Verbos progresivos en español

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

En la gramática del español existen más de 20 tiempos verbales, entre los que no se cuentan los tiempos progresivos, que sí existen en otras lenguas. En cambio, en castellano contamos con algo llamado perífrasis verbal, que es el equivalente al presente continuo o progresivo del inglés.

¿Qué es una perífrasis verbal?

Una perífrasis verbal, también conocida como estructura verbal, es una estructura gramatical compuesta por dos o más verbos que adquieren un nuevo significado cuando se usan juntos.

Por lo general, estas construcciones están compuestas por un verbo auxiliar en forma conjugada, una preposición relacionada con ese verbo y un verbo principal en forma impersonal (ya sea el infinitivo, el participio o el gerundio). Una perífrasis verbal puede expresar el comienzo, la duración o el final de una acción, así como la intención que la motiva. Una de las estructuras verbales más comunes en español es ir a + infinitivo, que es el equivalente de la estructura inglesa be going to + infinitivo.

Tipos de perífrasis verbales en la gramática española

Las estructuras verbales en español pueden dividirse en las siguientes tres categorías: estructuras con infinitivo, estructuras con gerundio y estructuras con participio.

Antes de presentar algunos ejemplos de estas categorías, recuerda que el verbo principal es el primer verbo que usa en una oración y que los verbos en infinitivo son aquellos terminados en -ar, -er e -ir y que, por tanto, no están conjugados (cantar, correr, reír son algunos ejemplos).

Estructuras verbales con infinitivo

Las estructuras verbales con infinitivo se forman con un verbo auxiliar + infinitivo. Pueden dividirse en estructuras modales (perífrasis modales), que tratan del modo, y estructuras temporales (perífrasis temporales), que tratan del tiempo. La mayoría de estas estructuras requieren una palabra de enlace entre el auxiliar y el infinitivo, normalmente una preposición o una conjunción.

Estructuras modales

En las estructuras modales, el verbo auxiliar expresa la actitud del hablante (obligación, necesidad, posibilidad, etc.) mientras que el infinitivo expresa la acción en sí. Estas son algunas de las estructuras más usadas:

  • Tener que + infinitivo. Expresa obligación, necesidad o deducción y es la más utilizada de las estructuras verbales. Ejemplo: tienes que estar en casa a las diez en punto.
  • Haber de + infinitivo. Expresa estar obligado a hacer algo. Ejemplo: has de tener más cuidado con esas tijeras, te puedes volver a cortar.
  • Haber + que + infinitivo. Expresa obligación de forma impersonal. Ejemplo: hay que llamar, puede que haya pasado algo.

Estructuras temporales

Las estructuras temporales sitúan la acción en el tiempo e indican hábito y repetición. Como mostramos a continuación, podemos organizar estas estructuras en función del momento en que se produce la acción. Algunos ejemplos:

  • Ir a + infinitivo. Denota una acción que ocurrirá en un futuro próximo. Ejemplo: te voy a enseñar las fotos favoritas de mi familia.
  • Acabar de + infinitivo. Significa una acción que acaba de terminar. Ejemplo: acaba de llamar a Jorge, ha dicho que llegará tarde.

Estas construcciones solo se utilizan en dos tiempos: el presente y el imperfecto.

Además, las estructuras verbales con infinitivo también pueden indicar que una acción está a punto de comenzar o que se produce de forma repentina.

  • Echarse a + infinitivo: se echó a reír sin motivo.
  • Ponerse a + infinitivo: se puso a dar saltos de alegría.
  • Romper a + infinitivo: rompió a llorar sin motivo.

También usamos ir a + infinitivo para:

Hablar de un acontecimiento futuro como resultado lógico u obvio de lo que conocemos en el presente.

  • El tren tiene un problema mecánico, va a salir con retraso (es obvio).
  • No comas tanto, vas a enfermarte (es lógico).

Informar de decisiones o planes o preguntar sobre las intenciones, decisiones y planes de otros:

  • Juan va a ir a la fiesta de Carmen.
  • El próximo semestre voy a estudiar más.
  • ¿Qué vas a hacer el próximo fin de semana?

Estructuras verbales con participio

Las estructuras verbales con el participio se forman con un verbo auxiliar + participio. El participio siempre concuerda en género y número con el sujeto (usando los verbos estar, quedar y andar, que expresan un estado) o con el objeto directo (usando los verbos dejar, tener, dar por y llevar, que expresan un resultado) y se usa de forma personal.

  • Estar + participio: Paco está mojado, jugó con agua.
  • Quedar + participio: esa inversión los dejó arruinados.
  • Andar + participio: mi tía siempre anda estresada por su trabajo.
  • Tener + participio: me esforcé tanto que ya tengo el carro pagado.
  • Dar por + participio: el juez dio por terminada la sesión.
  • llevar + participio: ese cantante lleva ganados muchos premios.

Estructuras verbales con gerundio

Las estructuras verbales con el gerundio se forman con el verbo auxiliar + gerundio. Estas estructuras dan información sobre una acción en curso y no incluyen ninguna palabra de enlace (como una preposición) entre el auxiliar y el gerundio.

  • Estar + gerundio. Acción en curso en el momento de hablar. Ejemplo: estoy mirando las últimas noticias.
  • Ir + gerundio. Progresión gradual de una acción. Ejemplo: el sombrero estaba rodando.
  • Venir + gerundio. Acción o situación que se ha producido durante algún tiempo. Ejemplo: venimos observando lo que ocurre en esta región.
  • Seguir (y continuar) + gerundio. Acción continua y repetida. Ejemplos: sigo pensando lo mismo; continúa molestando en clase.

Fuentes

mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados