Cómo escribir un ensayo o artículo expositivo

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Los artículos y ensayos expositivos conforman un estilo literario que, a diferencia de la escritura creativa o de ficción, se centra en transmitir información objetiva. Su objetivo principal es describir y ayudar a comprender el mundo que nos rodea. Un artículo en una enciclopedia, un instructivo en un sitio web como este o un capítulo de un libro de texto son ejemplos de literatura expositiva.

La estructura de un artículo expositivo

Un artículo expositivo se estructura, esquemáticamente, en tres partes; una introducción, el cuerpo del texto y las conclusiones. La introducción es la primera sección de un artículo expositivo, en la que se le da al lector el marco y los antecedentes del texto que va a leer. En el caso de los artículos científicos, al final de la introducción se suelen describir los objetivos del trabajo y la hipótesis que se pretende verificar o rebatir. El cuerpo del texto se compone de varios párrafos organizados en subsecciones, en los que se describe la información o el trabajo que se quiere comunicar. La sección final de un artículo expositivo suele ser un resumen de los principales aspectos desarrollados en el texto junto a las conclusiones a que se ha arribado.

Formas de literatura expositiva

En un estudio de composición, el texto expositivo es una de las cuatro formas tradicionales junto a elementos de narración, de descripción y de argumentación. A diferencia de la literatura creativa, que apela a las emociones y al uso de anécdotas, el objetivo de la literatura expositiva es brindar información sobre un tema, sobre un método o sobre ideas. Veamos a continuación las formas de la literatura expositiva.

  • Descriptiva / definición. En este estilo de artículo expositivo se detallan características, se describen rasgos y se dan ejemplos. El artículo de una enciclopedia es un artículo descriptivo.
  • Proceso / secuencial. En este caso, el artículo expositivo describe una serie de pasos necesarios para completar una tarea o para producir algo. Un ejemplo son las recetas de un libro de cocina.
  • Comparativo / contraste. Estos artículos se basan en establecer las similitudes o las diferencias entre dos o mas situaciones. Un artículo que expone las diferencias entre ser propietario de una casa y ser un inquilino, señalando las ventajas y desventajas de cada situación, es un ejemplo.
  • Causa / efecto. Describe cómo un cierto hecho genera un determinado resultado. Por ejemplo, un blog personal que describe un programa de entrenamiento e informa los resultados que se obtienen.
  • Problema / solución. Artículos que presentan un problema y sus posibles soluciones, sustentadas en datos y en hechos, no sólo en opiniones.
  • Clasificación. Un texto que desglosa en categorías un tema amplio o un conjunto de información.

Cómo escribir un artículo expositivo

Conocimientos previos. Conviene comenzar a escribir sobre un tema que se conozca bien. No es necesario escribir primero la introducción. En realidad es mejor hacerlo después de estructurar el cuerpo del texto, y así saber claramente cuales son los temas en que es necesario introducir al lector. Se puede comenzar a escribir armando una estructura de títulos y secciones para luego desarrollarlos.

Claridad y concisión. Los lectores tienen una capacidad de atención limitada. Hay que exponer el tema de manera que capte la atención de cualquier lector.

Atenerse a los hechos. Aunque un cierto desarrollo del texto pueda ser atractivo para el lector, este no debe basarse únicamente en opiniones. Se deben sustentar las afirmaciones con hechos, datos y fuentes confiables que puedan documentarse y verificarse.

Estilo. La forma de dirigirse al lector depende del tipo de artículo que se esté escribiendo. Escribir un artículo en primera persona es adecuado, por ejemplo, para describir un viaje personal, pero no lo es si se informa sobre una demanda legal relacionada con patentes. Se debe pensar a qué público va dirigido el artículo antes de comenzar a escribir.

Cómo planificar un artículo

Un artículo expositivo puede ser un informe sobre un lago, por ejemplo, en el que se podría describir su ecosistema y otros sistemas u organismos que lo habitan, así como las plantas y los animales que dependen de él. Podría incluir el clima en la zona, podría describir detalles físicos como su tamaño, su profundidad, la cantidad de precipitación que recibe anualmente o la cantidad de turistas que lo visitan cada año. Podría incluir información sobre cuándo se formó, sobre los mejores lugares para pescar o sobre la calidad del agua. La información que finalmente contendrá el informe dependerá del enfoque que quiera darle el autor, de la idea principal que quiera desarrollar y del público al cuál esté dirigido.

Si el artículo planteara, por ejemplo, el análisis del agua, buscando fuentes de contaminación, el artículo se deberá escribir en tercera persona. Por el contrario, si se intenta escribir un artículo creativo, aunque sin llegar a ser de ficción, sobre un lago, relacionando el lugar con un momento importante en la vida del autor, se deberá escribir en primera persona, y podría ser emotivo, cargado de opiniones y detalles sensoriales, incluyendo diálogos. Sería un artículo mucho más emotivo y personal.

Se describen a continuación algunos sistemas para planificar un artículo expositivo.

Lluvia ( o tormenta) de ideas. Se pueden anotar en una hoja de papel las ideas que surjan sobre el tema que nos interese escribir; después, conectarlas con flechas y líneas, o simplemente hacer listas de lo que se venga a la mente. No importa en esta etapa si las ideas son malas o buenas, simplemente importa escribir todas las que surjan. Cuando se haya identificado la idea principal del artículo, es conveniente repetir el ejercicio de lluvia de ideas, pero ahora focalizadas en la idea principal.

El título y la idea principal. Cuando las ideas se combinen en una oración que resuma el tema sobre el que se está escribiendo, se tendrá la primer versión del título del trabajo o la idea principal que se desarrolla.

Consistencia. ¿Es claro lo que se expone? ¿Se basa solamente en opiniones? Este tipo de artículos deben sustentarse en hechos y evidencias. El texto no debe ser demasiado corto ni excesivamente extenso. Hay que reescribir el artículo tantas veces como sea necesario hasta que exprese claramente, y con un desarrollo adecuado, la idea principal que se sintetizó.

Esquema. Puede parecer irrelevante, pero trazar un esquema del trabajo suele ahorrar tiempo en la organización del texto, y ayudar a su desarrollo. Al visualizar los temas en un esquema es posible que surja la necesidad de descartar algunas ideas o incluir otras que se revelen como necesarias para mejorar el desarrollo de la idea principal.

Investigación. Es fundamental hacer una búsqueda exhaustiva de los datos relevante para el trabajo e identificar las fuentes confiables de estos datos, de trabajos previos en la misma temática o de trabajos que sustenten las ideas que se desarrollan en el artículo.

Fuente

C. S. Smith. Modes of Discourse: The Local Structure of Texts. Cambridge University Press, 2003.

mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados