El ensayo descriptivo

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Un ensayo descriptivo ofrece una exposición vívida de un tema concreto. Una buena redacción descriptiva puede adoptar la forma de artículos periodísticos, informes de libros, trabajos de investigación, relatos de un solo acontecimiento, diarios de viaje o memorias de una experiencia personal.

Objetivo del ensayo descriptivo

Los ensayos descriptivos se escriben con el fin de ofrecer a los lectores una comprensión más sólida de un tema específico, al desarrollarlo con detalles concretos y, si se quiere, con lenguaje metafórico. Así mismo, el ensayo descriptivo suele apelar a los cinco sentidos: gusto, tacto, olfato, oído y vista. Después de leer un ensayo descriptivo, el lector debería quedar con una imagen clara del tema en cuestión, ya sea un episodio histórico, un lugar geográfico o una obra de arte.

Los ensayos descriptivos también benefician a la persona que los escribe. Tanto si el tema del ensayo es algo personal u otro tema de su interés, como la descripción de su película favorita, o de importancia cultural como un suceso histórico, este tipo de ensayo es fundamental para enriquecer el vocabulario, pues se requiere de un léxico variado para describir detalles sin que el texto se vuelva redundante y sin caer en la cacofonía. Además, aporta experiencia a quien escribe, permitiéndole saber cuándo un texto es una pura descripción y cuándo es un ensayo descriptivo.

La descripción y el ensayo descriptivo

Para escribir un texto se debe conocer la diferencia entre una descripción y un ensayo descriptivo. Una descripción puede ser un simple párrafo, o varios, sin una estructura específica, mientras que un ensayo descriptivo tiene cinco o más párrafos y una estructura clara y completa.

Un ensayo descriptivo suele estar redactado de forma sistemática y cuenta con una completa declaración de tesis y objetivos al final de la introducción. Además, cuenta con tres o más párrafos del cuerpo y una conclusión. Una descripción, sin embargo, no tiene necesariamente una estructura, y su objetivo principal es limitarse a describir algo sin tener ninguna estructura adicional.

Enfoques del ensayo descriptivo

El ensayo descriptivo puede tener dos enfoques: el ensayo personal y la descripción del otro.

Ensayo personal

En el ensayo personal descriptivo se debe relatar una o varias experiencias utilizando sentimientos y reacciones propias, pues este tipo de ensayo busca despertar la empatía de los lectores. Un ensayo personal puede resultar vago y desorganizado; para evitarlo, quien lo escribe debe intentar centrarte sólo en aquellos aspectos que expresen con plenitud la experiencia personal que se busca describir. Por tanto, no hay que temer a usar un lenguaje vívido y evocador en este tipo de escritos.

Descripción del otro

A diferencia del ensayo personal, este enfoque del ensayo descriptivo busca comunicar un conjunto de puntos clave o describir algo en detalle sin centrarse en la propia experiencia de quien escribe, utilizando categorías específicas de información para ofrecer un retrato lo más completo y claro posible de lo que se está describiendo.

Aunque todo escrito implica subjetividad, cuando en el ensayo descriptivo se busca narrar a otros (personas, momentos, lugares), se debe procurar ser lo más objetivo posible, sin que esto signifique que se deban obviar detalles en los que el escritor esté presente y que puedan enriquecer el relato.

Esquema del ensayo descriptivo

El ensayo descriptivo lo conforman tres partes::

  1. Introducción. Aunque todo el escrito debe llamar la atención, la introducción tiene el mayor protagonismo, pues los detalles que aquí se plasmen serán los definitivos para que el lector continúe leyendo o no. En la introducción también se debe plasmar el contexto o descripción de fondo del ensayo y el enunciado de su tesis.
  2. Cuerpo. El cuerpo del ensayo suele estar conformado por tres o más párrafos en los que, normalmente, se exponen argumentos o ideas diferentes y complementarias, desarrollando un tipo de inicio, nudo y desenlace en la historia de aquello que se describe.
  3. Conclusión. En el ensayo descriptivo, la conclusión suele ser un resumen de todos los puntos principales del cuerpo del texto. Sin embargo, es bueno escribir una frase final que se relacione con el aspecto o idea principal del trabajo. Hecho esto, el trabajo estará completo.

Fuentes

Alvarado, Santiago. E y Borges, Benítez. B. (2004). Guía práctica para el desarrollo de monografías, ensayos, bibliografías y extractos. p. 17.

mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.
Artículo anteriorIUPAC en química
Artículo siguienteImaginación sociológica

Artículos relacionados