Perfil del asesino en serie de costa a costa, Tommy Lynn Sells

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Tommy Lynn Sells fue un asesino en serie estadounidense conocido también como “el asesino de costa a costa” o el “asesino a campo traviesa” debido a que cometió muchos de sus crímenes mientras viajaba por el país, en puntos muy lejanos entre sí. Aunque solo se lo sentenció por un asesinato, se cree que en realidad mató a más de 70 personas en diferentes lugares de Estados Unidos.

Origen y familia

Desde su infancia, la vida de Tommy Lynn Sells estuvo surcada por tragedias y traumas. Nació el 28 de Junio de 1964 en California, Estados Unidos junto a una hermana gemela, Tammy Jean. Su madre, Nina Sells, era una madre soltera que tenía otros tres hijos.

A los 18 meses de vida Tommy y Tammy tuvieron meningitis. Lamentablemente, Tammy no sobrevivió. Al poco tiempo, la madre de Sells lo envió a vivir con una de sus tías en otro estado, Bonnie Walpole. Allí pasó su primera infancia, hasta los cinco años, aparentemente en un entorno saludable y afectuoso. Cuando su madre se dio cuenta de que su tía quería adoptarlo, fue a buscarlo. Ahí empezó una nueva fase de tragedias en la vida de Tommy.

Infancia y adolescencia

Sells no asistió a la escuela de manera regular. Según su propio testimonio, empezó a consumir alcohol a los siete años. Más tarde también se volvió adicto a diferentes drogas tales como heroína y marihuana.

A los ocho años comenzó a relacionarse con Willis Clark, que era pedófilo y abusó sexualmente de él. Supuestamente, la madre de Tommy aceptaba esta relación.

Cuando tenía diez años, Sells dejó de asistir a la escuela y causó varios incidentes, además de consumir drogas y alcohol. A sus trece años, la madre de Sells lo abandonó, llevándose a sus otros hermanos.

A pesar de que años después se volvió a encontrar con su familia, la relación duró poco tiempo. En 1981, su madre lo echó tras acusarlo de intentar tener sexo con ella.

Prímeros crímenes

Aunque no hay evidencias del inicio concreto de sus crímenes, se cree que cometió su primer asesinato a los quince años.

Sin un hogar fijo, Sells comenzó a viajar de pueblo en pueblo, realizando pequeños trabajos. Además de asesinatos, cometió otros delitos como abusos sexuales, robos, agresiones y conducir bajo los efectos del alcohol.

En los años siguientes cometió todo tipo de asesinatos, matando no solo a hombres y mujeres adultos sino también a niños. Uno de sus primeros crímenes fue el asesinato de un hombre llamado John Cade, en 1979.

Crímenes entre 1980 y 1985

Tommy Lynn Sells cometió múltiples crímenes entre 1980 y 1990. Si bien algunos de ellos se comprobaron, y otros fueron admitidos después por el propio Sells, muchos de ellos se le atribuyen a él aunque no haya pruebas concretas. En orden cronológico, sus crímenes durante estos años fueron:

  • En 1983 mató a una mujer y su hijo con un bate de béisbol.
  • Un año después, robó un automóvil y lo sentenciaron a dos años de prisión. Sin embargo, obtuvo la libertad condicional antes de cumplir su condena. Ese mismo año le disparó a un hombre en la localidad de San Luis (St. Louis), supuestamente en defensa propia. 
  • En los años posteriores estuvo hospitalizado por sufrir una sobredosis de heroína. También robó otro automóvil y se cree que asesinó a Jennifer Duey, una joven de veinte años.
  • También se le atribuye la muerte de Michelle Xavier, de diecinueve años, a quien encontraron degollada.

Crímenes entre 1986 y 1990

En este período, Sells pasó algún tiempo en prisión y rehabilitación, pero sus crímenes continuaron:

  • En 1987, mató a Stefanie Stroh, de veinte años. Ese mismo año asesinó a Suzzanne Korcz, de veintisiete años. También se cree que mató brutalmente a la familia Dardeen, compuesta por Keith Dardeen, su esposa Elaine, su hijo pequeño y su hija recién nacida.
  • Durante 1988 cometió varios crímenes: mató a Ken Lauten en Arizona, en una disputa por drogas. Un tiempo después, en Utah asesinó a una mujer y a su hijo de tres años. Más tarde, robó un coche, y violó y mató a Melissa Trembly, de once años, en Masachusetts.
  • En 1989 asesinó a dos mujeres, una prostituta y una joven de veinte años. En Roseburg mató a una mujer que hacía autostop. Además, mientras trabajaba en uno de sus empleos temporales, le robó a su jefe y estuvo en la cárcel por dos semanas. Ese mismo año también fue acusado de embriaguez pública y se lo obligó a asistir a un programa de desintoxicación alcohólica.
  • En 1990 fue arrestado nuevamente por el robo de un vehículo y estuvo preso hasta 1991 en el estado de Wyoming. Durante su estadía en prisión se le realizaron pericias psicológicas y se le diagnosticaron varios trastornos mentales, entre los que se incluían: trastorno límite de la personalidad, trastorno antisocial, trastorno esquizoide, psicosis, trastorno depresivo, trastorno bipolar y abuso de sustancias tóxicas.

Crímenes entre 1991 y 1999

En estos años, sus crímenes fueron cada vez más frecuentes y violentos, y la mayoría de sus víctimas fueron niños:

  • En Florida, en 1991, asesinó a Teresa Hall y a su hija de cinco años.
  • Un año después, en Carolina del Sur, lo arrestaron de nuevo por embriagarse en la vía pública. Más tarde volvió a estar preso por violar, golpear y apuñalar a una joven de veinte años. Sin embargo, lo liberaron en 1997.
  • Ese mismo año, atacó a Julie Rea Harper en Illinois y apuñaló a Joel Kirkpatrick, de diez años, hasta matarlo. En Misuri, secuestró, violó y estranguló a Stephanie Mahaney, de trece años.
  • Durante su confinamiento se casó con una mujer llamada Nora Price. Tras quedar en libertad en 1997, vivió un tiempo con ella en Tennessee; sin embargo, la abandonó poco tiempo después y continuó sus viajes.
  • En 1999 cometió varios crímenes. Violó y asesinó a Debbie Harris, de veintiocho años y a Ambria Harris, de ocho años. Además, violó y estranguló a Mary Perez, de nueve años. En Kentucky, violó y asesinó a Haley McHone, de trece años. En Wisconsin, fue arrestado por embriaguez y alteración del orden.
  • Mató a Bobbie Lynn Wofford, de catorce años, en Oklahoma.
  • En Texas, asesinó a Katy Harris, de trece años, e intentó matar a Krystal Surles, de diez años, quien milagrosamente sobrevivió al ataque y se convirtiría después en una testigo clave durante la investigación que daría con Tommy Lynn Sells.

Caso clave en la investigación

Ese 31 de diciembre de 1999, la pequeña Krystal Surles estaba en la casa de su amiga Katy Harris. Sells entró a la habitación donde estaban las niñas y les cortó las gargantas. Katy murió en el acto, pero Krystal logró sobrevivir fingiendo estar muerta. Tras pedirle ayuda a un vecino pudo recibir atención médica y, más tarde, reconocer y declarar contra Sells. Krystal también ayudó a realizar un boceto con la cara del asesino y a identificarlo.

Dos días más tarde, es decir, el 2 de enero de 2000, las autoridades arrestaron a Sells en la casa rodante que compartía con su esposa y sus hijos. No opuso resistencia al arresto ni preguntó sobre el motivo de su detención. 

Durante su interrogación confesó haber asesinado a Katy y haber intentado matar a Krystal. En los meses posteriores, también admitió haber matado a otros hombres, mujeres y niños en varias partes del país.

Confesiones, sentencia y muerte

El 18 de septiembre de 2000 empezó el juicio en contra de Sells. Sells se declaró culpable y fue condenado a muerte por el asesinato de Katy Harris y el intento de asesinato de Krystal Surles.

En 2003 también se declaró culpable de estrangular y matar a Mary Perez, delito por el que fue condenado a cadena perpetua. Asimismo, fue acusado de otros crímenes, pero no recibió más sentencias porque en algunos casos no hubo suficientes pruebas y no pudo comprobarse su participación en los otros.

En el año 2002 la escritora Diane Fanning empezó a comunicarse con Sells a través de cartas, mientras este esperaba su ejecución en Texas. En una de ellas, Sells confesó haber asesinado a Joel Kirkpatrick. Su madre, Julie Rae Harper, había sido declarada culpable de su asesinato y estaba cumpliendo su condena en prisión. Esta confesión permitió la posterior liberación de Julie.

Después de varios años en la cárcel y sin realizar ninguna otra declaración, finalmente Tommy Lynn Sells fue ejecutado en Texas el 3 de abril de 2014, por medio de una inyección letal.

Bibliografía

  • Harrington, R. The brutal texan: the shocking true story of serial killer Tommy Lynn Sells. (2018). Roger Harrington.
  • Jota de Hoces. Asesinos Made in USA: Asesinos en Serie Americanos. (2019). España. Jota de Hoces.
  • Fanning, D. Through the window: the terrifying true story of cross-country killer Tommy Lynn Sells. (2012, audiolibro).
  • https://www.lavanguardia.com/sucesos/20201127/49733439289/tommy-lynn-sells-vagabundo-psicokiller-asesino-costa-a-costa-crimenes-azar-las-caras-del-mal.html
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados