Guía de sustantivos contables y no contables en español

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Dentro de las categorías gramaticales se denomina sustantivos a aquellos que nos permiten representar cosas, lugares, ideas o personas. En español los sustantivos son muy variados, por lo que para poder estudiarlos se han agrupado en: sustantivos comunes, propios, colectivos, cuantificativos, clasificativos, contables y no contables.  

Definición de sustantivos contables y no contables

Los sustantivos contables (también llamados discontinuos y discretos) aluden a entidades que se pueden enumerar; mientras, los no contables (también llamados incontables, continuos, de materia, de masa y medibles) designan magnitudes que deben ser interpretadas como sustancias. Lo contable o no contable no se trata de la palabra en sí, sino las entidades, objetos y cosas a las que representan. Por ello se ha aceptado como convención la clasificación de sustantivos contables y no contables.

Prueba diagnóstica de conocimiento

Comprueba tu conocimiento previo del tema con la siguiente lista de sustantivos.

¿Son las siguientes palabras contables o no contables?

  1. coche
  2. vino 
  3. felicidad 
  4. naranja 
  5. arena 
  6. libro
  7. azúcar 

Encontrarás las respuestas al final del artículo.

Sustantivos contables

Al tratarse de objetos y cosas que pueden numerarse, los sustantivos contables pueden usarse en plural y con varios modificadores si el hablante lo desea. Por ejemplo:

  • ¿Cuántas manzanas hay en la mesa?
  • Tiene dos coches y dos bicicletas.
  • No tengo libros en este estante.

En estos ejemplos podemos observar los sustantivos mesa, coches, bicicletas y estante, los cuales están acompañados de los modificadores la, dos y este.

Sustantivos no contables

Los sustantivos no contables no llevan marca del plural; también rechazan los numerales y el adjetivo medio. Suelen estar acompañados de indefinidos como mucho, poco, bastante, demasiado, etc. Por ejemplo:

  • Hay demasiada arena en mis zapatos.
  • Debes tener mucha paciencia con los niños.
  • Le has puesto mucha azúcar al café

No debe confundirse a los sustantivos no contables con la pluralia tántum que no aporta información de pluralidad ni designa entidades numerables. Por ejemplo: comestibles, celos y apuros.

Diferencias funcionales entre sustantivos contables y no contables

Aparte de la diferencia evidente de poder ser numerados o no, los sustantivos contables y los no contables se diferencian también en sus funciones.

Los sustantivos no contables pueden funcionar como complementos directos de un verbo, como sujeto de oraciones de pasiva refleja y también en oraciones estructuradas como “ser + participio” sin la necesidad de usar un determinativo. Sin embargo, este es un comportamiento que no ocurre con los contables en singular. Por ejemplo:

Podemos decir quiero agua, pero no podemos usar un sustantivo contable como quiero pájaro.

  • Se encontró oro, versus se encontró libro.
  • Fue encontrado carbón versus fue encontrada carpeta.

Respuestas al cuestionario

  1. Contable
  2. No contable
  3. No contable
  4. Contable
  5. No contable
  6. Contable
  7. No contable

Referencias

Centro Virtual Cervantes. (2010) Nombres contables y nombres no contables. Disponible en: https://cvc.cervantes.es/foros/leer_asunto.asp?vCodigo=39353

Real Academia Española. (2010) Nueva Gramática de la Lengua Española. Disponible en: https://books.google.co.ve/books?id=kUekCwAAQBAJ&dq

mm
Isabel Matos (M.A.)
(Master en en Inglés como lengua extranjera.) - COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados