas investigaciones de varios lingüistas, las aportaciones más influyentes fueron las del lingüista estadounidense Noam Chomsky (1928-). Chomsky retomó y perfeccionó el estudio de la sintaxis del lenguaje de Harris y desarrolló nuevos modelos teóricos, los cuales describió en su libro Estructuras sintácticas, en 1957. A partir de entonces surgió la gramática transformacional. Estos modelos permiten predecir, de forma matemática, la creación de oraciones gramaticales y no gramaticales de una lengua.

Posteriormente, Chomsky continuó expandiendo su trabajo y perfeccionando los modelos sintácticos. Actualmente, se denomina “gramática transformacional” al conjunto de todas las teorías de Noam Chomsky, principalmente, desde la publicación de su Teoría estándar en 1965 y, más tarde, de la Teoría estándar extendida, donde incorporó otros conceptos teóricos. Es común también denominar a la gramática generativa como gramática transformacional.

La gramática generativa transformacional

El surgimiento de la gramática transformacional significó un quiebre en la tradición lingüística de la primera mitad del siglo XX, ya que se ocupó de formular reglas básicas que explican cómo el hablante genera y comprende las oraciones gramaticales.

Hasta ese momento, la lingüística se basaba principalmente en el estructuralismo, un movimiento lingüístico que había surgido a partir de las investigaciones del lingüista suizo Ferdinand de Saussure. El estructuralismo se enfocaba en la morfología y la fonología de la lengua, mientras que la gramática transformacional se centró en la sintaxis del lenguaje.

Según la Real Academia Española, la gramática transformacional se puede definir como “la gramática que describe el sistema cognitivo que permite a los hablantes producir e interpretar las construcciones que pueden formarse en su lengua”.

De esta manera, la gramática transformacional establece un sistema de reglas, con precisión matemática, que buscan comprender la capacidad humana de generar el lenguaje; esto se hace a través del estudio de los componentes sintácticos de la lengua. El nombre “transformacional” se debe a los procesos de transformación que se producen entre las estructuras sintácticas.

La gramática transformacional también sugiere que, si bien la capacidad del cerebro es limitada, el ser humano puede crear una cantidad infinita de oraciones y frases.

La teoría estándar de Chomsky

La gramática transformacional cobró una gran importancia en el campo de la lingüística moderna a partir de las publicaciones de Noam Chomsky. Su trabajo no solo fue una gran influencia en otros lingüistas, sino que también dio origen a otras aportaciones del propio Chomsky.

La teoría estándar fue el primer modelo de gramática generativa propuesto por Chomsky y se convirtió en el primer marco teórico de la gramática transformacional. Se publicó en 1965 en su obra Aspectos de la teoría de la sintaxis. Este modelo sugiere la existencia de una estructura superficial y una estructura profunda, compuesta a su vez por un subcomponente base y uno transformacional. El modelo también incluye otros tres componentes: sintáctico, semántico y fonológico.

Dentro de la estructura profunda entran en juego los componentes sintáctico y semántico, se generan las oraciones y ocurre el procesamiento semántico. Dentro de la estructura superficial actúan los componentes sintácticos y fonológicos y se realizan las posibles transformaciones de los elementos que conforman a la oración.

Esta teoría se reformuló, con algunas modificaciones, a principios de la década de 1970, en la Teoría estándar extendida y unos años después en la Teoría estándar extendida revisada, ambas de Chomsky.

Conceptos claves de la teoría estándar de Chomsky

Según Chomsky, el lenguaje es un conjunto infinito de frases que se construyen utilizando distintos elementos. Esto demuestra el carácter generativo de la gramática, ya que, a partir de ciertas reglas y componentes, genera todas las frases de la lengua.

En la teoría estándar, Chomsky sostiene que la gramática funciona en dos niveles: la estructura profunda y la estructura superficial. Por lo tanto, toda frase se construirá teniendo en cuenta esta doble estructura. Asimismo, entre ambas estructuras ocurren los procesos de transformación.

La estructura profunda

La estructura profunda está relacionada con la habilidad innata del individuo. A partir de esta estructura surge la estructura superficial.

La estructura superficial

La estructura superficial está asociada con la actuación. A su vez, la actuación es el resultado de la facultad lingüística del hablante para generar el lenguaje.

Los componentes gramaticales

Los componentes gramaticales de la lengua son tres:

  • El componente sintáctico: es el generador de las estructuras y el elemento de mayor jerarquía. Tanto el componente semántico como el fonológico tienen la misma jerarquía. El componente sintáctico está compuesto por los siguientes subcomponentes:
    • Base: es un conjunto de reglas que permiten generar las estructuras profundas.
      • El componente categorial: son las reglas que definen las relaciones entre los distintos elementos de una o más frases.
      • El lexicón: es el vocabulario de una lengua determinada que posee el individuo.
    • Las transformaciones: son reglas que convierten a las estructuras profundas en estructuras superficiales.
  • El componente semántico: son los principios que permiten interpretar el significado de una oración. Se produce en la estructura profunda.
  • El componente fonológico: asigna un valor fonético sobre la estructura superficial.

Otras teorías de la gramática transformacional

A lo largo de su carrera, Chomsky desarrolló otras teorías que revisaron, ampliaron y, en algunos casos, eliminaron algunos de los conceptos propuestos en su teoría estándar. Algunas de ellos son: la teoría estándar extendida, la teoría de principios y parámetros, la teoría de rección y ligamiento y el programa minimalista, entre otras.

Teoría estándar extendida

Desde su formulación, la teoría estándar de Chomsky fue ampliamente aceptada por los lingüistas. De hecho, se convirtió en la base de la lingüística moderna.

Sin embargo, también recibió algunas críticas, principalmente con respecto a las transformaciones. Algunos especialistas señalaron que una transformación podía también sufrir un cambio en el significado. Esto indicaría, a su vez, que el componente semántico interpretaría la estructura superficial, en vez de la profunda.

Teoría de principios y parámetros

En 1979, Chomsky propuso un nuevo enfoque, que llamó aproximación por principios y parámetros, y describió en varias conferencias. Esta nueva perspectiva se centra en algunos conceptos de la gramática universal, es decir, la gramática común para todas las lenguas.

En esta obra se destaca la cualidad innata de los principios gramaticales en los que se basan las lenguas. También, en el establecimiento de ciertos parámetros mentales que dan lugar a las diferencias entre las distintas lenguas en el mundo.

Teoría de rección y ligamiento

Chomsky planteó esta teoría en 1981, en su libro Conferencias sobre Gobierno y Ligamiento. Allí presentó un modelo donde la función de la sintaxis se caracteriza por relacionar el léxico de una persona con sus sistemas de pensamiento y de actuación, e incluye algunas subteorías como la de caso, rección, ligamiento y control.

La teoría de rección y ligamiento ofrece una explicación precisa y exhaustiva de la formación de las oraciones.

Programa minimalista

Esta teoría es una revisión que Chomsky realizó en 1995 sobre la teoría de rección y ligamiento, así como de sus teorías previas. Se considera como el enfoque actual de la gramática transformacional.

Se caracteriza por mantener la idea inicial de Chomsky, según la cual los componentes más importantes del lenguaje son innatos. Asimismo, sugiere que el sistema de procesamiento subyacente del lenguaje es perfecto y contiene solo lo mínimo necesario para el individuo. Este sistema está formado por al menos tres componentes: un sistema de conocimiento, también llamado sistema computacional, donde se incluye el léxico y la sintaxis; el sistema articulatorio-perceptual, que permite emitir el enunciado; y el sistema conceptual-intencional, que interpreta las instrucciones para lograr una composición lógica y semántica.

La relación entre el sistema computacional y los sistemas de actuación se produce por medio de la forma fonética, que interactúa con el sistema articulatorio-perceptual, y la forma lógica, que son las instrucciones que interactúan con el sistema conceptual-intencional.

Este modelo elimina los niveles de estructura profunda y estructura superficial, que estaban presentes en los modelos anteriores y otras teorías previas, como la de rección y la Teoría de la X, entre otras.

Bibliografía

mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados