Selección direccional en biología evolutiva

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

La selección direccional es un tipo de selección natural en la que las características observables o fenotipo de la especie tiende hacia un extremo en lugar de al fenotipo medio o al fenotipo extremo opuesto. La selección direccional es uno de los tres tipos de selección natural más estudiados, además de la selección estabilizadora y la selección disruptiva. En la selección estabilizadora, los fenotipos extremos se reducen gradualmente en número a favor del fenotipo medio, mientras que en la selección disruptiva el fenotipo medio se reduce a favor de los extremos en cualquier dirección. 

Condiciones que conducen a la selección direccional

El fenómeno de selección direccional generalmente se observa en entornos que han cambiado con el tiempo. Los cambios en el tiempo, el clima o la disponibilidad de alimentos pueden llevar a una selección direccional. Un ejemplo pertinente relacionado en principio con el cambio climático es lo que se ha observado recientemente en Alaska con el salmón rojo y el cambio en el momento del desove, probablemente debido al aumento de la temperatura del agua. 

En un análisis estadístico de la selección natural, la selección direccional muestra una curva de campana de la población para un rasgo particular que se desplaza hacia la izquierda o hacia la derecha. Sin embargo, a diferencia de en la selección estabilizadora, la altura de la curva de campana no cambia en la selección direccional. Hay muchos menos individuos “promedio” en una población que ha sido sometida a selección direccional.

La interacción humana también puede acelerar la selección direccional. Por ejemplo, los pescadores o los cazadores que capturan o persiguen las presas suelen centrarse en los individuos más grandes de la población, bien sea por su carne, piel u otras partes ornamentales o útiles de gran tamaño. Con el tiempo, esto hace que la curva de la población se desvíe hacia los individuos más pequeños. Una curva de campana de selección direccional para el tamaño mostrará un desplazamiento hacia la izquierda en este ejemplo de selección direccional. Los depredadores de animales también pueden crear una selección direccional. Debido a que es más probable que los individuos más lentos de una población de presas sean cazados y devorados por los depredadores, por lo que la selección direccional inclinará gradualmente la población hacia individuos más rápidos. Una curva de campana que grafica el tamaño de la especie se deslazará hacia la derecha al documentar esta forma de selección direccional. 

Ejemplos de selección direccional

La selección direccional es una de las formas de selección natural, por lo que existen abundantes ejemplos que se han estudiado y documentado. Veamos algunos casos conocidos:

  • Charles Darwin (1809-1882), el naturalista británico que desarrolló la teoría de la evolución según la selección natural, mientras se encontraba en las islas Galápagos estudió lo que más tarde se denominaría selección direccional. Observó que la longitud del pico de los pinzones de las Galápagos cambiaba con el tiempo debido la adaptación de dichos picos a las fuentes de alimento disponibles. Cuando faltaban insectos para comer, los pinzones con picos más grandes sobrevivían porque la estructura del pico era útil para romper semillas. Con el tiempo, a medida que los insectos se hicieron más abundantes, la selección direccional comenzó a favorecer a los pinzones con picos más pequeños y más largos, que eran más útiles para atrapar insectos.
  • Los registros fósiles revelan que los osos negros en Europa disminuyeron de tamaño durante los períodos interglaciares continentales, es decir, durante los períodos menos fríos en la edad de hielo; sin embargo, aumentaban de tamaño durante los períodos de expansión del hielo, cuando el frío era más severo. Esto probablemente se debió a que los individuos más grandes poseen ventajas en condiciones de frío extremo y cuando las condiciones de suministro de alimentos son limitadas. 
  • En la Inglaterra de los siglos XVIII y XIX, las polillas salpicadas que habían sido predominantemente blancas, de modo que así se camuflaban con los árboles de colores claros, comenzaron a evolucionar hacia una especie predominantemente oscura que les permitía camuflarse con un entorno que estaba cada vez más cubierto del hollín proveniente de las fábricas durante la Revolución Industrial. 

mm
Emilio Vadillo (MEd)
(Licenciado en Ciencias, Master en Educación) - COORDINADOR EDITORIAL. Autor y editor de libros de texto. Editor (papel y digital). Divulgador científico.

Artículos relacionados