12 ejemplos del uso del presente progresivo en español

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

En español, el presente progresivo se forma con el verbo “estar”, conjugado en el tiempo presente simple, seguido de un gerundio. Algunos de los ejemplos más comunes son: “estoy comiendo”, “está durmiendo” o “estamos hablando”.

Qué es el presente progresivo

El presente progresivo es un tiempo verbal del presente que hace referencia a acciones que suceden en el mismo momento en el que se habla. Es decir, expresa una acción que está pasando ahora, en este preciso momento.

Para reconocer al tiempo progresivo, se puede formular la pregunta: ¿Qué está/estás haciendo ahora mismo?

Ejemplos:

  • “Mis amigos y yo estamos jugando al póker”.
  • “Lucía está mirando la televisión”.
  • “Marta está yendo a la farmacia”.
  • “Ellos están comprando algunos regalos para Navidad”.
  • “Estoy escribiendo una novela nueva”.

Para qué se usa el presente progresivo

El presente progresivo se usa para:

  • Describir acciones o hechos que el sujeto está realizando al momento de hablar: “Estoy cocinando ahora”.
  • Hablar sobre acciones que van a ocurrir en un futuro muy cercano: “En un rato estamos yendo a verte”.
  • Expresar acciones vigentes que continúan en el tiempo: “Estoy trabajando en una tienda de ropa”.
  • En ocasiones, también se puede usar para indicar algo que ocurre constantemente, aunque no esté sucediendo en este momento exacto: “Estoy sufriendo por la separación”.

Diferencia entre el presente simple y el progresivo

La diferencia entre el presente simple y el progresivo es que este último enfatiza que la acción está ocurriendo en este instante. En cambio, el presente simple se refiere a acciones que suceden de manera habitual o rutinaria.

Sin embargo, en muchos casos, la diferencia entre estos tiempos en cuanto al significado de la oración, es muy sutil y depende del contexto.

Cómo se forma el presente progresivo

Para aprender a formar el presente progresivo es importante conocer sus componentes: el verbo estar y los gerundios.

El verbo estar

El verbo estar es uno de los más versátiles del español: tiene diferentes significados y se utiliza para formar otros tiempos verbales. Se usa, principalmente, para:

  • Indicar la ubicación de personas u objetos en el espacio: “Mi vaso está sobre la mesa”; “Mi hermana está en España”.
  • Expresar estados de personas o cosas: “Estoy triste”; “La taza de café está caliente”.
  • Señalar el estado civil de una persona: “Estoy divorciado”; “Estoy soltera”.
  • Expresar una ocupación temporal: “Soy abogada, pero estoy de recepcionista en un hotel”.

Conjugación del verbo estar

En el tiempo presente progresivo, la conjugación del verbo estar que se utiliza es la del presente simple.

PronombreConjugación de “estar
YoEstoy
Estás
Él / EllaEstá
Nosotros Estamos
VosotrosEstáis
EllosEstán

Qué es el gerundio

El gerundio es la forma impersonal de un verbo, igual que el infinitivo y el participio pasado. El gerundio indica que la acción se está llevando a cabo en este momento y se caracteriza por terminar en -ando o -iendo.

Gerundio de verbos regulares

Para formar el gerundio de un verbo regular, se debe realizar lo siguiente:

  • Tomar la raíz del verbo en infinitivo. (La raíz de los verbos regulares del español es la parte que no cambia durante la conjugación, la sección anterior a su terminación -ar, -er, o -ir).
  • Agregar el sufijo -ando, si el verbo pertenece al primer grupo de verbos regulares (que terminan en -ar).
  • Añadir el sufijo -iendo, si el verbo pertenece al segundo o el tercer grupo (verbos que terminan en -er o -ir).

Por ejemplo:

  • Hablar: habl (raíz) + ando (sufijo) = hablando; pensar = pensando; amar = amando.
  • Comer: com (raíz) + iendo (sufijo) = comiendo; correr = corriendo; hacer = haciendo; beber = bebiendo.
  • Abrir: abr (raíz) + iendo (sufijo) = abriendo; escribir = escribiendo; vivir = viviendo.

Gerundio de verbos irregulares

En el caso de los verbos irregulares, el gerundio se forma realizando algunos cambios en las raíces de los verbos:

  • Cambiando “e” por “i”: decir= diciendo; sentir = sintiendo; reír = riendo.
  • Reemplazando “o” por “u”: dormir = durmiendo; poder = pudiendo.
  • Añadiendo “y”: leer = leyendo; caer = cayendo; ir = yendo.

Cómo formar el presente progresivo

Teniendo en cuenta lo mencionado antes, la forma progresiva del presente se forma conjugando el verbo “estar” más el gerundio del verbo que representa la acción.

El verbo estar se debe conjugar según la persona o el sujeto que realice la acción. Por ejemplo: “Estoy saliendo para allá”. En este caso, se conjugó el verbo “estar” según la primera persona del singular y se agregó el gerundio del verbo “salir”.

Para comprender bien cómo se forma el presente progresivo, veamos este ejemplo, con el verbo “hablar”, que es uno de los más utilizados en la vida cotidiana.

PronombreVerbo estarGerundio
Yoestoyhablando
estáshablando
Él / Ellaestáhablando
Nosotrosestamoshablando
Vosotrosestáishablando
Ellosestánhablando

12 ejemplos de oraciones en presente progresivo

Algunos de los ejemplos más frecuentes de presente progresivo son:

  • Estoy corriendo una maratón.
  • Esos muchachos están jugando al fútbol.
  • Estoy arreglando mi bicicleta.
  • Estamos estudiando para el examen.
  • Mi hermana está haciendo un pastel para mi cumpleaños.
  • Él siempre está mirando su móvil.
  • Ahora estamos limpiando un poco la casa.
  • Estoy preparando lo que necesito llevar mañana.
  • La niña está cantando una canción de BTS.
  • Juan está llevando unos documentos al trabajo.
  • Begoña está hablando sobre política.
  • Las temperaturas están subiendo cada vez más.

Otros tiempos progresivos

Además del presente, existen otros tiempos verbales progresivos que se forman y se utilizan de la misma manera. Lo que cambiará es el verbo “estar”, que en vez de conjugarse en presente, se conjugará en el tiempo correspondiente.

Otros tiempos progresivos son:

  • El pretérito progresivo: describe una acción que, aunque continuó durante un período de tiempo, llegó a un final definitivo. Por ejemplo: “Mi hermano estuvo enviando su curriculum a varias empresas hasta ayer”.
  • El pretérito imperfecto: expresa una acción continuada sobre cuyo fin no hay certeza. Por ejemplo: “Mi hermano estaba enviando su curriculum a varias empresas”.
  • El pretérito pluscuamperfecto: indica una acción que ocurrió antes de otra que también sucedió en el pasado. “Había estado limpiando la casa ese fin de semana”.

Es importante destacar que el uso de estos tiempos verbales no son tan frecuentes como el presente progresivo.

Bibliografía

  • Gómez Torrego, L. Gramática didáctica del español. (2010). España. Ediciones SM.
  • RAE. Manual de la Nueva Gramática de la lengua española. (2010). España. Espasa.
  • Varios autores. Gramática básica del estudiante de español (2005). España. Difusión S.L.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados