Definición de negligencia saludable

- Advertisement -

“Negligencia saludable” (a veces también traducido del inglés salutory neglect como “abandono” o “descuido saludable”) es un término acuñado por Edmund Burke ante el parlamento británico en 1775. Se utiliza para describir un conjunto de políticas no oficiales aplicadas por Gran Bretaña durante los siglos XVII y XVIII en relación a las colonias norteamericanas para fomentar su crecimiento y desarrollo, relajando la aplicación de las leyes mercantilistas. Estas políticas buscaban mantener la lealtad de las colonias y evitar así cualquier movimiento independentista, mientras que le permitía a la corona inglesa enfocar su atención en las políticas europeas del momento.

Para entender este período, por qué fue importante para el desarrollo de las colonias y cómo influyó en las gestas independentistas, es necesario comprender la relación entre Gran Bretaña y sus colonias, la implementación del mercantilismo como sistema económico colonial y la instauración de las leyes de navegación a mediados del siglo XVII.

La relación entre Gran Bretaña y las colonias

Como sucedió en la mayoría de los casos de las grandes potencias imperiales, la relación entre Gran Bretaña y sus colonias alrededor del mundo era una de interdependencia. En ella, la la corona británica se beneficiaba económicamente de las colonias, mientras que estas recibían a cambio protección del poderío militar del imperio.

Las colonias eran como los “hijos” de Gran Bretaña, la cual actuaba en calidad de “madre patria” de la que las colonias dependían y a la que le debían lealtad. A pesar de que la relación pareciera en un principio relativamente sencilla, no lo era. Para Gran Bretaña era indispensable establecer una serie de leyes y controles que evitaran, por un lado, la asociación de las colonias con Estados enemigos y que estos se beneficiaran de los recursos coloniales. Por otro lado, también le convenía a la corona controlar el desarrollo de las colonias para evitar que crecieran hasta el punto de volverse independientes de la madre patria.

Se podría decir que se trataba de una relación padre-hijo en la que Gran Bretaña, actuando como progenitor, cuidaba y protegía a sus hijos (las colonias) pero también le imponía reglas de conducta que estos debían seguir.

El mercantilismo británico

El mercantilismo es un sistema económico y político en el que el Estado y el comercio juegan un papel preponderante. El sistema se basa en medir la riqueza de un país en función de la cantidad de metales preciosos que posee. Estos metales preciosos se utilizan como medio de intercambio en las transacciones comerciales, por lo que, además de la explotación mineral, el comercio se establece como la principal fuente de riqueza de un país.

Bajo el sistema mercantilista, el Estado asume un control casi completo de la actividad económica. El Estado interviene activamente en esta actividad y, por medio de leyes, controla el ingreso y egreso de metales precisos, así como de las mercancías y materias primas que se intercambian para su obtención.

Durante el siglo XVII, Gran Bretaña se esforzó por imponer el sistema mercantilista en sus colonias. Según este sistema, las colonias británicas de América del Norte y otras partes del mundo se dedicarían a explotar recursos naturales para luego exportarlos a Inglaterra para su procesamiento y conversión en productos terminados. Luego, estas mismas colonias importaban de Inglaterra los productos terminados, sirviendo así de mercado para los productos de la industria británica.

Este sistema era esencial para el desarrollo económico de Gran Bretaña, ya que, a diferencia de muchos de sus competidores europeos, Gran Bretaña no cuenta con mucho espacio ni recursos naturales.

Las Leyes de Navegación

El mercantilismo se instauró en las colonias norteamericanas principalmente por medio de las Leyes de Navegación (también conocidas como las Actas de Navegación), dictadas por primera vez el 9 de octubre de 1651 y ampliadas a lo largo de los años subsiguientes. Estas leyes, originalmente aplicadas únicamente en Inglaterra y luego extendidas a Gran Bretaña y todas sus colonias, establecían que el comercio marítimo entre Inglaterra (luego Gran Bretaña) y el resto del mundo solo se podía llevar a cabo en barcos británicos.

Resumen de negligencia saludable

Además de esto, las Leyes de Navegación también establecían que:

  • Las colonias estarían, en adelante, subordinadas al Parlamento Inglés, por lo que este ejercería un control único y coherente sobre todas las dependencias del imperio británico.
  • Las colonias tendrían prohibido el desarrollo industrial en caso de que este compitiera con la industria inglesa. Esto buscaba asegurar que las colonias solo se dedicaran a producir materia prima barata y que además dependieran de Inglaterra para obtener los productos terminados.
  • El comercio exterior estaría monopolizado por el estado.

Desde el punto de vista estratégico, las Leyes de Navegación inglesas le permitieron a Gran Bretaña convertirse en la mayor potencia naval del mundo, superando incluso a Holanda, que tenía el monopolio hasta ese momento. También marcó el inicio del monopolio mundial de la Compañía Británica de las Indias Orientales, que se había conformado en 1599.

Las rutas comerciales triangulares y las Leyes de Navegación

Antes de la instauración de las Leyes de Navegación, las colonias norteamericanas prosperaban rápidamente gracias al establecimiento de tres rutas comerciales trasatlánticas conocidas como las rutas comerciales triangulares.

  • La primera ruta triangular partía de Norteamérica y se dirigía a las costas de África, donde los comerciantes intercambiaban ron y productos manufacturados por esclavos negros. Los esclavos luego eran transportados a las Antillas en el mar Caribe e intercambiados por azúcar y melaza la cual, finalmente, era vendida por dinero en las colonias norteamericanas, cerrando así el ciclo.
Resumen de negligencia saludable
  • La segunda ruta triangular transportaba alimentos y madera desde Norteamérica hasta las Antillas, donde se intercambiaban por frutas, azúcar y melaza, la cual luego se intercambiaba en Inglaterra por productos manufacturados. Estos eran finalmente transportados a Norteamérica, donde se vendían a cambio de dinero.
  • La última de las tres rutas triangulares llevaba materias primas al sur de Europa (España y Portugal, por ejemplo) donde se intercambiaba por vinos y frutas. Estos luego se llevaban a Inglaterra para intercambiarlos por productos manufacturados que luego se llevaban al otro lado del Atlántico para venderse por dinero en las colonias británicas.

La instauración de las Leyes de Navegación tuvo un efecto devastador inmediato sobre las tres rutas triangulares, ya que no permitía a las colonias comerciar con ningún otro país que no fuera Inglaterra. Esto trajo muchas consecuencias negativas tanto para las colonias británicas como para Holanda. Holanda declaró la guerra contra Gran Bretaña a causa de las leyes y también hubo mucho descontento en las colonias, ya que esta legislación frenaba fuertemente su progreso económico, tecnológico e industrial.

De hecho, las Leyes de Navegación fueron parte de la causa del inicio de la guerra de independencia de lo que luego sería los Estado Unidos.

La relajación de las Leyes de Navegación

Las Leyes de Navegación tenían como objetivo principal quitarles el poder a los holandeses de comerciar directamente con mercancías coloniales. Antes de las leyes, Holanda controlaba la mayor parte del comercio de América a través de las rutas triangulares; también había colonizado lo que hoy en día es el estado de Nueva York, que era su principal puerto de salida. Sin embargo, la costa este del nuevo continente es muy grande y contenía un gran número de otros puertos además de los de Nueva York.

Como consecuencia de esto, fiscalizar todo el comercio exterior que salía de lo que hoy en día es los Estados Unidos para hacer cumplir las Leyes de Navegación requería que Gran Bretaña enviara un ingente número de inspectores y agentes aduaneros para poder controlarlos. Como consecuencia, resultaba muy difícil hacer cumplir estas leyes y se violaban frecuentemente.

El hecho de que no se tomaran las medidas necesarias para fiscalizar todos los puertos a lo largo de la costa colonial de América del Norte, a pesar de que los ingleses sabían que se estaba contrabandeando mercancía en barcos holandeses y de otras nacionalidades, es una de las razones por las que se considera que el Parlamento estaba siendo negligente. Es como si, tras dictar las leyes en teoría, las hubieran descuidado o abandonado en la práctica.

Como veremos abajo, este descuido luego se institucionalizaría durante el ministerio de sir Robert Walpole.

Walpole y la institucionalización de la Negligencia Saludable

Sir Robert Walpole se considera como el primer primer ministro de Gran Bretaña y ejerció el cargo entre 1721 y 1742. Es recordado como un estadista inteligente con una sutileza sin igual en materia política. Una de sus mayores proezas fue reconocer que el comercio triangular ilegal de las colonias norteamericanas beneficiaba económicamente a Gran Bretaña, a pesar de no priorizar la política mercantilista que protegía la industria inglesa. Además, sabía que las Leyes de Navegación estaban creando un alto nivel de tensión en la relación entre el Parlamento y las colonias, y se temía que esta tensión terminara en un intento abierto de independizarse de la madre patria.

Walpole razonó que estaba en el mejor interés tanto de la corona como de las colonias hacer la vista gorda a las Leyes de Navegación, por lo menos en lo referente a las colonias norteamericanas. De esta manera, se aliviarían las tensiones con estas colonias, a las cuales se les permitiría desarrollarse y prosperar. Además, esta prosperidad y crecimiento económico también significaría un mayor beneficio económico para Gran Bretaña, por lo que todos saldrían beneficiados.

En otras palabras, Walpole fue completamente abierto en relación a lo conveniente de no hacer ningún esfuerzo por hacer cumplir las Leyes de Navegación en América, dando inicio a lo que muchos historiadores consideran como la verdadera instauración de la Negligencia Saludable como política del imperio británico. Sin embargo, esta misma relajación del cumplimiento de las leyes de comercio internacional no se podía extender a las demás colonias del imperio británico, ya que, en estos casos, no se daba el beneficio mutuo que con las colonias de Norteamérica.

Por esta razón, no convenía simplemente derogar las Leyes de Navegación. En consecuencia, Walpole, en una exhibición de gran sutileza en política exterior, optó por asumir la posición extraoficial de mirar al otro lado cuando los holandeses y mercaderes de otras nacionalidades transportaban bienes de contrabando a través del Atlántico.

El final de la Negligencia Saludable y el comienzo de una revolución

La época de la Negligencia Saludable marcó un tiempo de desarrollo importante para las colonias americanas en lo económico, político y social. A pesar de que, en teoría, las colonias estaban subordinadas al Parlamento, en la práctica estaban desarrollando sistemas de gobierno independientes, con sus propios sistemas de impuestos y leyes.

Sin embargo, a causa de los gastos incurridos durante la Guerra de los Siete Años contra el imperio francés, y como consecuencia de la expansión del imperio británico en América, la corona inglesa se vio en una necesidad desesperada de obtener ingresos adicionales. Tras el ascenso del rey Jorge III, en 1763 la corona abandonó la política de Negligencia Saludable y comenzó a apretar los tornillos en la aplicación de las Leyes de Navegación.

Muchos comerciantes fueron encarcelados o multados por contrabando, se aprobaron nuevas leyes y sanciones aún más duras en contra del comercio que no fuera directamente controlado por la corona inglesa y se establecieron nuevos impuestos sobre productos coloniales que dificultaba su comercio en Inglaterra.

Este cambio de timón tan repentino y negativo enfureció a las colonias y prendió la chispa de la rebelión. Esta chispa incendió algunos barcos ingleses en los puertos de Rhode Island y Nueva Inglaterra y acabó por prender la mecha de la revolución a través de la independencia de los Estados Unidos.

Referencias

Brooks, R. B. (2016, 30 marzo). What Was the British Policy of Salutary Neglect? History of Massachusetts Blog. https://historyofmassachusetts.org/what-was-the-british-policy-of-salutary-neglect/

Escuelapedia. (2011, 28 agosto). Mercantilismo británico – Escuelapedia – Recursos Educativos. Escuelapedia – Recursos educativos. https://www.escuelapedia.com/mercantilismo-britanico/

Henretta, J. (2017, 7 diciembre). Salutary Neglect – Encyclopedia Virginia. Encyclopedia Virginia. https://encyclopediavirginia.org/entries/salutary-neglect/

Jorge Díaz Historia de España. (2020, 20 julio). Comercio Triangular Colonial. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=0x6GJBNb2cg

Negligencia saludable | Definición, significado y hechos. (s. f.). Delphi Pages. https://delphipages.live/politica-derecho-y-gobierno/relaciones-internacionales/salutary-neglect

Plumb, J. (2022, 14 marzo). Robert Walpole, 1st earl of Orford | prime minister of Great Britain. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/biography/Robert-Walpole-1st-Earl-of-Orford

Rodríguez, R. (2021, 8 junio). Período de negligencia saludable: definición y efectos. Estudyando. https://estudyando.com/periodo-de-negligencia-saludable-definicion-y-efectos/

Spiegato. (2021, 8 julio). ¿Qué es la negligencia saludable? https://spiegato.com/es/que-es-la-negligencia-saludable#:%7E:text=De%201607%20a%201763%2C%20la,de%20fomentar%20la%20prosperidad%20colonial.

Wallenfeld, J. (2019, 25 junio). salutary neglect | Definition, Significance, & Facts. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/topic/salutary-neglect

Artículos relacionados