¿Quién asesinó a Riley Ann Sawyers, “Baby Grace”?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

La historia de Baby Grace volvió infame a Kimberly Dawn Trenor: se la acusó de matar a su hija de 2 años, Riley Ann Sawyers, en el 2007. Trenor tuvo como cómplice a su pareja, Royce Zeigler. El caso se emitió en el canal de televisión por suscripción Investigation Discovery como parte de la serie FBI: Persecución Criminal. Esta terrible historia empezó cuando un pescador descubrió el cuerpo de Riley Ann Sawyers en una isla de la costa de Galveston, Texas, el 29 de octubre de 2007.

¿Qué pasó antes de la muerte de Riley?

Kimberly dijo a las autoridades que los servicios de protección de menores se habían llevado a su hija. Ray Tuttoilmondo, del departamento del sheriff del condado de Galveston, investigó al respecto y luego manifestó dudar que protección de menores hubiese hecho tal cosa.

Kimberly acabó admitiendo que Royce la había obligado a escribir una carta falsa del departamento de protección de menores de Ohio. En este documento falso se indicaba que les quitarían la custodia de Riley.

Kimberly, en mayo de 2007, presentó una denuncia donde afirmaba ser víctima de abuso por parte de Robert Sawyers, padre de la niña. Tras la denuncia, Kimberly abandona Ohio. A Kimberly se le concedió la custodia de Riley, mientras que a Robert se le concedieron derechos de visita. Después de eso, Kimberly y Riley desaparecieron.

El cuerpo

Fue en una pequeña isla en la bahía de Galveston donde un pescador, el 29 de octubre, descubrió una caja cerrada que había sido abandonada. Dentro estaba el cuerpo de una niña con una herida en la cabeza. Llevaba una falda rosa de Target, una camiseta rosa y unas zapatillas blancas brillantes con flores moradas.

Cuando se encontró el cuerpo, los investigadores tenían pocos elementos para identificarla. Llamaron a Lois Gibson, una renombrada artista forense, que creó un boceto de cómo se vería la niña en vida. A falta de nombre, los investigadores la llamaron Baby Grace o Bebé Gracia.

Durante un breve periodo, los investigadores consideraron la posibilidad de que el cuerpo fuese el de Madeleine McCann, una niña británica de 4 años cuya desaparición en un hotel turístico de Portugal en mayo de ese año había saltado a los titulares internacionales. Sin embargo, las autoridades rápidamente descartaron cualquier conexión con el caso.

La identificación de la víctima

La oficina del sheriff del condado de Galveston recibió cientos de pistas provenientes de todo el mundo. Una de ellas se refería a Sawyers, una niña que había sido vista por última vez en julio. Esto fue cuando Trenor supuestamente la entregó a alguien que le presentó documentos de custodia supuestamente legítimos.

Sin embargo, la desaparición de Sawyers nunca se denunció a la policía. La abuela de la niña manifestó a diferentes medios que ella y su familia no se habían visto ni habían hablado con Riley desde el 25 de mayo de 2007.

Gracias a los bocetos de Baby Grace hechos por la policía, Sheryl Sawyers, el 07 de noviembre de 2007, encontró que esta niña se parecía a Riley, su nieta. De inmediato, Sheryl contactó a la policía de Galveston y afirmó creer que la niña podía ser su nieta. La policía no tardó en pedir muestras de ADN a Robert y Sheryl Sawyers, quienes vivían en Ohio y debían enviar las muestras a Texas. Esto tuvo lugar el 20 de noviembre de 2007. Los resultados de las muestras de ADN, que salieron el 30 de noviembre, pusieron en evidencia que los restos encontrados pertenecían a Riley Ann Sawyers.

Detención y confesión

Las detenciones se produjeron en noviembre, casi un mes después de que se hallara el cadáver. Kimberly Trenor y Royce Zeigler fueron detenidos y acusados de lesiones a un menor y manipulación de pruebas físicas. Su fianza se fijó en 350.000 dólares para cada uno.

El 23 de noviembre de 2007, Kimberly hizo una declaración grabada en vídeo en presencia de su abogado en la que relató su papel en la muerte de su hija.

Kimberly declaró que ella y Royce Zeigler, para ese entonces su marido, golpearon con un cinturón a Riley y que después la niña estuvo de cabeza dentro del agua de la bañera, sostenida por ellos. Luego, Royce tomó por el pelo a Riley para lanzarla al otro lado de la habitación. Esto hizo que Riley se golpeara en la cabeza contra el suelo.

Todo este sufrimiento de Riley Ann a manos de Kimberly y Royce, su madre y padrastro, fue porque la niña “no aprendió a decir ‘por favor’, ‘gracias’ y ‘sí, señor’ lo suficientemente rápido”, afirmó Kimberly.

Kimberly Dawn Trenor le contó a la policía cómo murió Riley. Expresó que después de su muerte fueron a Walmart a comprar lo que necesitarían para deshacerse de su cuerpo: un contenedor azul con bisagras y ruedas, una pala, mezcla de hormigón, guantes de látex, lejía, una cadena y un clip para bloquear la cadena.

Según las investigaciones, Kimberly y Royce pusieron a Riley en el contenedor y la mantuvieron en un cobertizo durante unos dos meses. El contenedor fue transportado a la vía fluvial de Galveston, donde la arrojaron. La visión del contenedor flotando en alta mar sería la última vez que Kimberly vería a su hija.

Cierre del caso

Ya estando en la cárcel, Kimberly dijo que, después del asesinato, Royce intentó suicidarse dejando una nota que decía: “mi esposa es inocente de los pecados que he cometido”.

El jurado declaró que Kimberly era culpable de asesinato y la condenó a cadena perpetua sin posibilidad de rebajas en su pena. Kimberly está detenida en la unidad de Mountain View en Gatesville, Texas. Royce corrió con la misma suerte y está detenido en la unidad Wallace Pack cerca de Navasota, en Texas.

Según las noticias, el padre biológico de Riley, Robert Sawyers, lloraba mientras hablaba y recordaba a su hija. Decía que era una niña a la que le encantaba divertirse y que tenía una gran imaginación para su edad. Robert dijo que Riley Ann podía jugar con cualquier cosa y divertirse con ella.

También expresó que Riley era activa e, incluso, hiperactiva, pero que era una niña muy educada. A Riley le gustaba jugar con la manguera en el patio y regaba el patio hasta que todo estaba empapado. La madre de Robert dijo que tanto ella como su familia quedaron desolados cuando se enteraron de la muerte de la niña.

En 2011, Investigation Discovery presentó el caso con detalles del asesinato de Riley Ann Sawyer en su serie FBI: Persecución Criminal, donde rindieron sentido homenaje la niña.

Fuentes

mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados