Nombres de 5 ácidos comunes que se encuentran en el hogar

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Los ácidos se utilizan con frecuencia en la vida diaria. Los 5 ácidos más comunes en el hogar son: el ácido acético, el cítrico, el láctico, el ascórbico y el sulfúrico. Además de su uso cotidiano, estos ácidos también presentan características y usos interesantes.

Qué es un ácido

El término “ácido”, proviene del latín acidus, que a su vez está formado por la raíz acer que significa “agudo”, “punzante” y el sufijo –idus, que hace referencia a las cualidades que pueden percibir los sentidos.

En química, un ácido es un compuesto químico que libera o cede iones de hidrógeno (H+) en una solución acuosa. Los ácidos se forman cuando:

  • Un gas (cloro) reacciona con el hidrógeno. En este caso se forma un hidrácido. Por ejemplo, el ácido clorhídrico: Cl2 + H2= 2HCl.
  • Un óxido no metal (trióxido de azufre) reacciona con agua y forma un ácido ternario, como por ejemplo, el ácido sulfúrico: SO3 + H2O =H2SO4.

Características

Además, los ácidos se caracterizan por:

  • Tener un pH inferior a 7.
  • Disolver metales.
  • Ser sólidos o líquidos.
  • Tener sabor agrio o ácido.
  • Neutralizar a las bases.
  • Cambiar el color de indicadores, por ejemplo, el papel tornasol a rojo.
  • Ser corrosivos al contacto con la piel.
  • Ser conductores de energía eléctrica.
  • Producir hidrógeno (H) y sal al reaccionar con metales.
  • Producir agua (H2O) y sal al reaccionar con bases o con óxidos metálicos.
  • Ser solubles en agua.

Tipos de ácidos

Los ácidos se pueden clasificar en:

  • Ácidos fuertes: son aquellos que se disocian completamente en el agua. Es decir, aportan iones de hidrógeno (H+) pero no los reciben. Algunos ejemplos de ácidos fuertes son el ácido clorhídrico, el ácido sulfúrico y el ácido nítrico. Son muy corrosivos y pueden conducir energía eléctrica.
  • Ácidos débiles: estos aportan iones de hidrógeno (H+) y también pueden recibirlos. Algunos ejemplos de ácidos débiles son el ácido acético, láctico, fórmico y algunas sales como el fosfato de amonio. Se caracterizan porque no se disocian por completo en una solución acuosa y son menos corrosivos.

Otros ejemplos de ácidos

Existen otros ejemplos de ácidos además de los antes mencionados. Algunos de ellos son:

  • Ácido nítrico
  • Ácido fosfórico
  • Ácido oxálico
  • Ácido bromhídrico
  • Ácido yodhídrico
  • Ácido hipocloroso
  • Ácido fluorosulfúrico
  • Ácido fluoroantimónico
  • Ácido crómico
  • Ácido tartárico
  • Ácido glucónico
  • Ácido oxálico

Los 5 ácidos más comunes en el hogar

Aunque los ácidos están presentes en la naturaleza y se utilizan en innumerables procesos, no todos ellos son de uso cotidiano. Sin embargo, es muy fácil encontrar 5 ácidos comunes en cualquier hogar. A continuación veremos cada uno en detalle, tanto su fórmula química y su descripción como sus usos y aplicaciones.

El ácido láctico

El ácido láctico, cuyo nombre deriva del latín lactis, que significa leche, o su forma ionizada, el lactato, es un compuesto que participa en varios procesos químicos. También se lo conoce como ácido 2-hidroxi-propanoico o ácido α-hidroxi-propanoico y su fórmula es: C3H6O3. Como su nombre lo indica, este ácido está presente en la leche y sus derivados.

Aplicaciones del ácido láctico

El ácido láctico se obtiene a partir de la lactosa, un azúcar de la leche. Entre sus usos más comunes se destacan propiedades en:

  • Cosmética y estética: se utiliza como suavizante y antiarrugas en cremas y otros productos cosméticos. También se usa como reparador del daño que producen los rayos UV y para mejorar la textura y el tono de la piel.
  • Alimentos: funciona como regulador de acidez en diferentes alimentos. También es uno de los ingredientes en alimentos procesados para niños.
  • Medicina: se utiliza como purgante. Además, participa en síntesis orgánicas. También es la materia prima en la fabricación de biopolímeros.
  • Industria: sirve como removedor de sales de calcio y también se usa en el curtimiento de pieles. Funciona, incluso, para eliminar ácaros.

El ácido cítrico

El ácido cítrico se conoce también como ácido 3-carboxi-3-hidroxipentanodioico. Su fórmula es C6H8O7. Se trata de un ácido orgánico que, principalmente, se encuentra en muchas frutas y verduras, y sobre todo en los cítricos como el limón, la naranja y la mandarina.

En la industria se obtiene a partir de la fermentación de azúcares. Algunos organismos vivos como el moho también producen ácido cítrico.

Entre sus características se destacan su apariencia de polvo blanco y sus propiedades como conservante y antioxidante natural. Es común encontrarlo como aditivo alimentario en muchos alimentos envasados.

Además, tiene una función importante en la respiración celular.

Cuando el ácido cítrico se calienta a más de 175 °C, se descompone generando dióxido de carbono y agua.

Usos del ácido cítrico

Los usos más comunes del ácido cítrico son los siguientes:

  • Es un saborizante natural y regulador de pH en todo tipo de bebidas, gelatinas, conservas y dulces.
  • Funciona como acidulante.
  • Realza el dulzor de los edulcorantes y refuerza la eficacia de los conservantes y antioxidantes.
  • Permite prevenir la oxidación y el deterioro del color en frutas y verduras.
  • Evita la oxidación de aceites y grasas.
  • Cuando se usa en forma de sal sirve como emulsificador y texturizador de quesos pasteurizados y otros productos procesados.
  • Se utiliza como estabilizante en cremas batidas.

El ácido ascórbico

El ácido ascórbico, conocido popularmente como vitamina C, es un ácido orgánico que se caracteriza por sus propiedades antioxidantes. Su fórmula química es C6H8O6. Tiene forma de pequeños cristales y es incoloro e inodoro. También es soluble en agua y tiene un sabor ácido.

El nombre “ascórbico” deriva del prefijo a-, que significa “sin” y del latín scorbuticus, que quiere decir “escorbuto”. Esto se debe a que prevenía y curaba el escorbuto, una enfermedad causada por la falta de vitamina C.

Usos y beneficios del ácido ascórbico

La vitamina C es un nutriente esencial para el desarrollo y el crecimiento de los humanos y otros seres vivos. Además, la vitamina C es necesaria para:

Reparar los tejidos de todas las partes del cuerpo.

  • Formar una proteína que es importante en la producción de piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos.
  • Sanar heridas.
  • Reparar y mantener los huesos, los dientes y los cartílagos.
  • Absorber el hierro.
  • Combatir los radicales libres.
  • Paliar el resfriado común.

El ácido sulfúrico

La fórmula del ácido sulfúrico es H2SO4. Este se caracteriza por ser un compuesto extremadamente corrosivo. Además, es uno de los compuestos que más se producen en todo el mundo. Por ello se lo utiliza como uno de los medidores de la capacidad industrial de un país.

El ácido sulfúrico se obtiene del dióxido de azufre, a través de la oxidación con óxidos de nitrógeno en una disolución acuosa. En la antigüedad, se lo conocía como aceite de vitriolo, porque se obtenía a partir de este mineral.

Usos del ácido sulfúrico

Entre sus cualidades, se distingue su gran efecto deshidratante en las moléculas hidrocarbonadas como la sacarosa. Además, se caracteriza por sus diversas aplicaciones en diferentes campos:

  • Industria: principalmente, se usa para la fabricación de fertilizantes. También, en la síntesis de otros ácidos y sulfatos. En la industria petroquímica se utiliza para refinar petróleo. Incluso sirve para producir pigmentos, extraer metales no ferrosos, tratar el acero, fabricar explosivos, baterías, detergentes, fibras y plásticos.
  • Química: se utiliza en la reacción de procesos químicos orgánicos y en la producción de ácido clohídrico, ácido fluorhídrico y pigmentos de óxido de titanio.

Como este ácido es muy corrosivo, es necesario tener precauciones con su uso.

El ácido acético

El ácido acético, cuya fórmula es C2H4O2, también se conoce como ácido etanoico o ácido metilcarboxílico. Es de uso común porque se encuentra en el vinagre y productos derivados. Sus características principales son su sabor y olor agrios. Su punto de fusión es 16,6 °C y su punto de ebullición es 117,9 °C.

Aplicaciones del ácido acético

En la química orgánica se utiliza como reactivo. En la química inorgánica se usa como ligando y en la bioquímica como metabolito.

Además de estos usos científicos, el ácido acético tiene un amplio rango de aplicaciones en la vida cotidiana. Algunas de ellas son:

  • Limpieza: sirve como desinfectante y permite limpiar todo tipo de manchas.
  • Cocina: se usa para preparar y acompañar diferentes platos.
  • Medicina: sirve para detectar la infección por virus de papiloma humano. Cuando el tejido del cérvix se tiñe de blanco con el ácido acético indica que hay una infección provocada por este virus. También puede ayudar a combatir la otitis externa si se lo mezcla con alcohol. Incluso, en las máquinas radiográficas, se utiliza el ácido acético para frenar el proceso de revelado.
  • Apicultura: combate diferentes plagas.
  • Industria química: se utilizan con frecuencia sus derivados como el acetato de vinilo o el acetato de celulosa. Estos son la base para la fabricación de diferentes productos como el nailon y el celofán, entre otros. También funciona como solución fijadora en análisis químicos.
  • Fotografía: se utilizaba como neutralizador de alcalinidad en el revelado de fotografías en blanco y negro. Actualmente, los fijadores utilizan como componente principal el tiosulfato de sodio e incorporan el ácido acético como acidulante para mantener el pH de la solución en los niveles bajos adecuados. Además, el acetato de celulosa se utiliza como base de películas cinematográficas y fotográficas por su transparencia y flexibilidad.

Bibliografía

  • Brown, S. E.; Trivieri, L. Ácido-Alcalino. Guía de Alimentos: Referencia rápida de alimentos y sus efectos sobre el pH. (2013). España. Gaia Ediciones.
  • Moore, J. T. Química para dummies. (2019). España. Planeta.
  • Petrucci, R. Química general. (2017). España. Pearson.
  • Zita, A. Ácidos: concepto, propiedades y ejemplos. TodaMateria. Disponible en https://www.todamateria.com/acidos/.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados