Conoce a Spencer Silver y Arthur Fry: los inventores del Post-it®

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

El Post-it® o nota adhesiva es uno de los productos más exitosos de la conocida empresa trasnacional 3M Company, anteriormente conocida como la Minnesota Mining and Manufacturing Company. Esta corporación multinacional estadounidenses es, actualmente, una de las empresas más grandes del mundo. Se trata de pequeños trozos de papel para escribir notas que poseen una tira de material adhesivo que permite pegarlas y despegarlas fácilmente de diferentes superficies.

Los Post-its son las notas de colores vibrantes que utilizamos a diario en la casa, en el estudio y en el trabajo para:

  • Dejar recordatorios a los demás o a nosotros mismos
  • Marcar las páginas de un libro
  • Marcar las hojas de un contrato
  • Para crear piezas de arte contemporáneo y mucho más

Para el año 2000, la línea ya contaba con Post-its de 27 tamaños diferentes, 18 colores y hasta 20 fragancias distintas. Además, existían diferentes tipos de dispensadores para usar con los distintos modelos de notas adhesivas. Hoy en día, la línea se ha diversificado aún más, y la marca Post-it ya cuenta con más de 1.000 productos diferentes, incluyendo superficies para escribir con marcadores y aplicaciones para dispositivos móviles para la colaboración y el trabajo en equipo.

Conoce a Spencer Silver y Arthur Fry: los inventores del Post-it

Más que un producto nuevo, la invención del Post-it representó el desarrollo de una nueva forma de comunicación y de registro de información. Estos ubicuos trozos de papel llevan más de cuarenta años en el mercado y están disponibles en la mayoría de los países a nivel mundial. Su historia es un ejemplo de la combinación perfecta entre ingenio, suerte e intuición, tanto desde el punto de vista de investigación y desarrollo de productos, como de técnicas de mercadeo.

A continuación, veremos cuándo, quién, cómo y por qué se inventaron los Post-it o notas adhesivas. También veremos cómo ha sido la historia de su desarrollo desde que se inventó el adhesivo que los caracteriza en 1968 y se lanzó la primera versión del producto al mercado en 1980.

1968 – La historia de Spencer Silver y su nuevo adhesivo

La historia del Post-it comienza con un poco de suerte mezclada con mucha visión. El ingrediente más importante de los Post-its es el adhesivo. En 1968, Spencer Silver, licenciado en química de la Universidad Estatal de Arizona y Ph.D. en química orgánica, trabajaba como investigador en los laboratorios de la empresa 3M. Originalmente, intentaba de desarrollar un nuevo adhesivo más fuerte que los demás, pero, en su lugar, dio con la fórmula de un adhesivo muy débil que se podía pegar y despegar fácilmente.

El descubrimiento de Silver consistió en una sustancia nueva formada por una serie de microesferas que se adherían firmemente al papel y otras superficies, pero que podía despegarse sin dejar residuos y sin mucho esfuerzo. A pesar de ser el resultado contrario la que estaba buscando, su intuición le decía que se había topado con algo nuevo e importante. Tenía la sensación de que este adhesivo podría utilizarse en muchas aplicaciones, pero no lograba imaginarse exactamente para qué.

Increíblemente, Silver pasó los siguientes cinco años dando seminarios sobre sus microesferas a los demás investigadores de 3M y reuniéndose con ellos, siempre intentando encontrar a alguien que le sugiriera una idea de cómo sacar provecho a su invención.

De acuerdo a su propio recuento de los hechos, Silver pasó a conocerse entre sus colegas como el Señor Persistente, ya que no se daba por vencido. De más está decir que esta persistencia valió la pena.

1973 – El momento ¡eureka! de Arthur Fry

Tras cinco años abogando por las microesferas, prácticamente todo el equipo de investigadores de los laboratorios centrales de la 3M estaba familiarizado con la invención de Silver. Uno de esos miembros del equipo era Arthur Fry, quien, además de ser un ingeniero químico graduado de la Universidad de Minnesota con dotes de inventor, también era cantante en el coro de su iglesia.

Como buen inventor, Art siempre buscaba maneras ingeniosas para resolver sus problemas y los de los demás. Un problema que le resultaba particularmente frustrante era el de marcar las páginas del libro donde se encontraban los himnos que cantarían durante el servicio religioso. Fry acostumbraba a marcar las hojas con pequeños trozos de papel, pero le sucedía con demasiada frecuencia que, al abrir el libro en búsqueda de los himnos, todas las marcas se habían caído al suelo.

Fue en uno de esos momentos de frustración en el que se le iluminó la mente al recordar el adhesivo de microesferas que había visto en un seminario de Silver. En un momento de ¡eureka! Fry colocó una capa delgada de adhesivo en el borde de uno de los trozos de papel que utilizaba como marcador de libros… y así nacieron las notas adhesivas Post-it.

1973-76 – Desarrollo del producto

Fry le presentó su idea a Silver y ambos se embarcaron en el desarrollo del producto cuya intención inicial era la de actuar como marca libros reutilizable. Sin embargo, al poco tiempo Silver y Fry se descubrieron usando los pequeños trozos de papel para dejarse notas y mensajes a sí mismos y entre sí, con lo que reconocieron el verdadero potencial de su invención como una nueva forma de comunicación y de toma de notas.

Sin embargo, había un problema: si se trataba de adherir dos superficies del mismo material (por ejemplo, dos hojas del mismo tipo de papel), el adhesivo podía quedarse adherido a cualquiera de las dos superficies al momento de separarlas. La solución a este problema la aportaron Henry Courtney y Roger Merrill, otros trabajadores de 3M, quienes encontraron una manera de hacer que las microesferas se adhirieran permanentemente a una de las hojas de papel.

Para demostrar su utilidad y efectividad, Fry y Silver tomaron la sede principal de 3M como campo de prueba para el nuevo producto. Al cabo de poco tiempo, todos los empleados estaban encantados con las notas adhesivas y las utilizaban para todo tipo de funciones organizativas y para mejorar el flujo de información en la empresa.

Esto consolidó aún más el producto y lo dejó listo para una prueba real de mercado.

1977 – Al borde del abismo: Pruebas preliminares de mercado para el Press ‘n Peel

En un principio, el Post-it salió al mercado en cuatro ciudades bajo el nombre comercial Press ‘n Peel, que se traduce como Presionar y Pelar. El nombre original hacía referencia al hecho de que las notas se adhieren presionándolas con el dedo contra una superficie plana. Sin embargo, por tratarse de un producto revolucionario y completamente nuevo, los consumidores no sabían qué hacer con los Press ‘n Peel, por lo que las pruebas de mercado no resultaron como la empresa esperaba.

1978 – Un nuevo estudio de mercado: el Boise Blitz

Los resultados iniciales de mercado para el Press ‘n Peel fueron tan inesperadamente malos que 3M casi cancela el producto por completo. Entonces, en 1978, 3M llamó a la caballería para estudiar el mercado con mayor profundidad: su experimentado equipo de mercadeo.

La estrategia consistió en cambiar el nombre del producto a Post-it y regalar muestras gratuitas a consumidores del centro de la ciudad de Boise, en el estado de Idaho, para ver si probar el producto antes de comprarlo mejoraba su percepción y hacía que fuera más probable que lo compraran. El resultado en este caso tampoco resultó ser lo que esperaban, aunque por las razones opuestas a las pruebas anteriores. Jamás se hubieran imaginado un éxito tan impresionante como lograr que el 90% de los consumidores que probaron el Post-it dijeran en una encuesta que sin dudarlo comprarían el producto.

Esta estrategia resultó tan abrumadoramente exitosa que incluso se bautizó con su propio nombre, el Boise Blitz, que se traduce como el Bombardeo de Boise. El Boise Blitz demostró que el Post-it era un producto que los consumidores necesitaban desesperadamente pero que aún no lo sabían.

1980 –3M oficialmente lanza Post-it® al mercado norteamericano y es un éxito inmediato

Luego del éxito del Boise Blitz, 3M lanzó oficialmente Post-it a nivel nacional en Estados Unidos el 6 de abril de 1980. Al igual que sucedió en Boise, el producto fue una sensación y se convirtió en un éxito de la noche a la mañana.

Además de las estrategias de mercadeo implementadas por 3M, los analistas también atribuyen una parte importante del éxito del producto a la autopromoción. Esto se debe a que los consumidores que recibían de sus colegas u otras personas una nota o encontraban un Post-it marcando la página de un libro o un contrato, inmediatamente sentían curiosidad y salían corriendo a comprarse su propio taco de notas autoadhesivas.

1981-82 – Silver, Fry y el resto del equipo de Post-it son premiados en la compañía

Por su contribución a la empresa, Silver, Fry y los demás miembros del equipo de Post-it reciben el premio 3M Golden Step Award en 1981 y nuevamente en 1982. En 1981 también recibieron el Premio 3M al Producto Nuevo Sobresaliente. A pesar de estos honores, los inventores originales, Silver y Fry, frecuentemente admiten que su mejor premio siempre ha sido haber creado un producto que ha ayudado a tanta gente alrededor del mundo.

1990 – Post-it celebra su décimo aniversario

Después de diez años en el mercado, este producto, en apariencia tan simple y además tan económico, aparece en la lista de los productos de consumo más importantes de la década. El equipo de desarrollo de productos Post-it no se detiene, desarrollando nuevos productos relacionados cada año.

2000 – 3M registra la marca Post-it ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos

Luego de 20 años en el mercado, la empresa 3M finalmente registra la marca Post-it. Para este momento la marca ya cuenta con más de 1.000 productos autoadhesivos para diferentes aplicaciones, muchas de ellas relacionadas con el trabajo ágil y colaborativo en equipo.

Conoce a Spencer Silver y Arthur Fry: los inventores del Post-it

2000 en adelante

La historia de las notas autoadhesivas no termina con el surgimiento de la tecnología móvil y las aplicaciones de toma de notas digitales. De hecho, en una movida muy astuta y sabiendo que a las personas aún les gusta tomar notas a mano, 3M se asoció con la empresa Evernote para crear un sistema que permite fotografiar y escanear las notas tomadas a mano y digitalizarlas de manera rápida y eficiente.

Más adelante, 3M lanzó su propia aplicación, la Post-it App, que cumple una función similar, pero con la adición de reconocimiento de caligrafía manual y la integración con otras aplicaciones de productividad profesional para facilitar la toma de notas, su digitalización y organización, y para compartirlas más fácilmente.

Referencias

3M Company. (s. f.). History Timeline: Post-it® Notes. https://www.post-it.com/3M/en_US/post-it/contact-us/about-us/

Lavanger, J. (2016, 7 noviembre). Post-it Notes. MNOPEDIA. https://www.mnopedia.org/thing/post-it-notes

RTVE.ES. (2013, 22 septiembre). ¿Cómo se inventaron las notas adhesivas? https://www.rtve.es/noticias/20130922/como-se-inventaron-notas-adhesivas/749100.shtml

Suárez, K. (2019, 7 agosto). ¿Cuál es la historia detrás de los Post-it? Canal Trece. https://canaltrece.com.co/noticias/historia-post-it/

Vieda, M. (s. f.). La historia detrás de los Post-It. UNAM. http://fcaenlinea1.unam.mx/anexos/1213/documentos/u3_act_loqueaprendi_2016.pdf

mm
Israel Parada (Licentiate,Professor ULA)
(Licenciado en Química) - AUTOR. Profesor universitario de Química. Divulgador científico.

Artículos relacionados