Cómo usar los adjetivos invariables en español

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Los adjetivos son palabras que modifican a los sustantivos de una oración y aportan muchos tipos de significados, propiedades o cualidades. Los adjetivos pueden agregar información sobre el número de entidades en la oración, la actitud del hablante o incluso su relación con dichas entidades. Tradicionalmente, los adjetivos se clasifican en calificativos y determinativos; sin embargo, dentro de la clasificación que involucra sus propiedades morfológicas, como lo es la flexión, encontramos a los adjetivos invariables. Se denominan invariables porque su forma no cambia dependiendo del sustantivo que acompañan, es decir, no concuerdan en género y número.

Estructura de los adjetivos invariables

Forman parte de este grupo los adjetivos no agudos terminados en -s, como isósceles y gratis; los formados con anti- o contra-: antiarrugas, contraincendio, y los plurales como guaperas, manitas, vivales. También se consideran adjetivos invariables a algunos préstamos de otros idiomas como unisex o chic.

Los adjetivos de color

Dependiendo de la oración, los colores pueden ser tanto sustantivos como adjetivos:

  • Ese cuadro tiene demasiado rojo (sustantivo)
  • Tengo tres camisas rojas (adjetivo)

En los siguientes casos, se alterna el uso adjetival que lleva la concordancia y el uso nominal yuxtapuesto al sustantivo al que alude:

  • Una amplia gama de tonos naranjas (uso adjetival)
  • Él tiene camisas salmón (uso nominal en yuxtaposición)

La recategorización de adjetivos

Algunos sustantivos recategorizados suelen quedar como adjetivos invariables tras cambiar de categoría.

El proceso de recategorización ocurre en dos direcciones, por lo que encontramos adjetivos sustantivados y sustantivos adjetivados. Este proceso se refiere a la migración de una categoría a otra del conjunto de cualidades que integran una palabra; los sustantivos pasan a la categoría de adjetivos y mantienen el significado y las cualidades que los caracterizan. Ejemplos de esto serían las frases: ese fue un gesto muy torero o guarda tu cochino dinero. En muchas ocasiones estos cambios adquieren un valor derivado de algún elemento cultural de la región o del grupo de personas que usa el vocablo.

Referencias

Centro Virtual Cervantes. (2009) Rosa y marrón: ¿adjetivos invariables? Disponible en: https://cvc.cervantes.es/foros/leer_asunto1.asp?vCodigo=35238

Real Academia Española. (2010) Nueva Gramática de la Lengua Española. Disponible en: https://books.google.co.ve/books?id=kUekCwAAQBAJ&dq

mm
Isabel Matos (M.A.)
(Master en en Inglés como lengua extranjera.) - COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados