¿Qué es registro en lingüística?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

En el campo de la lingüística, se conoce como registro lingüístico o registro de lengua a las distintas formas con las que se utiliza el lenguaje en diferentes situaciones contextuales, sociales, laborales, y, en general, en distintas circunstancias. Se refiere a la variación en aspectos de la comunicación tales como el tono de voz, la elección de palabras, el lenguaje corporal o el uso de ciertas expresiones, entre otros, en función del contexto en el que se está hablando o comunicando.

La elección de uno u otro tipo de registro de lengua depende de variables contextuales relacionadas con:

  • La audiencia – no es lo mismo hablar con el jefe que con un hijo o con el presidente de la república.
  • La ocasión social – no hablamos de la misma manera en un medio académico que en un partido de futbol, por ejemplo.
  • El contexto sociocultural en el que se desarrolla la comunicación – en distintas culturas se tienen distintas costumbres y se utilizan expresiones y fórmulas de comportamiento diferentes al hablar.
  • El canal de comunicación que se está empleando – no hablamos de la misma manera que como escribimos y viceversa.
  • El idioma particular en el que se está comunicando – cada idioma tiene sus formas particulares de abordar cada situación contextual.

Importancia de los registros lingüísticos

Los diferentes registros se caracterizan por la elección de un vocabulario especializado para cada situación y audiencia particular. Esto incluye el uso de jerga, coloquialismos, fórmulas preestablecidas o rituales, cambios en el ritmo y la entonación, etcétera.

En algunos casos, con la elección de un registro en particular, el individuo busca “encajar” o ser incluido en un grupo, lo que hace de los registros una importante herramienta social. Un ejemplo de esto se puede observar cuando alguien trata de imitar las mismas expresiones y en, general, la misma forma de hablar de otros para hacer amigos.

En otros casos sucede justo lo opuesto. Se desarrollan registros lingüísticos únicos dentro de un grupo para crear un sentido de pertenencia dentro del mismo y, además, excluir a las demás personas.

Sea cual sea el caso, todos tenemos una colección propia de herramientas lingüísticas que utilizamos en distintas situaciones para asegurar una comunicación más efectiva con nuestros semejantes, y estas herramientas son justamente los registros lingüísticos.

Tipos de registros lingüísticos

Como se mencionó anteriormente, la adaptación de la forma como las personas se comunican depende de ciertas variables, lo que da origen a distintos tipos o clases de registros lingüísticos.

Dependiendo del nivel de formalidad y de la estrechez de la relación entre los interlocutores, se pueden dar cinco tipos de registros que se diferencian principalmente en la libertad con la que se utiliza el lenguaje, en el uso de jerga y hasta en el uso de palabras subidas de tono:

Registro congelado

Es el más rígido de todos los tipos de registro lingüístico. También llamado registro estático, es un tipo de uso del lenguaje que no admite cambios ni alteraciones de ninguna clase.

Ejemplos de registros lingüísticos congelados

  • La lectura de la Biblia o el Corán.
  • La Constitución.
  • El rezo de una oración, etcétera.

Registro formal

El registro formal se utiliza en contextos académicos, profesionales o legales. Involucra una gran cantidad de fórmulas y formalismos que pueden llegar a percibirse como rituales. El registro formal es considerablemente más rígido que el resto de los tipos de registros que se verán más adelante, sin embargo, el comunicador es libre, dentro de ciertos parámetros aceptables, de dar el mensaje que desee, no como en el caso del registro congelado.

Los registros formales dependen del idioma y también de la cultura. Muchos idiomas como el castellano o el alemán tienen pronombres personales específicamente destinados a ser utilizados en los registros formales. Por ejemplo, se utiliza usted en lugar de tú.

Otros idiomas, como el inglés, por ejemplo, no tienen estas características, así que se centran más en la selección de palabras adecuadas y en una combinación particular de gestos, tono de voz y lenguaje corporal que, en conjunto, transmiten la sensación respeto y formalidad.

Por otro lado, el registro formal también involucra diferentes fórmulas de lenguaje corporal que son propias de cada cultura. Un ejemplo de esto es representado por las pequeñas venias que se hacen antes de hablar en contextos formales en algunas culturas asiáticas.

Otras características del registro formal es que nunca se utilizan coloquialismos ni jerga, la comunicación es fluida e ininterrumpida y el tono siempre es respetuoso.

Ejemplos de registro lingüístico formal

  • El lenguaje utilizado al presentar una tesis de doctorado.
  • La forma de hablar al dar un discurso.
  • El estilo que se utiliza al escribir un artículo científico.
  • El reporte de un jefe de división de una empresa para la junta de accionistas.

Registro consultivo

El registro consultivo se refiere a las características del lenguaje que utilizamos cuando nos dirigimos a alguien que es un especialista o profesional en un campo al cual somos ajenos. Por ejemplo, se puede referir a la manera como hablamos con un médico, con el ingeniero que está haciendo la inspección de una casa o con un desarrollador de software, cuando les hacemos una consulta sobre su área de experiencia.

En general, el registro consultivo suele ser respetuoso, aunque se pueden permitir ciertas libertades cuando ya se ha establecido algo de confianza con el receptor. Así, poco a poco se suelen ir agregando expresiones más informales propias de la jerga, se empiezan a utilizar contracciones y se permiten las interrupciones para intervenir en la conversación sin que ello implique una falta de respeto.

Ejemplos de registro lingüístico consultivo

  • Un ejemplo de registro consultivo podría ser el lenguaje que utilizamos cuando vamos a ver a un médico especialista por primera vez. En estos casos, solemos ser muy respetuosos, pero nos tomamos la libertad de interrumpir al doctor ocasionalmente para aclarar alguna duda acerca de lo que está hablando.
  • Otro ejemplo puede ser el lenguaje que utiliza un estudiante al ir a consulta con el profesor.

Registro informal

Como su nombre lo sugiere, éste es el tipo de registro lingüístico que usamos con aquellas personas que son de nuestra entera confianza como amigos cercanos o miembros de nuestra familia. El nivel de “informalidad” depende del contexto social en el que nos encontremos, pero siempre es una comunicación bastante libre y flexible que permite el uso de todo tipo de jerga, coloquialismos e incluso palabras que en otro contexto podrían ser ofensivas tales como las vulgaridades y otras expresiones subidas de tono.

El registro informal no solo se limita a nuestros amigos cercanos, sino que también está asociado a la ocasión social. Por ejemplo, si estamos en una fiesta o en una parrillada, probablemente utilizaremos el registro informal sin importar que conozcamos o no a los receptores.

Ejemplos de registros lingüístico informales

  • La forma de hablar con cualquier persona durante una fiesta, en un bar o en una discoteca.
  • Una conversación con un grupo de viejos amigos del colegio.
  • Hablar con los compañeros de trabajo sobre un partido de futbol luego de terminado el turno laboral.
  • La manera de hablar durante una reunión familiar.

Registro íntimo

Finalmente, el registro íntimo se refiere a la forma de lenguaje que utilizamos cuando estamos (generalmente) a solas con personas muy cercanas a nosotros tales como un hijo o una pareja sentimental.

El registro íntimo incluye cosas como apodos cariñosos, tonos de voz que sólo utilizamos con esa persona y con nadie más y muchas veces solo cuando no estamos rodeados de otras personas. También incluye referencias privadas a secretos íntimos, chistes “internos” que solo los dos comprenden e incluso palabras clave, señas o gestos que tienen significado solo para los dos.

Como su propio nombre lo indica, éste es un tipo de registro muy privado que normalmente está reservado para una sola persona. Sin embargo, esto no quiere decir que no podamos tener más de un registro íntimo, ya que solemos tener uno diferente para cada persona con la que tenemos una relación muy cercana. Así, por ejemplo, podemos tener un registro íntimo particular con el mejor amigo de la infancia, otro con la madre, otro con el padre, otro completamente distinto con la pareja, etcétera.

Ejemplos de registro lingüístico íntimo

  • Un susurro en el oído de un amante.
  • Un chiste privado entre dos amigas de la infancia.
  • La forma como un padre le habla a su hija de cinco años de edad al llevarla a la cama para dormir.
  • Una expresión o forma particular de despedirse luego de hablar por teléfono con la pareja sentimental.
  • Un emoji específico que solo utilizamos para firmar mensajes a alguien muy cercano.

mm
Israel Parada (Licentiate,Professor ULA)
(Licenciado en Química) - AUTOR. Profesor universitario de Química. Divulgador científico.

Artículos relacionados