Sarah Josepha Hale: la extensión de los derechos y de la autoridad moral de las mujeres

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Sarah Josepha Hale es rconocida por haber sido la editora de la revista femenina de más éxito del siglo XIX. Hale fue la editora literaria del Godey’s Lady’s Book, una revista previa a la Guerra de Secesión, inmensamente popular en los Estados Unidos, que estableció estándares de estilo y formales al tiempo que ampliaba los límites de las mujeres fuera de sus roles tradicionales en el ámbito doméstico. También fue promotora del día de Acción de Gracias como una festividad nacional. También se le atribuye haber escrito el poema de la canción infantil Mary had a little lamb (Mary tenía un corderito).

Nacimiento y fallecimiento. Nació el 24 de octubre de 1788 en Newport, New Hampshire, Estados Unidos, y falleció el 30 de abril de 1879 en Filadelfia, Estados Unidos.

Ocupación. Fue editora, escritora y promovió la educación de las mujeres.

También se la conoce como Sarah Josepha Buell Hale, o SJ Hale.

Biografía de Sarah Josepha Hale

Su nombre original era Sarah Josepha Buell; nació en Newport, New Hampshire, Estados Unidos, en 1788. Su padre, el capitán Buell, había luchado en la guerra por la independencia de Estados Unidos. Junto a su esposa, Martha Whittlesey, se habían mudado a New Hampshire después de la guerra, donde se establecieron en una granja propiedad de su abuelo. Sarah nació allí; fue la tercer hija de la familia Buell.

Educación

La madre de Sarah fue su primera maestra, transmitiéndole a su hija el amor por los libros y el compromiso con la educación básica de las mujeres, para así poder educar a sus familias. Cuando el hermano mayor de Sarah, Horatio, estudiaba en Dartmouth, pasaba los veranos de vuelta en casa enseñándole a Sarah las mismas materias que estaba cursando: latín, filosofía, geografía y literatura. Sarah obtuvo de este modo una educación equivalente a una formación universitaria; en esos momentos las mujeres no eran aceptadas en las universidades.

Entre 1806 y 1813 aplicó su educación universitaria informal siendo maestra en una escuela privada para niños y niñas cercana a su casa, en un momento en que eran pocas las mujeres que se desempeñaban como maestras.

Matrimonio

En octubre de 1813 Sarah se casó con un joven abogado, David Hale. David continuó con la formación de Sarah guiándola en el aprendizaje de materias como francés y botánica. Sarah y David estudiaban y leían juntos por las noches. David también la animó a escribir en una publicación local; más adelante, Sarah reconocería la ayuda de David a la hora de lograr una mayor claridad en sus textos. Tuvieron cuatro hijos, y Sarah estaba embarazada del quinto cuando David Hale murió de neumonía en 1822. Vistió de negro el resto de su vida en honor a su esposo.

La joven viuda, que tenía entonces 34 años, tuvo que criar a sus cinco hijos sin disponer de recursos económicos suficientes. Sarah quería que sus hijos tuvieran una educación sólida por lo que buscó la forma de solucionar definitivamente sus problemas económicos. Los compañeros masones de David ayudaron a Sarah y a su cuñada a instalar un pequeño negocio de venta de sombreros. Pero no les fue bien y tuvieron que cerrarlo al poco tiempo.

Sus primeras publicaciones

Sarah decidió entonces que intentaría ganarse la vida con una de las pocas actividades que las mujeres podían desarrollar: ser escritora. Comenzó a enviar sus textos a revistas y periódicos, y algunos artículos se publicaron bajo el seudónimo de Cordelia. En 1823, nuevamente con el apoyo de la masonería local, publicó un libro de poemas, El genio del olvido, que tuvo cierto éxito. En 1826 recibió un premio de veinticinco dólares del Boston Spectator and Ladies’ Album por un poema, Himno a la caridad.

Northwood

En 1827 Sarah Josepha Hale publicó su primer novela, Northwood, a Tale of New England. Tanto las críticas como la recepción del público fueron positivas. La novela describía la vida hogareña en los primeros tiempos de la independencia, contrastando la forma de vida en el norte y en el sur de los Estados Unidos. Abordó el tema de la esclavitud, que más tarde Hale denominó “a stain on our national character” (una mancha en nuestra identidad nacional), y las crecientes tensiones económicas entre las dos zonas del país. La novela apoyaba la idea de liberar a los esclavos y enviarlas nuevamente a África, instalándolos en Liberia. En la descripción de la esclavitud destacó el daño que ocasionaba a aquellas personas que fueron esclavizadas, pero también que deshumanizaba a aquellos que o bien esclavizaron a otros o que formaban parte de una nación que permitía la esclavitud. Northwood fue la primer novela estadounidense publicada escrita por una mujer.

La novela llamó la atención de un pastor protestante, el reverendo John Lauris Blake.

Editora de la revista Ladies’ Magazine

El reverendo Blake estaba comenzando con la publicación de una nueva revista destinada al público femenino en Boston. Se habían publicado unas 20 revistas y periódicos estadounidenses dirigidos a las mujeres, pero ninguno había tenido éxito. Blake contrató a Sarah Josepha Hale como editora de la Ladies’ Magazine. Sarah Hale se mudó a Boston junto a su hijo menor. Los otros hijos fueron a vivir con parientes o internos en la escuela. La pensión en la que se alojaba también albergaba a Oliver Wendell Holmes, médico, poeta y novelista norteaméricano de la época. Entabló amistad con gran parte de la comunidad literaria de Boston, incluyendo a las hermanas Peabody.

La revista fue presentada como “la primera revista editada por una mujer para mujeres … ya sea en el viejo o en el nuevo mundo” (“…the first magazine edited by a woman for women … either in the Old World or the New“). La revista publicó poesía, ensayos, ficción y otras propuestas literarias.

El primer número de la nueva revista se publicó en enero de 1828. Hale concibió la revista como una forma de incentivar lo que ella llamaba “la mejora femenina” (más adelante discutiría el uso del término “female” en ese contexto). Hale usó su columna, The Lady’s Mentor (lLa consejera de la mujer), para impulsar esa causa. También quería promover una nueva literatura estadounidense, por lo que en lugar de publicar reimpresiones de autores británicos, como hacían muchas publicaciones de la época, requería y publicaba trabajos originales de escritores estadounidenses. Sarah escribía una gran parte de cada número de la revista, aproximadamente la mitad, incluyendo ensayos y poemas. Entre los colaboradores estaban Lydia Maria Child, Lydia Sigourney y Sarah Whitman. Incluso, en los primeros números Hale escribió algunas de las cartas a la revista, ocultando su identidad.

Coherente con su postura proestadounidense y antibritánica (o antieuropea en general), Sarah Josepha Hale favoreció un estilo de vestir más simple que la moda europea ostentosa, y se negó a incluir en su revista ilustraciones sobre la forma de vestir europea. Al no ganar muchos adeptos a sus criterios sobre la vestimenta femenina, eliminó las ilustraciones sobre la ropa de moda.

Esferas separadas

Sarah Josepha Hale se adhería a lo que se ha denominado “esferas separadas“, que consideraba la esfera pública y política como el lugar natural del hombre y el hogar como el lugar natural de la mujer. Dentro de esta concepción Hale utilizó casi todos los números de Ladies’ Magazine para promover la idea de expandir la educación y el conocimiento de las mujeres. Pero se opuso a la participación política de las mujeres, como el derecho a votar, sosteniendo que la forma en que las mujeres podían incidir en la esfera pública era a través de sus maridos, incluso en el momento de votar.

Otros proyectos

Durante su participación en la Ladies’ Magazine, que cambió de nombre a American Ladies’ Magazine cuando descubrió que había una publicación británica con el mismo nombre, Sarah Josepha Hale se involucró en otras actividades. Ayudó a organizar grupos de mujeres para recaudar fondos para completar la construcción del monumento conmemorativo de la batalla de Bunker Hill en Boston, y señaló con orgullo que las mujeres fueron capaces de recaudar lo que los hombres no pudieron. También ayudó a fundar la Seaman’s Aid Society (sociedad de ayuda a los hombres del mar), una organización para apoyar a las esposas y a los hijos de los hombres que desaparecieron en el mar.

Publicó prosa y poemas. Promoviendo la idea de componer música para niños, publicó un libro de poemas para ser cantados, incluido “El cordero de María” (Mary’s Lamb), conocido hoy en día como María tenía un corderito (Mary Had a Little Lamb). Este poema, junto con otros de ese libro, fue reimpreso en muchas otras publicaciones en los años siguientes, casi siempre sin citar autoría. Mary Had a Little Lamb se publicó sin autoría en el McGuffey’s Reader, desde donde muchos niños estadounidenses la aprendieron y disfrutaron. Muchos de sus poemas posteriores fueron publicados también sin autoría, incluyendo las publicaciones editadas por McGuffey. La popularidad que obtuvo su primer libro de poemas hizo que publicara otro en 1841.

Lydia Maria Child fue la editora de la revista para niños Juvenile Miscellany desde 1826. Child cedió su dirección editorial en 1834 a una amiga, que era Sarah Josepha Hale. Hale editó la revista sin ser reconocida hasta 1835, y continuó como editora hasta la primavera siguiente, cuando la revista cerró.

Editora del Godey’s Lady’s Book

Quizás debido a los problemas financieros de la revista, en 1837 Louis A. Godey compró la American Ladies’ Magazine y la fusionó con su propia revista, Lady’s Book, nombrando a Sarah Josepha Hale como editora literaria. Hale permaneció radicada en Boston hasta 1841, momento en que su hijo menor se graduó en Harvard. Habiendo cumplido con éxito su objetivo de educar a sus hijos, se mudó a Filadelfia, donde estaba la sede de la revista. Hale se identificó completamente con la revista, que pasó a llamarse Godey’s Lady’s Book. El propio Godey era un promotor y publicista con mucho talento; la dirección editorial de Hale aportó calidad y una moderna visión femenina a la publicación.

Tal como lo había hecho durante su dirección editorial anterior, Sarah Josepha Hale continuó escribiendo prolíficamente para la revista. Su objetivo seguía siendo “contribuir a la excelencia moral e intelectual de las mujeres“. Seguía publicando material original en lugar de reimpresiones de otras publicaciones, especialmente de Europa, como solían hacer otras revistas de la época. Dando una remuneración adecuada a los autores, Hale contribuyó al desarrollo de la profesión de escritor, conirtiéndola en rentable.

Hubieron algunos cambios respecto de su experiencia de dirección editorial previa. Godey se opuso a que se publicasen en la revista artículos de opinión sobre temas políticos o sobre ideas religiosas, aunque cierta religiosidad general era parte importante de la imagen de la revista. De hecho, Godey despidió a un asistente editorial de Godey’s Lady’s Book por escribir en otra revista contra la esclavitud. Por otra parte, aunque Hale se opuso, Godey insistió en la inclusión de ilustraciones sobre moda, litografías a menudo pintadas a mano, que hicieron destacar a la revista. Hale escribió sobre moda; en 1852 introdujo la palabra lencería como un eufemismo para la ropa interior, al escribir sobre lo que era apropiado para las mujeres estadounidenses. Las imágenes con árboles de Navidad ayudaron a implantar esa costumbre en los hogares estadounidenses de clase media.

Entre las escritoras que colaboraron con el Godey’s Lady’s Book estuvieron Lydia Sigourney, Elizabeth Ellet y Carline Lee Hentz. Además de los trabajos de diversas escritoras, Godey’s Lady’s Book bajo la dirección de Hale publicó textos de autores masculinos como Edgard Allan Poe, Nathaniel Hawthorne, Washington Irving y Oliver Wendell Holmes. En 1840 Lydia Sigourney viajó a Londres para realizar un informe sobre la boda de la reina Victoria; el vestido de novia blanco de la reina se convirtió en un modelo pàra los Estados Unidos en parte debido a los artículos del Godey’s Lady’s Book.

Después de cierto tiempo, Hale concentró su trabajo en dos secciones de la revista, las Noticias literarias y la Mesa editorial, donde desarrolló el papel moral y la influencia de la mujer, sus deberes e incluso su superioridad en ciertos aspectos, y la importancia de la educación de la mujer. También promovió la expansión de las posibilidades laborales de las mujeres, particularmente en el campo de la medicina; Hale apoyó a Elizabeth Blackwell y su posición sobre la formación y práctica de la medicina. Hale también apoyó tenazmente el derecho de propiedad de las mujeres casadas.

La publicación alcanzó los 61.000 suscriptores en 1861, siendo la revista de ese tipo de mayor tirada del país. En 1865 su circulación llegó a los 150.000 ejemplares.

Hechos destacados en la trayectoria de Sarah Josepha Hale

  • La esclavitud. Aunque Sarah Josepha Hale se opuso a la esclavitud, no apoyó a los activistas norteamericanos contra la esclavitud en el siglo XIX. En 1852, después de que La cabaña del tío Tom de Harriet Beecher Stowe se hiciese popular, publicó nuevamente su libro Northwood bajo el nombre de Life North and South: showing the True Character of Both Lifes (la vida en el norte y en el sur: mostrando el verdadero carácter de ambas) con un nuevo prefacio que apoyaba a la Unión. Hale era escéptica sobre la posibilidad de una completa emancipación de los esclavos, porque no creía que la gente blanca pudiese tratar con justicia a las personas que habían sido esclavizadas, y en 1853 publicó Liberia, que proponía la repatriación de los esclavos a África.
  • El voto femenino. Sarah Josepha Hale no apoyaba el sufragio femenino, ya que creía que el voto correspondía a la esfera pública, ámbito masculino en exclusiva, según su opinión. En cambio suscribía la “secret, silence influence of women” (influencia secreta y silenciosa de las mujeres).
  • La educación de las mujeres. Su apoyo a la educación de las mujeres influyó en la fundación del Vassar College y se le atribuye la incorporación de las mujeres a la universidad. Hale era amiga cercana de Emma Willard y apoyó el Willard’s Troy Female Seminary. Abogó por la formación de mujeres para trabajar como maestras en escuelas y en institutos especializados de nivel superior llamadas escuelas normales. Apoyó la educación física como parte de la educación de las mujeres, contraponiéndose a quienes pensaban que las mujeres eran demasiado delicadas para la educación física.
  • La mujer trabajadora. Hale estaba convencida y defendió la capacidad de las mujeres para ingresar a la fuerza laboral y recibir un salario.
  • La educación de los niños. Siendo amiga de Elizabeth Palmer Peabody, Hale creo una escuela infantil o jardín de infancia, donde registró a su hijo menor. Hale siguió con interés el desarrollo de los jardines de infancia.
  • Proyectos para recaudar fondos. Hale promovió y organizó la recaudación de fondos para la construcción del monumento conmemorativo de la batalla de Bunker Hill en Boston, y para la restauración de Mount Vernon, la casa de George Washington.
  • El día de Acción de Gracias. Sarah Josepha Hale promovió la idea de establecer una festividad nacional en el día de Acción de Gracias. Después de convencer al presidente Lincoln para instaurar esa festividad, continuó promoviendo el día de Acción de Gracias como un evento cultural nacional identitario y unificador. Pâra ello publicó recetas de pavo, arándanos, patatas, ostras y otras comidas que pasaron a ser típicas de la festividad, llegando a indicar cuál era la vestimenta adecuada para un día de Acción de Gracias familiar.
  • Unidad nacional. El día de Acción de Gracias fue una de las formas en que Sarah Josepha Hale promovió la paz y la unidad en los Estados Unidos, incluso antes de la Guerra Civil, cuando, a pesar de la prohibición de publicar artículos de política en el Godey’s Lady’s Book, publicó poemas que mostraban los terribles efectos de la guerra en los niños y en las mujeres.
  • Se opuso al uso del término female (hembra), en alusión a las mujeres; lo catalogaba como 2un término para el género de los animales” (an animal term for gender). Escribió “¡Hembras, no me digas! ¡Podrían haber sido ovejas!” (Females, indeed! They might have been sheep!). Convenció a Matthew Vassar y al estado de Nueva York para que cambiaran el nombre de Vassar female College a Vassar College.
  • Al escribir sobre la extensión de los derechos y de la autoridad moral de las mujeres, llegó a afirmar que los hombres eran malos y las mujeres eran buenas por naturaleza, siendo la misión de las mujeres llevar su bondad a los hombres.

Otras publicaciones

La producción literaria de Sarah Josepha Hale se extendió más allá de su participación en las revistas. Publicó poemas propios y editó antologías de poesía. En 1837 y en 1850 editó y publicó antologías de poesía con poemas de mujeres estadounidenses y británicas. La colección de 1850 tenía 600 páginas.

Algunos de sus libros, particularmente entre los años 1830 y 1850, se publicaron como libros para regalar, una costumbre festiva cada vez más popular. También publicó libros de cocina y libros de consejos para el hogar.

Su libro más popular fue Flora’s Interpreter (La interprete de Flora); publicado por primera vez en 1832, era un libro para regalar con ilustraciones de flores y poesía. Tuvo catorce ediciones hasta que en 1848 se le cambió el nombre y tuvo tres ediciones más hasta 1860.

Según Sarah Josepha Hale su aportación más importante fue un libro de 900 páginas con más de 1500 biografías breves de mujeres de relevancia histórica, Women´s Record: Sketches of Distiguished Women. El libro se publicó por primera vez en 1853 y tuvo varias revisiones.

Sus últimos años y su fallecimiento

La hija de Sarah, Josepha, dirigió una escuela de niñas en Filadelfia desde 1857 hasta su muerte en 1863.

En sus últimos años, Hale tuvo que luchar contra las acusaciones de haber plagiado el poema Mary’s Lamb. La última acusación se produjo dos años después de su muerte, en 1879; una carta que Sarah Josepha Hale enviara a su hija acerca de su autoría, escrita unos días antes de su muerte, ayudó a aclarar la situación. Si bien no todos estuvieron de acuerdo, la mayoría de los expertos aceptan que Hale es la autora del conocido poema.

Sarah Josepha Hale se retiró en diciembre de 1877, a los 89 años, con un artículo final en el Godey’s Lady’s Book para celebrar sus 50 años como editora de la revista. Thomas Edison, también en 1877, grabó el primer discurso en un fonógrafo, utilizando el poema de Hale Mary’s Lamb.

Hale continuó viviendo en Filadelfia y falleció menos de dos años después en su casa. Fue sepultada en el cementerio Laurel Hill, en Filadelfia.

La revista continuó editándose hasta 1898 con un nuevo propietario, pero no volvió a tener el éxito que tuvo con Hale y Godey.

Fuentes

  • Dubois, Muriel L. Tono My Countrywomen: The Life of Sarah Josepha Jalo. Bedfored, New Hampshire: Apprentice Shop Books, 2006. ISBN 978-0-9723410-1-1.
  • Okker, Patricia. Our Sister Editores: Sarah J. Jalo and the Tradition of Nineteenth-century American Women Editores. Athens, Georgia: University of Georgia Press, 1995.
mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados