¿Cómo se escribe un “gancho” de apertura para un ensayo?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Para escribir un “gancho” o introducción de un ensayo es necesario tener en cuenta algunas cuestiones. Primero, la introducción debe capturar la atención del lector y atraerlo para despertar su curiosidad. Por consiguiente, debe constar de frases interesantes, entretenidas y que den un adelanto del tema que se va a desarrollar en el ensayo.

Qué es un ensayo

El ensayo es un género literario que se caracteriza por ser un escrito académico que analiza o evalúa determinado tema. Generalmente, en el ensayo se utiliza un tono formal y libre de sarcasmo, vocabulario coloquial y humor.

El destinatario de un ensayo es un lector que no conoce a fondo el tema a desarrollar. El ensayo también se utiliza comúnmente como evaluación para los estudiantes, como herramienta mediante la cual deben demostrar sus conocimientos.

Por consiguiente, el ensayo debe reunir ciertas cualidades: tener un contenido relevante, estar bien documentado y organizado, y obviamente, reflejar un uso correcto del lenguaje.

Partes de un ensayo

Un ensayo tiene tres partes principales: introducción, cuerpo o nudo, y conclusión. Cada una de estas partes presenta características definidas que permiten el desarrollo organizado y efectivo del tema.

  • Introducción: es el primer contacto con el lector. Indica el propósito que tiene el escritor al realizar el ensayo, introduce el tema y sugiere cómo seguirá el ensayo. También se conoce como “gancho” o “apertura”, porque es lo que “enganchará” al lector para continuar con la lectura.
  • Nudo o cuerpo: en esta parte de desarrolla todo lo que se dejó entrever en la introducción. Aproximadamente, cada aspecto de la tesis ocupará un párrafo del ensayo y dependerá de los argumentos que desee utilizar el escritor. En general, el ensayo académico se puede basar en:
    • la exposición de hechos con su debida documentación.
    • el análisis o descripción de un tema.
    • la comparación y el contraste.
    • el uso de otras estrategias donde se incluyen las definiciones, las clasificaciones, o la causa y efecto.
  • Conclusión: es el último párrafo del ensayo y debe repasar las ideas o temas que se presentaron en la introducción. Incluye un breve resumen y finaliza con una frase que remarque el punto clave del ensayo.

Introducción o gancho de apertura

El gancho de apertura suele aparecer en la primera oración de la introducción. Puede ser una cita, estadísticas, palabras famosas u otra frase que despierte el interés del lector. Además, el gancho de apertura debe elaborarse teniendo en cuenta algunas características:

  • Puede incluir estrategias como:
    • la sorpresa o hechos imprevistos.
    • basarse en información que el lector ya conoce.
    • contradecir una idea aceptada.
    • producir suspenso.
  • Su extensión puede ser de un párrafo o dos.
  • Debe brindar una breve introducción al tema.
  • Puede indicar el orden en el que se desarrollará el ensayo.
  • Puede ser una frase que responda a la pregunta o cuestión sobre la cual se tratará el ensayo.

A continuación veremos una serie de tesis correspondientes a preguntas concretas.

Cómo escribir la introducción de un ensayo

Para poder escribir un ensayo con una introducción efectiva e interesante es importante seguir una serie de pasos. Primero, es esencial prepararse antes de la redacción. Para ello, es necesario entender bien cuál es el objetivo del ensayo y tener en cuenta el perfil del lector. También seleccionar un tema específico y realizar una investigación previa. Luego, se debe hacer una declaración de tesis y crear un esquema que servirá como guía para el desarrollo del ensayo.

Una vez realizados los pasos anteriores, se puede comenzar la redacción, escribiendo la introducción, desplegando los argumentos y evidencias y finalizando con la conclusión.

Por último, también es importante revisar y evaluar nuevamente la organización del ensayo y el contenido de cada párrafo. Si es necesario, se deben corregir los errores gramaticales y ortográficos. Además, se debe comprobar que no haya habido plagio.

Cómo crear el gancho de apertura

Según lo mencionado antes, los ingredientes para la creación de la introducción o gancho de apertura son:

  • Captar el interés del lector. El gancho debe causar un gran impacto y lograr que la audiencia continúe con la lectura del texto. Para ello, se pueden utilizar estadísticas o frases audaces.
  • Proporcionar antecedentes y un contexto para el tema a desarrollar. Esto se puede hacer a través de una descripción general del tema, la cual permitirá ahondar en detalles más adelante.
  • Incluir el objetivo del ensayo y la declaración de la tesis. Esto brindará el enfoque que tendrá la redacción e indicará la posición del autor.
  • Señalar la organización del contenido, proporcionando una idea general de los contenidos que se explorarán en cada parte del ensayo.

En muchos casos, al finalizar la escritura del ensayo es importante revisar nuevamente el gancho y el resto de la introducción para comprobar que esté en línea con el resto de la redacción. Además, se puede realizar un último pulido o corrección, en caso de que sea necesario. Siempre es buena idea dar una última revisión al ensayo para ver si se nos pasó algún detalle.

Es común que la introducción se termine de escribir una vez que la organización de todo el ensayo está definida. Tampoco se debe olvidar la importancia del título del ensayo, que por sí mismo puede ser el principal gancho para captar al lector.

Bibliografía

mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados