La selección natural y la supervivencia del más apto

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

La selección natural y la supervivencia del más apto forman parte de las teorías evolucionistas de Charles Darwin, en su libro El origen de las especies y en trabajos posteriores. Son conceptos que sostienen que los seres vivos que se adapten mejor a su ambiente son los que tendrán una mayor probabilidad de supervivencia. Además, la presencia de ciertos rasgos en un individuo lo convertirán en más apto para sobrevivir que otro.

Charles Darwin y la evolución natural

Charles Darwin (1809-1882) fue un naturalista, biólogo y geólogo inglés y uno de los científicos más importantes del siglo XIX y de la historia de la ciencia. Como resultado de sus investigaciones, creó una de las ideas más revolucionarias de todos los tiempos: la teoría de la evolución de las especies, que enlaza los conceptos de adaptación y supervivencia.

Para poder desarrollar la teoría de la evolución biológica, a través de la selección natural, realizó innumerables observaciones y experimentos en la naturaleza, concluyendo que todas las especies de seres vivos evolucionaron a lo largo del tiempo. También, que tienen un antepasado común desde el cual se inició el proceso denominado como selección natural.

En la actualidad, la teoría de Darwin es la base del conocimiento sobre evolución. La evolución biológica es el proceso histórico de transformación de unas especies en otras a través de la reproducción, que incluye el surgimiento de rasgos nuevos y la extinción de especies.

Con los avances científicos modernos, los descubrimientos de Darwin aún siguen vigentes en la actualidad y forman parte de la explicación del desarrollo de la vida y los seres vivos.

Diferencias entre selección natural y supervivencia del más apto

La selección natural es una transformación que ocurre en los seres vivos. Son variaciones que pasan de generación a generación, mejorando los ragos de la especie, aumentando su probabilidad de supervivencia. Asimismo, van reduciendo o eliminando las características inútiles o perjudiciales. Se trata de un proceso que el ser vivo transita a través de distintas evoluciones y cambios a lo largo de la historia. Como resultado, cada vez se vuelve más fuerte y se adapta mejor al ambiente que lo rodea.

La selección natural es, por lo tanto, el proceso en el cual algunos organismos viven y se reproducen y otros, en cambio, mueren antes de reproducirse. Es la forma en la cual las species se adaptan a su entorno, según las condiciones a las que están expuestos. De este modo, solo los individuos capaces de adaptarse favorablemente sobrevivirán, y sus genes pasarán a su descendencia, continuando así la cadena de la evolución.

La frase de la supervivencia del más apto apareció después de la teoría de Darwin. El primero en utilizarla fue el economista británico Herbert Spencer, para comparar unos conceptos económicos. Esta interpretación de la selección natural se volvió popular, y posteriormente, Darwin usó la frase en sus explicaciones sobre la selección natural.

Sin embargo, la selección natural y la supervivencia del más apto no significan lo mismo. La principal diferencia es que la selección natural es un proceso en el cual ocurre la supervivencia del más apto.

Qué significa ser “más apto

Uno de los conceptos interesantes del Darwinismo sostiene que todo lo que existe es bueno a nivel biológico y que vivimos en el mejor de los mundos posibles, porque de lo contrario, la selección natural ya habría eliminado lo perjudicial.

Pero esta idea de lo más apto no se puede aplicar a todo y hay excepciones. Los individuos que sobreviven no siempre son los más fuertes o los más rápidos o más inteligentes. Por lo tanto, la supervivencia del más apto no es la mejor manera de describir a la selección natural. De hecho, Darwin consideraba como “más aptos” a los miembros de la especie que mejor se adaptaban a su entorno, participando así en la selección natural.

La idea del “más apto” suele ser un poco confusa y en algunos casos, se utiliza como sinónimo de “selección natural”. Sin embargo, un individuo más apto no es necesariamente uno con rasgos buenos o características sobresalientes, sino más bien, un individuo con los rasgos indispensables para poder sobrevivir en el medio ambiente que lo rodea.

Justamente, cuando hablamos de la supervivencia del más apto, nos referimos a los organismos que poseen ciertos rasgos que les permiten sobrevivir mejor que otros. A este rasgo o conjunto de rasgos de adaptación se los transmiten a sus descendientes, aumentado las probabilidades de éstos de poder sobrevivir y asegurando la continuidad de las características favorables.

Teniendo en cuenta que un individuo requiere de los rasgos más favorables para sobrevivir en el medio ambiente que habita, se puede deducir que los individuos con mejores adaptaciones alcanzarán a vivir el tiempo suficiente para transmitir sus genes a su descendencia. En cambio, los que carecen de rasgos beneficiosos, ”los no aptos”, probablemente no vivirán el tiempo necesario para reproducirse y transferir sus rasgos desfavorables a sus descendientes. Con el tiempo, los rasgos desfavorables desaparecerán. De hecho, el proceso de reducción y eliminación de genes desfavorables puede demorar muchas generaciones.

Bibliografía

  • Darwin, C. El origen de las especies. (2013). España. E-artnow.
  • Bajo, J. M. Breve Historia del Pensamiento Evolucionista: desde la Antigüedad hasta Darwin. (2017). España. Editorial Académica Española.
  • Bermúdez de Castro, J. M.; Briones Llorente, C. Fernández Soto, A. Orígenes: El universo, la vida, los humanos. (2015). España. Editorial Crítica.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados