Todo sobre el Dios Sol Inca Apu Inti

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

El Sol ha sido venerado por incontables civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad. Esto no resulta para nada sorprendente, considerando que, además de ser el centro de nuestro sistema solar, el Sol es, de hecho, la principal fuente de energía de la Tierra. Sin el Sol, la vida no existiría sobre nuestro planeta. De hecho, el propio planeta Tierra no existiría.

En un mundo de cambio constante en el que los seres humanos hemos tenido que adaptarnos a condiciones cambiantes en nuestro entorno, la luz y el calor que nos brinda el Sol de manera predecible e inexorable día tras día es una fuente de consuelo y tranquilidad que tanto antiguos como contemporáneos sabemos agradecer. Quizás sea por esto que tantas culturas ancestrales han considerado al sol como un dios. Tal es el caso de la cultura Inca, una de las civilizaciones precolombinas más avanzadas de la historia del continente americano.

¿Quiénes eran los Incas?

Lo que hoy conocemos como la cultura Inca se refiere a un conjunto de cientos de etnias indígenas que habitaron la región centro occidental de América del Sur denominada Tahuantinsuyo entre los años 1438 y 1535 y que estaban sometidas a un sistema de gobierno a cuyo líder se le denominaba Inca. Esta cultura surgió en Cuzco y fue la civilización precolombina más importante del Perú, llegando a sumar, en su máximo apogeo, un total de aproximadamente 15 millones de habitantes.

La cosmovisión de los Incas

Como puede suponerse, al estar formados por un grupo tan diverso de etnias indígenas, existió entre la cultura Inca una gran variedad de religiones o cosmovisiones distintas. En este sentido, existía una gran multitud de dioses particulares a cada región, etnia e incluso, en algunos casos, dioses personales. De más está decir que estas culturas eran todas politeístas (es decir, adoraban varios dioses), haciendo la descripción de la cosmovisión Inca como cultura prácticamente imposible.

Sin embargo, sí podemos enfocarnos en la cosmovisión de los líderes de esta cultura, es decir, de las personas que ostentaban el poder dentro de esta compleja sociedad, i.e., los Incas. La religión de estos Incas también era politeísta, y existía toda una jerarquía de dioses dentro de su cosmovisión, entre los cuales el Sol ocupaba un puesto prominente bajo el nombre de Apu Inti, en la mayor parte del imperio, y Apu P’unchau o Dios Día en otras partes.

Apu Inti y la familia real

La palabra inca tiene el mismo significado que rey o emperador. Como sucede en muchas culturas monárquicas antiguas, los Incas gobernantes y sus familias se creían ser descendientes del dios Inti. De hecho, según la mitología Inca, se creía que el primer Inca, llamado Manco Capac, era hijo de Apu Inti y su hermana y también diosa Mamaquilla, por lo que sus hijos y demás descendientes también lo eran descendientes de los dioses. Esto les daba al inca reinante un aura de divinidad que legitimaba su derecho a gobernar frente a las etnias que conquistaban durante su expansionismo.

Para cimentar aún más su poder a lo largo y ancho del vasto imperio, y, además, para poder administrarlo de manera efectiva, los incas hacían erigir un templo a Apu Inti en cada ciudad o asentamiento que conquistaban. No obstante, y de manera muy inteligente, adoptaban a algunos de los dioses locales para facilitar la adopción de sus propias deidades entre la población conquistada, aunque siempre subordinando las deidades locales a Inti y los demás dioses principales.

¿Qué representaba Apu Inti para los incas?

Sería fácil asumir que Inti era para los incas el dios creador del universo. Sin embargo, esto no era así. De hecho, según algunos investigadores, no hay evidencias de que la cosmovisión inca incluyera a un dios creador y consideran que la idea de Viracocha como dios creador y padre de Apu Inti no es más que una invención de algunos cronistas históricos.

No era tampoco el dios más importante, aunque pertenecía al grupo de dioses más importantes para los incas. Estos también veneraban a otros dioses que incluían a Pachamama (la diosa madre de la tierra), Illapa (el dios del rayo y del trueno), Mamacocha (madre de las aguas o diosa del mar), Mamquilla (o madre luna), Wakon (el dios del viento) y otros muchos más.

La importancia de Inti surgía de su interrelación con los demás dioses de la mitología inca y con la importancia que para esta cultura representó la agricultura.

Para los incas, Inti, o el dios Sol, representaba el dios de la fertilidad de la tierra. Consideraban, acertadamente, por cierto, que el Sol era la fuente de la vida que proporcionaba el calor y la luz necesarios para el crecimiento y desarrollo de los cultivos de los cuales dependían.

El Inti Raymi: La Fiesta al Sol

Ahora veamos cómo los incas veneraban al Sol. Para empezar, todos los años, durante el solsticio de invierno (que para el hemisferio Sur cae el 21 o 22 de Junio, y coincide con el solsticio de verano en el hemisferio Norte), los incas celebraban la Fiesta al Sol o Inti Raymi. Este era uno de los eventos religiosos más importantes en todo el imperio inca y que se conmemora aún hoy en día, aunque por razones distintas.

Apu Inti Raymi: Fiesta al dios sol inca

Esta celebración la instauró el inca Pchacútec en 1430, se llevaba a cabo en Cuzco en presencia del Inca reinante y duraba alrededor de 15 días. Durante este tiempo, se llevaban a cabo sacrificios, danzas y todo tipo de actividades ceremoniales. El último Inti Raymi oficial celebrado por los incas en Cuzco en presencia del Inca se dio en 1535, dos años después de que el hermano de Atahualpa, Manco Inca, le traicionara y se aliara con Pizarro para conquistar la ciudad. La alianza entre Manco Inca y Pizarro duró poco, tras lo cual el inca comenzó una guerra para retomar la capital del imperio, pero nunca logró su objetivo. A pesar de esto, el Inti Raymi se siguió celebrando a lo largo y ancho del imperio, hasta que el virrey español, Francisco de Toledo, lo prohibió en 1572 por considerarlo una tradición pagana. Sin embargo, muchos incas la siguieron celebrándolo en secreto.

La conmemoración anual que se celebra hoy en día del Inti Raymi se la debemos, en parte, a Garcilaso de la Vega, un mestizo quien describió en detalle la tradición en su obra “Comentarios Reales,” y en parte a Faustino Espinoza Navarro, un escritor y actor peruano quien en 1944 llevó a cabo una reconstrucción histórica de las festividades. Desde entonces, se ha venido celebrando todos los años ininterrumpidamente.

La entrada del Inca a la capital

Según narra de la Vega, el Inti Raymi comienza en el centro religioso de Cuzco, en el templo de Qoricancha, el mayor templo dedicado a Apu Inti en todo el imperio del Tahuantinsuyo.  La ceremonia luego continúa en la plaza de armas de la ciudad, donde las autoridades esperan solemnemente el amanecer del primer día del año inca.

Esta entrada estaba marcada por la entrada del Inca a la ciudad, específicamente a la explanada de Saqsayhuamán, precedido por un séquito que rociaba flores por el camino y un grupo de hombre que espantaba los malos espíritus armados de escobas de paja. Otro rasgo distintivo de la ceremonia era el hecho de que el inca siempre iba acompañado de un kumillo, una especie de sirviente cuyo trabajo era proporcionar sobra por medio de una sombrilla multicolor hecha de plumas exóticas.

La ceremonia del fuego nuevo

Entre las distintas ceremonias llevadas a cabo durante el Inti Raymi, tiene especial significancia la ceremonia del fuego nuevo. Durante esta ceremonia, se dejaba extinguir todos los fuegos en los hogares de la ciudad, tras lo cual el inca encendía una gran fogata en el centro de la plaza de armas. Los habitantes de Cuzco luego llevaban este “fuego nuevo” y lo utilizaba para encender de nuevo sus fogones, a manera de rito de renovación tras el inicio del nuevo ciclo solar.

Referencias

Cartwright, M. (2022, 23 julio). Inti. Enciclopedia de la Historia del Mundo. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12505/inti/

Cusco Perú. (2022). Inti Raymi. CuscoPeru.com. https://www.cuscoperu.com/es/festividades-y-eventos/mayo-junio/inti-raymi

Desperta Ferro Ediciones. (2020, 6 julio). La conquista del Perú – Desperta Ferro Historia Moderna n.o 37. https://www.despertaferro-ediciones.com/revistas/numero/historia-moderna-37-la-conquista-del-peru/

DHWTY. (2017, 8 enero). Inti, el dios del Sol de los incas: hijo de Viracocha y antepasado de los primeros reyes del Imperio inca. Ancient Origins España y Latinoamérica. https://www.ancient-origins.es/noticias-general-mitos-leyendas-americas/inti-el-dios-sol-los-incas-hijo-viracocha-antepasado-los-primeros-reyes-imperio-inca-003971

Histeria Del Perú. (2020, 31 diciembre). El misterio de EL SOL de los incas | INTI. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=l6xClC6gsz8

Mitología.Info. (2020, 18 mayo). INTI » El dios del sol Inca. https://www.mitologia.info/inti/

Perú Travel. (2020, 2 junio). Inti Raymi: la fiesta más importante del Imperio Incaico. https://www.peru.travel/es/masperu/inti-raymi-la-fiesta-mas-importante-del-imperio-incaico

Rivas, M. (2018, 12 mayo). Conocer cómo era la adoración al Dios Sol del antiguo imperio inca. Viajestic. https://www.lasexta.com/viajestic/espectacular/conocer-como-era-la-adoracion-al-dios-sol-del-antiguo-imperio-inca_201805125af862740cf2d534706cb8a5.html

mm
Israel Parada (Licentiate,Professor ULA)
(Licenciado en Química) - AUTOR. Profesor universitario de Química. Divulgador científico.

Artículos relacionados