Organismos del reino protista

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Los protistas conforman uno de los reinos de seres vivos y se caracterizan por ser organismos eucariotas sencillos y muy pequeños, en muchos casos, microscópicos. Se dividen en dos grandes grupos: las algas y los protozoos, y presentan características particulares.

Los protistas: clasificación

El reino de los protistas incluye organismos unicelulares y pluricelulares muy diversos. La mayoría viven en hábitats acuáticos y en líquidos corporales de otros organismos.

Los protistas se describen como organismos eucariotas porque tienen un núcleo rodeado por una membrana y poseen orgánulos adicionales en su citoplasma. Los protistas también tienen lisosomas que les permiten la digestión del material orgánico que ingieren.

Además, los protistas tienen características en común con las células animales. Por ejemplo, poseen mitocondrias, que les brindan energía a la célula. También existen protistas que son semejantes a las células vegetales y tienen una pared celular, cloroplastos y pueden realizar el proceso de fotosíntesis.

Los organismos protistas se pueden clasificar según:

  • Tipo: pueden ser protozoos o algas
  • Tamaño: pueden ser microscópicos o macroscópicos
  • Alimentación: heterótrofos (materia orgánica) o autótrofos (fotosíntesis)
  • Formación celular: pueden ser unicelulares (una célula) o pluricelulares (varias células)

Las algas: características generales

Durante mucho tiempo, las algas se consideraron como plantas, debido a sus características en común con los vegetales. Sin embargo, en la actualidad se les considera como parte del reino protista.

Aunque las algas pueden realizar la fotosíntesis, se distinguen de las plantas porque:

  • No tienen tejidos propiamente dichos y, aunque algunas algas son pluricelulares, hay también otros tipos que son unicelulares.
  • Las algas pueden vivir fijas en un lugar o ser móviles.
  • Aunque sus células son parecidas a las vegetales por tener núcleo y cloroplastos, la composición de su pared celular es distinta.
  • No todas las algas usan la clorofila en el proceso de fotosíntesis. Algunos tipos utilizan pigmentos, por eso se pueden encontrar algas de diferentes colores además del verde, tales como negro, rojo, pardo, y otros.

Hábitat y reproducción

Las algas viven, generalmente, en ambientes acuáticos como mares, océanos y lagos. Otras incluso pueden vivir en rocas o maderas húmedas o en el interior de otros organismos como moluscos, corales y plantas.

En cuanto a la reproducción de las algas, puede ser sexual o asexual. La reproducción sexual se produce mediante la unión de gametos femeninos y masculinos, al igual que ocurre en otros seres vivos. La reproducción asexual de las algas se lleva a cabo por fragmentación. Esto se produce cuando un fragmento del talo, que es una formación pluricelular, se quiebra y de cada parte surge uno nuevo.

Los protozoos: características generales

El nombre de protozoo deriva de los términos griegos proto “primero”, y zoo, “animal”, porque se cree que los animales surgieron a partir de la evolución de estos organismos. De hecho, sus células son muy similares a las de los animales y son organismos eucariotas, unicelulares y móviles. La mayoría de ellos son microscópicos y necesitan del agua para poder sobrevivir. Por lo tanto, también se encuentran en hábitats acuáticos.

Según su movilidad, podemos dividirlos en:

  • Ciliados: son los protozoos más complejos. Utilizan cilios para transportarse. Un ejemplo de este tipo de protozoos es el paramecio.
  • Sarcodinos: se mueven utilizando pseudópodos, que son prolongaciones de la misma célula. Un ejemplo de este tipo es la ameba.
  • Flagelados: estos poseen flagelos y los utilizan para moverse. El ejemplo más común es el parásito Trypanosoma, que causa la enfermedad del sueño.
  • Inmóviles: estos son parásitos. El más común es el plasmodium, que causa malaria o paludismo.

Alimentación y reproducción

Los protistas son heterótrofos, es decir, se alimentan de materia orgánica. Su alimentación se produce por fagocitosis: la membrana del protozoo envuelve a la sustancia que va a ingerir, encerrándola en su interior para degradarla.

La reproducción de los protozoos es asexual. Puede ser por gemación, bipartición o esporulación. Sin embargo, existen también algunos que se reproducen de manera sexual.

El plancton

El plancton está formado por las algas y los protozoos. Son pequeños organismos que habitan en el agua. Se pueden dividir en dos tipos: fitoplancton, que realizan la fotosíntesis; y zooplancton, que se alimentan del fitoplancton.

Protistas heterótrofos y autótrofos

Otra clasificación de los protistas se basa en su alimentación:

  • Los protistas heterótrofos:
    • Son organismos microscópicos, unicelulares y heterótrofos.
    • Se alimentan de bacterias, restos de organismos y otros organismos microscópicos.
    • Viven en medios acuáticos.
    • La mayoría son de vida libre, pero existen algunos parásitos, ejemplo: Trypanosoma cruzi.
  • Los protistas autótrofos:
    • Poseen células parecidas a las vegetales, ya que presentan cloroplastos y pared celular.
    • La mayoría son unicelulares y constituyen el fitoplancton (organismos microscópicos, fotosintéticos, acuáticos, de vida libre).
    • Todas sus células presentan la misma apariencia y desempeñan las mismas funciones.
    • Según el pigmento que posean se pueden clasificar en verdes, pardos y rojos.
    • Viven en hábitats acuáticos dulces o marinos. También están presentes en hábitats con alto contenido de humedad como los bosques.

Otros ejemplos de protistas

  • Las algas, amebas, euglena, y mohos limosos son algunos de los protistas que pueden realizar la fotosíntesis.
  • Las amebas son amorfas y se mueven utilizando pseudópodos.
  • Algas de fuego: son plancton que pueden reproducirse rápidamente y producen floraciones dañinas.
  • Las diatomeas son algunas de las algas unicelulares conocidas como fitoplancton.
  • Esporozoos: son parásitos que no se pueden mover. Se reproducen mediante la formación de esporas. Ejemplos de esporozoos son el plasmadium y el esporozoo Toxoplasma gondii que causa la enfermedad toxoplasmosis.
  • Los tripanosomas se mueven por medio de flagelos.
  • Los paramecios utilizan cilios para trasladarse. Los cilios son protuberancias con forma de hilos que se extienden desde el cuerpo y realizan una especie de barrido.
  • Mohos limosos: pueden ser plasmodiales o celulares.
  • Oomicetos: son una especie de moho acuático. Tienen una pared celular compuesta de celulosa y se pueden reproducir de forma sexual o asexual.

Bibliografía

  • Mikoley, K. ¿Qué son los protistas? (2020). Estados Unidos. Gareth Stevens.
  • López-Ochoterena, E.; Serrano-Limón, G. El maravilloso mundo de los protozoarios. (2005). México. Revista de la Sociedad Mexicana de Historia Natural, 2(1): 231-237.
  • Sleigh, M. A. Biología de los Protozoos. (1973). Madrid. Blume.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados