¿Tiene toxinas la semilla de aguacate?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

El fruto de la Persea americana, nombre científico de la planta procedente de América Central comúnmente conocida como aguacate, tiene una fruta comestible que se adapta fácilmente a las regiones tropicales. El aguacate tiene una cáscara de color verde oliva y una pulpa gruesa de color amarillo pálido rica en ácidos grasos como el linoleico, oleico, palmítico, esteárico, linolénico, cáprico y mirístico. Este fruto se utiliza normalmente para el consumo humano, pero también se ha utilizado como planta medicinal en México y en otras partes del mundo.

La semilla de aguacate representa entre el 13 y el 18% dl peso del fruto, y es un subproducto que generalmente no se utiliza. Normalmente, la semilla se desecha durante el procesamiento de la pulpa, pues sus residuos pueden representar un grave problema ecológico. Sin embargo y al mismo tiempo, puede ser interesante para la industria como fuente de compuestos bioactivos. Su composición química está formada por fitosteroles, triterpenos, ácidos grasos y dos glucósidos procedentes del ácido abscísico.

Estudios a la semilla del aguacate

Diferentes investigadores han descrito varias actividades biológicas de la semilla de aguacate. Entre ellas están las antioxidantes, antihipertensivas, larvicidas, fungicidas, hipolipidémicas y, recientemente, amebicidas y giardicidas. Asimismo, algunos estudios han examinado la posible actividad genotóxica del extracto de semilla de aguacate.

Penn State realizó un estudio en 2013 que descubrió que los aztecas y los mayas comían las semillas para tratar una serie de enfermedades. Las consumían hervidas o calentadas para ayudar a combatir la diabetes, los problemas gastrointestinales y las infecciones parasitarias. Por otra parte, un estudio nigeriano de 2009 descubrió que, históricamente, los nigerianos la utilizaban para ayudar a controlar la presión arterial alta.

Sin embargo, otros estudios han comprobado la presencia de sustancias tóxicas en la semilla de aguacate, que hacen pensar si es o no factible que esta sea consumida sin ocasionar daños en el organismo.

La persina en el aguacate

La persina, una toxina vegetal, está presente en altas concentraciones en las semillas y hojas del aguacate. Según el Manual Veterinario Merck, se sabe que la persina provoca efectos tóxicos y posiblemente la muerte en diversos animales, como el ganado vacuno, los caballos, las ovejas, las cabras, los ratones, las ratas, los conejos, las cobayas y algunas aves. Teniendo en cuenta estos efectos en los animales, ¿cuáles son los efectos potenciales de la persina en los seres humanos?

Hasta la fecha, no se han estudiado los posibles efectos tóxicos dde la persina en los seres humanos. Sin embargo, los estudios de laboratorio han demostrado que induce la muerte celular en líneas celulares de cáncer de mama y de ovario, como informaron en la edición de diciembre de 2013 del British Journal of Cancer y en la edición de junio de 2016 de Investigational New Drugs, respectivamente.

En los experimentos descritos, las células cancerosas fueron expuestas a niveles de persina mucho más altos de lo que cabría esperar por el consumo de cantidades relativamente pequeñas de la semilla de aguacate. Por otra parte, diferentes investigadores descubrieron que altas dosis de extracto de semilla de aguacate son letales para los ratones.

No obstante, en la actualidad no hay estudios que comprueben que la persina sea tóxica en los humanos, como lo es en los animales anteriormente mencionados. La Comisión del Aguacate de California recomienda evitar comer la semilla del aguacate, aunque, por supuesto, anima a disfrutar de la fruta. Si bien es cierto que las semillas contienen muchos compuestos beneficiosos para la salud, como la fibra soluble, las vitaminas E y C y el mineral fósforo, el consenso es que se necesita más investigación para determinar si los beneficios de su consumo superan los riesgos.

Fuentes

mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados