¿Qué es la lingüística sincrónica?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

La lingüística sincrónica es el estudio de una lengua en un momento determinado, sin tener en cuenta su evolución o las razones del origen de los cambios que se presentan en ella. Se trata de una perspectiva de la lingüística que analiza la lengua y sus reglas en un período de tiempo específico.

Origen de la lingüística sincrónica

Saussure y la lingüística sincrónica

La lingüística es una disciplina científica que se encarga de estudiar el origen, la evolución, la estructura y las normas de una lengua. Comprende otras ramas especializadas como la fonética, la morfología, la semiótica y la fonología, entre otras, que se enfocan en cada uno de los elementos del lenguaje.

Uno de los mayores referentes de la lingüística moderna, que se considera también el padre de la semiótica, fue el lingüista suizo Ferdinand de Saussure (1857-1913).

Saussure nació en Ginebra, Suiza y asistió a las universidades de Ginebra, Leipzig, Berlín y París, donde completó su formación en diferentes lenguas como el latín, el griego antiguo, el sánscrito, el gótico y el alemán. Durante su vida realizó diferentes investigaciones en el campo de la lingüística. Sin embargo, algunos de sus estudios se publicaron después de su muerte.

El Curso de lingüística general, que se publicó en 1961, incluye la recopilación de las conferencias sobre los trabajos más importantes de Saussure, y forma la base de la lingüítisca y la semiótica modernas.

En esta obra se puede observar el enfoque de Saussure para explicar los distintos fenómenos lingüísticos, el cual era muy innovador para su época. Además, la obra introduce los conceptos de significado, significante y signo e identifica dos perspectivas en el estudio de una lengua: la sintonía y la diacronía, también conocidas como lingüística sincrónica y lingüística diacrónica.

Saussure definió al lenguaje como un “sistema de signos que expresan ideas” que puede analizarse de manera diacrónica, es decir, a lo largo del tiempo. Pero también remarcó la necesidad de estudiar la lengua de forma sincrónica: las características del lenguaje en un momento dado.

Otros estudios sobre la lingüística sincrónica

Años más tarde, el lingüista británico John Lyons (1932-2020) amplió la investigación de Saussure, y definió otras cualidades de la lingüística sincrónica. Por ejemplo, la posibilidad del estudio sincrónico no solo de una lengua viva sino también una lengua muerta, como el latín. También remarcó que existen diversos factores que influyen en los cambios lingüísticos y que el tiempo no es un factor determinante.

Además, Lyons consideraba que el progreso lingüístico no se trata de la sustitución de un sistema por otro, en un momento específico del tiempo, sino que es un proceso más complejo donde es difícil diferenciar de manera precisa los cambios diacrónicos y sincrónicos.

Métodos de estudio de la lingüística sincrónica

Durante el siglo XX surgieron nuevos métodos de estudio relacionados con la lingüística sincrónica en las diferentes escuelas de lingüística. Esto dio origen, a su vez, al estructuralismo o la lingüística estructural, que es la base de la lingüística moderna.

La Escuela de Praga, una institución formada por diferentes lingüistas europeos, continuó con la obra de Saussure y realizó distintas aportaciones, reconociendo, principalmente, la dualidad en la conformación y el estudio de una lengua; esto iba desde los fonemas y los morfemas hasta la sincronía y la diacronía.

Uno de los mayores exponentes fue el lingüista estadounidense Zellig Harris (1909-1992), quien se basó en estudios previos tanto de Saussure como del renombrado lingüista norteamericano Leonard Bloomfield (1887-1949). Harris desarrolló lo que se conoce como la gramática de Harris, que incluye la división de las oraciones gramaticales en oraciones nucleares y no nucleares. También sentó las bases de la gramática generativa transformacional.

El lingüista estadounidense Noam Chomsky (1928-) retomó los estudios de Harris, los amplió y les añadió un nuevo marco teórico. Especialmente, realizó más contribuciones con respecto a las definiciones de gramática generativa y gramática universal.

Otro método de la lingüística sincrónica es la gramática estratificacional. Uno de sus principales referentes es el lingüista estadounidense Sydney M. Lamb (1929-), quien afirma que una lengua incluye estratos organizados de manera jerárquica.

Lingüística sincrónica: definición y objeto de estudio

En la actualidad, la lingüística sincrónica es del tipo descriptivo y se considera como una parte importante del estudio de cualquier lengua.

La lingüística sincrónica se puede definir como el estudio y el análisis de un idioma y sus diferentes registros lingüísticos en un punto concreto del tiempo que, generalmente, es el presente. Se trata también de un enfoque o perspectiva que se utiliza en varias ramas de la lingüística.

El objeto de estudio de la lingüística sincrónica son las características de una lengua en cierto período de tiempo. Es una manera de abordar la investigación sobre una lengua, que consiste en observar cuáles de sus elementos se relacionan entre sí y cómo interactúan en un momento determinado.

Esta perspectiva sincrónica en el estudio de una lengua permite comprender el funcionamiento de un sistema lingüístico en un momento dado, lo cual facilita el análisis diacrónico, o sea, de los cambios que se producen en él a lo largo del tiempo.

Un ejemplo común de lingüistica sincrónica es la comparación entre dialectos o idiomas dentro de una región en el mismo período de tiempo.

Diferencia entre lingüística sincrónica y lingüística diacrónica

La diferencia entre la lingüística sincrónica y la diacrónica, radica, principalmente, en el período de tiempo que se toma como referencia para realizar el estudio de una lengua.

Mientras que la lingüística diacrónica es el estudio del lenguaje a través de distintos períodos de tiempo en la historia, la lingüística sincrónica se concentra en un período de tiempo concreto.

Otra diferencia importante es que la lingüistica diacrónica abarca el estudio del origen, la evolución y los cambios de un idioma, es decir, se trata de un enfoque dinámico. En cambio, la lingüística sincrónica se concentra en la observación de las características de los elementos del idioma y sus relaciones entre sí en un momento específico y no en el progreso de los cambios lingüísticos. Por lo tanto, se trata de un estudio más estático de la lengua. En ocasiones también se conoce como un estudio transversal de la lengua.

Como analogía, se puede considerar a la lingüística diacrónica como una película donde se observan diferentes eventos a lo largo del tiempo. La lingüística sincrónica sería como el análisis de la imagen de una escena de la película.

Aunque antes de Saussure se creía que el estudio científico de una lengua debía ser diacrónico, en la actualidad también se considera el enfoque sincrónico. Por lo tanto, la lingüística diacrónica estudia el desarrollo de una lengua a lo largo del tiempo, qué y cómo se causan los cambios que se producen en ella; mientras, la lingüística sincrónica analiza cómo las partes de la lengua funcionan entre sí y en su conjunto. De esta manera, se logra un estudio más exhaustivo del lenguaje.

Ejemplos de lingüística sincrónica

Otros tipos de lingüística también se caracterizan por sus enfoques sincrónicos o diacrónicos. Por ejemplo, la lingüística histórica es, definitivamente, diacrónica, porque estudia los cambios de la lengua a lo largo del tiempo. En cambio, la lingüística descriptiva se puede definir también como sincrónica, ya que no contempla el paso del tiempo, sino las cualidades y elementos en un determinado momento histórico. Otros ejemplos de lingüística sincrónica son:

  • El estudio de lenguas muertas, ya que no se hablan, no evolucionan y, por lo tanto, están congelados en el tiempo.
  • El estudio des los morfemas y cómo se combinan para formar palabras.
  • El análisis de la sintaxis de un texto.
  • La descripción del vocabulario en un determinado momento.
  • La gramática y la ortografía de un idioma.

Bibliografía

  • Martinet, A. La lingüística sincrónica. (1978). España. Gredos.
  • De Saussure, F. Curso de lingüística general. (2020). España. Losada.
  • Fau, M. Saussure: resúmenes seleccionados. (2014). España. Mauricio Fau.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados

Connotar y denotar