Cómo escribir cartas o correos electrónicos en español

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Actualmente existen muchos medios que podemos utilizar para comunicarnos con personas que no están alrededor. Los mensajes de textos y mensajerías instantáneas son cada vez de mayor uso entre conocidos y desconocidos. El correo electrónico y las cartas impresas o escritas a mano cada vez tienen menor uso debido a su poca inmediatez.

Sin embargo, el uso formal de saludos, despedidas y estructuras de carta sigue estando en vigencia. Se han trasladado a otros medios, pero se mantienen relevantes principalmente en las comunicaciones formales o entre desconocidos.

Saludos formales y semiformales

El saludo formal más común en las comunicaciones escritas es:

“Estimado ____ :”

A este saludo se le puede añadir, de acuerdo a la ocasión, un Sr., Sra. o Srta. También se puede añadir la abreviatura del título académico de la persona como Lcdo., Lcda., Dr., etcétera. Es importante recordar que en español, estas fórmulas de cortesía van seguidas de punto, a diferencia de otros idiomas en los que podemos observar una coma.

Si la comunicación es formal pero con alguien conocido o con un familiar, podremos utilizar palabras como “querido”, “querida” o “queridos”, dependiendo si el receptor es masculino, femenino o plural.

En las comunicaciones actuales más inmediatas, como mensajerías de redes sociales o en teléfonos móviles, los saludos suelen ser semiformales incluso entre desconocidos. Muchas compañías deciden saludar a sus clientes con frases como “Hola, ___”, “Buen día, ___”. Estos saludos crean un nivel de cercanía mayor que suele ser beneficioso para las marcas comerciales.

Cierres formales y semiformales

La manera de cerrar una comunicación escrita más común es con la frase “atentamente, ___”. Se le puede añadir alguna coletilla que reitere la intención de permanecer en contacto como: “quedo a su estera disposición, cualquier observación estoy atento/a”.

Sin embargo, al disminuir la formalidad de la comunicación se puede cerrar con fórmulas más variadas como: “un abrazo”, “un fuerte abrazo”, “cariños”, “saludos afectuosos”, “besos y abrazos”. Todos estos últimos ejemplos son cierres afectuosos que acercan al autor y al receptor de la comunicación.

Ejemplo de correo electrónico personal

Querida Ana:

Espero que estés muy bien. Quería invitarte este fin de semana a pasar unos días con nosotros en la casa de la playa. ¿Qué opinas? Será muy divertido. ¡Espero tu respuesta!

Un gran abrazo,

Lucía

Ejemplo de correo electrónico formal

Estimado Sr. López:

Primeramente reciba un saludo. Hemos recibido su petición para recibir servicio técnico el día viernes de esta semana. Nuestro equipo estará comunicándose con usted en la brevedad para fijar una hora para la cita.

Atentamente,

Luis González, Gerente de TecniFrix

Ejemplo comercial con mayor cercanía

Estimada Lucilda:

Esperamos que estés muy bien. Te escribimos para informarte que nuestro equipo ya revisó tu solicitud y está en proceso de resolución.

Esperamos que tengas un buen día,

El equipo de Corpoamigo

Referencias

mm
Isabel Matos (M.A.)
(Master en en Inglés como lengua extranjera.) - COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados