Las cadenas alimentarias y las redes tróficas

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Las cadenas alimentarias son esquemas que nos muestran cómo se produce la alimentación entre los seres vivos. Es decir, son una forma de representar quién se come a quién en la naturaleza y cómo se transmiten los nutrientes y la energía en los ecosistemas. Un ejemplo común de cadena alimentaria es la vaca que se alimenta de pasturas, cuya carne come después el ser humano. La red trófica es un concepto más amplio que incluye diferentes cadenas alimentarias.

Qué es una cadena alimentaria

Las cadenas alimentarias, también conocidas como cadenas tróficas, constituyen un intercambio de energía que comienza con un individuo, al cual se denomina productor, y continúa con uno o más individuos, que se consideran consumidores. Los eslabones de la cadena alimentaria se llaman niveles tróficos. Cada organismo de la cadena alimentaria se alimentará de aquel que se encuentre en un nivel trófico más bajo y será la fuente de alimento del individuo que esté en un nivel más alto.

De esta manera, habrá una transferencia de energía desde organismos simples a otros más complejos. Las cadenas alimentarias también son una clara muestra de la preservación de la materia y del principio de que la energía no se pierde, sino que se transforma.

Los niveles tróficos

Según lo mencionado antes, los niveles tróficos son los eslabones que conforman la cadena alimentaria. El primer eslabón suele ser un organismo productor. Este proporciona energía a través de sus compuestos orgánicos al organismo que lo consume, que se convierte en consumidor. Los eslabones de las cadenas alimentarias se representan unidos por flechas.

Los diferentes niveles tróficos son:

  • Productores: en este nivel están las plantas. Pueden fabricar su propio alimento utilizando la energía solar y sustancias muy simples.
  • Consumidores de primer orden: son los organismos que se alimentan de las plantas. Generalmente, se trata de animales exclusivamente herbívoros.
  • Consumidores de segundo orden: estos seres vivos se alimentan de otros animales. Suelen ser animales carnívoros.
  • Consumidores finales o superdepredadores: son los seres vivos que no tienen depredadores.
  • Descomponedores: estos organismos se alimentan de los restos de otros seres vivos. Una vez descompuestos, los restos pasan a formar parte del suelo. Este eslabón incluye a los hongos y otros organismos microscópicos.

Tipos de consumidores

Dentro del grupo de los consumidores, podemos destacar tres tipos diferentes:

  • Herbívoros: son consumidores primarios que solo se alimentan de plantas. Algunos consumen hojas, ramas, frutas, bayas, pasto, flores, raíces o polen, o una combinación de varios de ellos. Aquí podemos incluir a ciervos, conejos, insectos, vacas, caballos y ovejas, entre otros.
  • Carnívoros: solo se alimentan de otros animales. Por ejemplo, halcones, ranas, tiburones, búhos, arañas, etc.
  • Omnívoros: se alimentan tanto de plantas como de animales. Por ejemplo, los seres humanos, los osos, los monos, algunas aves y otros.

Ejemplos de cadenas alimentarias

En la naturaleza existen diversas cadenas alimentarias. Algunos ejemplos de ellas son:

  • Las plantas son el alimento de las orugas, que son depredadas por pájaros pequeños. Estos, a su vez, son el alimento de serpientes y mamíferos. Sus restos serán descompuestos más tarde por hongos y bacterias.
  • El fitoplancton que se encuentra en los océanos es el alimento de distintos tipos de crustáceos. Estos son la fuente de alimentación de peces pequeños. A su vez, estos peces pequeños son el alimento de peces más grandes como la sardina. Las barracudas comen sardinas y, al morir, son descompuestas por otros organismos.
  • Las langostas se comen las hojas de las plantas. Algunos tipos de sapos se alimentan de langostas y son depredados por roedores. Estos, a su vez, son el alimento de las serpientes.
  • Los conejos se alimentan de plantas y son depredados por zorros, pumas y otros mamíferos carnívoros. Cuando estos mueren, se transforman en la comida de animales carroñeros, como los buitres.
  • Los animales muertos constituyen una fuente de alimento para las larvas de las moscas. A estas después las comerán las arañas que, a su vez, serán el alimento de los pájaros.
  • El pasto es el alimento de las cabras y ovejas, quienes son presa de jaguares y otros felinos. Estos, al morir, son la fuente de alimentación de bacterias y hongos, que se transforman de nuevo en nutrientes del suelo.
  • La corteza de los árboles es la base de la alimentación de algunos hongos parásitos. Estos son el alimento de roedores pequeños, que a su vez, son presas de aves como las lechuzas o los búhos.
  • Las abejas se alimentan del néctar de las flores. A su vez, son presa de algunos pájaros. Los huevos de los pájaros son el alimento de roedores como la zarigüeya. Esta es la presa de aves de rapiña y serpientes.
  • Los moluscos como los calamares son el alimento de los peces, de los cuales se alimentan las focas y otros mamíferos marinos. Estos, a su vez, se convierten en la fuente de alimentación de orcas y delfines.
  • Los animales herbívoros como la cebra se alimentan de plantas y arbustos. A su vez, pueden ser la comida de los cocodrilos. Estos no tienen depredadores naturales, pero al morir se convierten en materia orgánica que nutre el suelo y las plantas.
  • Las lombrices de tierra se alimentan de la materia orgánica en descomposición. Son las presas de pájaros pequeños, que a su vez son el alimento de felinos, como el gato montés.
  • El maíz cosechado por el hombre se utiliza como alimento para las gallinas de corral. Estas ponen huevos que comen las comadrejas. A su vez, las comadrejas son las presas de las serpientes, cuyos depredadores son los humanos.

Qué son las redes tróficas

Las redes tróficas o redes alimentarias demuestran las relaciones que existen entre todos los seres vivos de un ecosistema. Están formadas por varias cadenas alimentarias que se conectan entre sí y, a veces, se superponen. Por ejemplo, un mismo organismo puede alimentarse de distintos tipos de animales diferentes o ser la presa de varios depredadores que, a su vez, pueden pertenecer a otros niveles tróficos.
Las redes tróficas se utilizan para describir con mayor precisión todas las posibles interacciones tróficas, es decir, de alimentación, entre los seres vivos de un ecosistema. Por lo tanto, las redes tróficas son bastante complejas: la mayoría de los organismos establecen muchas relaciones alimentarias paralelas. Por ejemplo, una planta puede constituir el alimento de varios animales herbívoros y los organismos omnívoros pueden alimentarse de más de dos niveles tróficos. Lo mismo ocurre con los descomponedores, que también pueden alimentarse de distintos eslabones de la cadena alimentaria.

Dentro de los ecosistemas, las redes tróficas son esenciales porque constituyen uno de los factores principales para la regulación de las poblaciones. Es decir, regulan el número de individuos de cada especie que habita en el ecosistema.

Un organismo tendrá más o menos importancia dentro de una red según el número de relaciones tróficas que establezca. Cuantas más relaciones logre establecer, mayor importancia tendrá y, por lo tanto, causará una mayor influencia en la regulación de la población. Debido a esto, en muchas ocasiones se trata de eliminar plagas, introducir especies nuevas o conservar a ciertos depredadores dentro de un ecosistema.

Ejemplos de redes trópicas

Existen innumerables ejemplos de redes trópicas más o menos complejas. Algunos de ellos pueden ser:

  • En sistemas agrícolas donde se cultivan y cosechan productos que servirán de alimento tanto para organismos herbívoros como carnívoros y omnívoros.
  • Las relaciones tróficas que ocurren en el ecosistema marino: las algas y el fitoplancton sirven de alimento para pequeños invertebrados que a su vez son el alimento de otros moluscos y peces. Asimismo, estos son la presa de diferentes especies de peces más grandes que más tarde los seres humanos consumen o sirven de alimento para otros animales.

Bibliografía

  • Varios autores. Biología y geología. (2015). España. Santillana Educación.
  • Freeman, S. Fundamentos de biología. (2018). España. Pearson.
  • Fester Kratz, R.; Rae Siegfried, D. Biología para dummies. (2017). España. Planeta.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados