Argumentos a favor y en contra de la pena de muerte

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

La “pena capital“, también conocida como pena de muerte, es la ejecución planificada de un ser humano por parte de un estado en respuesta a un crimen cometido por esa persona, habiendo sido legalmente condenada.

Referencias de ambas posiciones

Entre los argumentos de Amnistía Internacional en contra de la pena capital se puede resaltar las siguienes:

La pena de muerte es la máxima negación de los derechos humanos.

Es el asesinato premeditado y a sangre fría de un ser humano por parte del Estado en nombre de la justicia.

Viola el derecho a la vida.

Es la máxima crueldad, es inhumana y es un castigo degradante.

No puede haber ninguna justificación para la tortura o el trato cruel.

Argumentando a favor de la pena capital, el fiscal del condado de Clark en Indiana, Estados Unidos, afirma:

Hay algunos acusados que se han ganado el máximo castigo que nuestra sociedad tiene que dar al cometer un asesinato en circunstancias agravantes. Creo que la vida es sagrada. Se degrada la vida de una víctima inocente asesinada al decir que la sociedad no tiene derecho a neutralizar al asesino para que no vuelva a matar. En mi opinión, la sociedad no sólo tiene el derecho, sino el deber de actuar en defensa propia para proteger a los inocentes.

Y el cardenal católico Theodore McCarrick, arzobispo de Washington, escribió:

La pena de muerte nos degrada a todos, aumenta la falta de respeto por la vida humana y ofrece la trágica ilusión de que matando podemos proclamar y enseñar que matar está mal.

La pena de muerte en los Estados Unidos

La pena de muerte no siempre ha sido aplicada en los Estados Unidos; no obstante, la revista Time, a partir de investigaciones de M. Watt Espy y John Ortiz Smykla con datos del Centro de Información sobre la Pena de Muerte, estimó que en éste país más de 15.700 personas han ha sido ejecutados legalmente desde 1700.

  • Fue en la década de 1930, en tiempos de la Depresión, en que se produjo el pico histórico de ejecuciones, seguido por una disminución drástica en las décadas de 1950 y 1960. No se realizaron ejecuciones en Estados Unidos entre 1967 y 1976.
  • En 1972, la Corte Suprema de los Estados Unidos anuló la pena de muerte y convirtió las condenas a muerte de cientos de condenas a cadena perpetua.
  • En 1976 otro fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos determinó que la pena capital era constitucional. Alrededor de 1.500 personas han sido ejecutadas en los Estados Unidos desde 1976.

Qué pasó en la últimas décadas

La gran mayoría de los países democráticos de Europa y América Latina han abolido la pena capital a lo largo de los últimos 50 años. Pero en los Estados Unidos, en la mayoría de los países democráticos de Asia y en casi todos los países que ostentan gobiernos totalitarios, sigue vigente.

Son muy variados los delitos que conllevan la pena de muerte alrededor del mundo, desde la rebelión y el asesinato hasta el robo. Las cortes marciales, asociadas al ámbito militar, han condenado a la pena de muerte también por cobardía, deserción, insubordinación y motín.

El informe anual de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte de 2017 establece que “Amnistía Internacional registró al menos 993 ejecuciones en 23 países en 2017, un 4 % menos que en 2016 (1.032 ejecuciones) y un 39 % menos que en 2015 cuando la organización informó 1.634 ejecuciones, el número más alto desde 1989“. Sin embargo esas estadísticas no incluyen a China, que se considera el país con más ejecuciones en el mundo, dado que la aplicación de la pena de muerte allí es un secreto de estado. En la enumeración de las ejecuciones en cada país que se detalla a continuación se indica con un signo (+) a los países en que hubo ejecuciones pero Amnistía Internacional no pudo registrarlas o el registro es incompleto.

Ejecuciones en cada país en 2017

  • China: +
  • Irán: 507+
  • Arabia Saudita: 146
  • Irak: 125 +
  • Pakistán: 60 +
  • Egipto: 35 +
  • Somalia: 24
  • Estados Unidos: 23
  • Jordania: 15
  • Vietnam: +
  • Corea del Norte: +
  • Todos los demás: 58

A partir de 2020 la pena capital en los Estados Unidos está vigente en 29 estados, y también es aceptada por el gobierno federal. Cada estado que ha legalizado la pena capital tiene leyes diferentes respecto de los métodos de ejecución, los límites de edad y los delitos y situaciones en que se puede aplicar.

Desde 1976 hasta octubre de 2018, 1.483 personas fueron ejecutados en los Estados Unidos; a continuación se detallael número de ejecuciones en cada estado.

Ejecuciones de 1976 a octubre de 2018 en los Estados Unidos

  • Texas: 555 
  • Virginia: 113
  • Oklahoma: 112
  • Florida: 96
  • Misuri: 87
  • Georgia: 72
  • Alabama: 63
  • Ohio: 56
  • Carolina del Norte: 43
  • Carolina del Sur: 43
  • Luisiana: 28
  • Arkansas: 31
  • Todos los demás: 184

Los estados y territorios de los Estados Unidos que no aplican la pena de muerte son los siguientes.

  • Alaska (abolida en 1957)
  • Connecticut (abolida en 2012)
  • Delaware (abolida en 2016)
  • Hawai (abolida en 1957)
  • Illinois (abolida en 2011)
  • Iowa (abolida en 1965)
  • Maine (abolida en 1887)
  • Maryland (abolida en 2013)
  • Massachusetts (abolida en 1984)
  • Michigan (abolida en 1846)
  • Minnesota (abolida en 1911)
  • Nueva Hampshire (abolida en 2019)
  • Nueva Jersey (abolida en 2007)
  • Nuevo México (abolida en 2009)
  • Nueva York (abolida en 2007)
  • Dakota del Norte (abolida en 1973)
  • Rhode Island (abolida en 1984)
  • Vermont (abolida en 1964)
  • Washington (abolida en 2018)
  • West Virginia (abolida en 1965)
  • Wisconsin (abolida en 1853)
  • Distrito de Columbia (abolida en 1981)
  • Samoa Americana
  • Guam
  • Islas Marianas del Norte
  • Puerto Rico
  • Islas Vírgenes de Estados Unidos

El conflicto moral; el caso Tookie Williams

El caso de Stanley Tookie Williams ilustra varias de las complejidades morales de la pena de muerte.

Stanley Williams, escritor nominado al Premio Nobel de la Paz y al de Literatura, fue ejecutado el 13 de diciembre de 2005 en el estado de California, Estados Unidos, usando el método de inyección letal. El caso de Stanley Williams puso nuevamente a la pena de muerte en el foco del debate público.

Stanley Williams fue declarado culpable de cuatro asesinatos cometidos en 1979 y condenado a muerte. Williams se declaró inocente de esos asesinatos. También fue cofundador de los Crips, una pandilla callejera que se desenvolvía en Los Ángeles y era responsable de cientos de asesinatos.

Cinco años después de su encarcelamiento, Stanley Williams atravesó un proceso de conversión religiosa y, como resultado, escribió muchos libros y creó varios programas para promover la paz y la lucha contra las pandillas y su violencia. Fue nominado cinco veces al Premio Nobel de la Paz y cuatro veces al Premio Nobel de Literatura.

Stanley Williams admitió su vida de crímenes y violencia, a la que siguió una redención genuina y una vida plagada de acciones extraordinariamente positivas desde el punto de vista social.

Las pruebas dejaron pocas dudas de que efectivamente Stanley Williams había cometido los cuatro asesinatos, a pesar de los planteamientos de último momento de sus partidarios. Tampoco existía duda alguna de que Stanley Williams no representaba en ese momento una amenaza para la sociedad, y que contribuiría significativamente a mejorarla. Su caso llevó a que la opinión pública reflexionara sobre el objetivo de la pena de muerte.

  • ¿El objetivo de la pena de muerte es sacar de la sociedad a alguien que podría causarle más daño?
  • ¿Su objetivo es sacar de la sociedad a alguien incapaz de rehabilitarse?
  • ¿El objetivo de la pena de muerte es disuadir a otras personas de cometer crímenes aberrantes?
  • ¿El objetivo de la pena de muerte es castigar al criminal?
  • ¿El objetivo de la pena de muerte es hacer justicia en nombre de la víctima?

A la luz de estas preguntas, ¿Stanley Tookie Williams debería haber sido ejecutado por el estado de California?

Costos exorbitantes

El New York Times publicó en un artículo de opinión titulado Alto coste del corredor de la muerte:

A las muchas excelente razones para abolir la pena de muerte, que es inmoral, que no disuade del asesinato y que afecta a las minorías de manera desproporcionada, podemos agregar una más: es una sangría económica para los gobiernos con presupuestos ya muy agotados. Está lejos de ser una tendencia nacional, pero algunos legisladores han comenzado a tener dudas sobre el alto costo del corredor de la muerte. (28 de septiembre de 2009)

En California se planteó una situación singular en las elecciones de 2016, con el sometimiento a votación de dos propuestas que supuestamente ahorraría a los contribuyentes millones de dólares por año. Una de ellas, la propuesta 66, instaba a acelerar los procesos de ejecución de las condenas a muerte, mientras que la propuesta 62 planteaba conmutar todas las condenas a muerte por cadena perpetua sin libertad condicional. La propuesta 62 fracasó en la votación mientras que la propuesta 66 fue aprobada por poco margen. 

Argumentos a favor y en contra

Los argumentos mas comunes que se esgrimen a favor y en contra de la pena de muerte son los siguientes.

Argumentos a favor

  • Sirve de ejemplo a otros posibles delincuentes, para disuadirlos de cometer asesinatos o actos terroristas.
  • Castiga al delincuente por su acción.
  • Se obtiene una compensación social para las víctimas.

Argumentos en contra

  • La pena de muerte es un castigo cruel.
  • La pena de muerte afecta de manera desproporcionada a las personas con menos recursos económicos, que no pueden pagar un asesoramiento legal costoso, así como a las minorías raciales, étnicas y religiosas.
  • La pena de muerte se aplica de manera arbitraria e inconsistente.
  • Ha habido personas condenadas injustamente que han recibido condenas a muerte y han sido ejecutadas por el estado de manera injusta.
  • Un criminal rehabilitado puede hacer una contribución valiosa a la sociedad.
  • Matar seres humanos es inmoral en cualquier circunstancia. Algunos grupos religiosos, como la Iglesia Católica, se oponen a la pena de muerte por estar en contra de la vida como principio fundamental de la humanidad.

Países que mantienen la pena de muerte 

De acuerdo a los informes de Amnistía Internacional, en 2017 había 53 países, representando alrededor de un cuarto de todos los países del mundo, que mantienen la pena de muerte para los delitos capitales comunes; estos son Afganistán, Antigua y Barbuda, Bahamas, Bahrein, Bangladesh, Barbados, Bielorrusia, Belice, Botswana, China, Comoras, República Democrática del Congo, Cuba, Dominica, Egipto, Guinea Ecuatorial, Estados Unidos, Etiopía, Guyana, India, Indonesia, Irán, Iraq, Jamaica, Japón, Jordania, Kuwait, Líbano, Lesotho, Libia, Malasia, Nigeria, Corea del Norte, Omán, Pakistán, Autoridad Palestina, Qatar, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Arabia Saudita, Sierra Leona, Singapur, Somalia, Sudán, Siria, Taiwán, Tailandia, Trinidad y Tobago, Uganda, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos de América, Vietnam, Yemen y Zimbabwe.

Estados Unidos es la única democracia en occidente, y una de las pocas democracias del mundo, que no ha abolido la pena de muerte.

Países que abolieron la pena de muerte

También según los informes de Amnistía Internacional, 142 países (unas tres cuartas partes de los países del mundo) habían abolido la pena de muerte en 2017. Estos son

Albania, Andorra, Angola, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Azerbaiyán, Bélgica, Bután, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Burundi, Camboya, Canadá, Cabo Verde, Colombia, Islas Cook, Costa Rica, Costa de Marfil, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Djibouti, República Dominicana, Ecuador, Estonia, Finlandia, Francia, Gambia, Georgia, Alemania, Grecia, Guatemala, Guinea, Guinea-Bissau, Haití, Santa Sede (Ciudad del Vaticano), Honduras, Hungría, Islandia , Irlanda, Italia, Kiribati, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Islas Marshall, Mauricio, México, Micronesia, Moldavia, Mónaco, Mongolia, Montenegro, Mozambique, Namibia, Nepal, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nicaragua, Niue, Noruega , Palau, Panamá, Paraguay, Filipinas, Polonia, Portugal, Rumania, Ruanda, Samoa, San Marino, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Serbia (incluido Kosovo), Seychelles, Eslovaquia, Eslovenia, Islas Salomón, Sudáfrica, España, Suecia, Suiza, Timor-Leste, Togo, Turquía, Turkmenistán, Tuvalu, Ucrania, Reino Unido, Uruguay, Uzbekistán, Vanuatu, Venezuela.

Algunos países mantienen una moratoria de las ejecuciones o están avanzando en la abolición de las leyes que permiten la pena de muerte.

Fuentes 

  1. Executions in the U.S. 1608-2002: The Espy File. Death Penalty Information Center. deathpenaltyinfo.org/executions/executions-overview/executions-in-the-u-s-1608-2002-the-espy-file.
  2. Executions Overview. Death Penalty Information Center. deathpenaltyinfo.org/executions/executions-overview
  3. State by State. Death Penalty Information Center. deathpenaltyinfo.org/state-and-federal-info/state-by-state
  4. The Death Penalty in 2017: Facts and Figures Amnesty International. www.amnesty.org/en/latest/news/2018/04/death-penalty-facts-and-figures-2017/
  5. The 2018 Death Penalty Facts and Figures Amnesty International. www.amnesty.org/en/latest/news/2019/04/death-penalty-facts-and-figures-2018/

mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados