Aprender modismos y locuciones en contexto

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Es difícil para un hablante no nativo entender los modismos de una nueva lengua. Y es que en cualquier idioma ciertas expresiones idiomáticas y modismos resultan más fáciles de entender en contexto. Por ello, muchos profesores recurren a los cuentos para que sus alumnos aprendan más fácilmente.

Hay una gran variedad de actividades que los profesores pueden proponerles a sus alumnos para que el aprendizaje de modismos tenga un efecto duradero en el tiempo. Una de ellas resulta leer un cuento brevemente, es decir, sin necesariamente entender todo el contenido del cuento. Al leer el cuento por segunda vez, se le puede proporcionar al alumno los significados de los modismos y otras frases idiomáticas que pueden ser desconocidas para el nuevo lector. Son recursos muy útiles para el profesor que van muy bien si se combinan con otros métodos de enseñanza.

Cuentos en inglés con expresiones idiomáticas y modismos para enseñar en contexto

Las siguientes historias para jóvenes pueden ser de mucha utilidad para observar cómo se utilizan las expresiones idiomáticas dentro de un contexto narrativo tradicional. El sitio web que los aloja tiene, además, muchas opciones especiales para aquellas personas que están aprendiendo inglés y cuya lengua materna es el español. Cada historia cuenta con su traducción para aprovecharla al máximo. Estos son algunos ejemplos:

Cenicienta: el clásico de los hermanos Grimm en el que la joven y hermosa Cenicienta, con la ayuda de su hada madrina, logra asistir al baile a pesar de las adversidades. En el baile conoce a un apuesto príncipe que quedará totalmente enamorado de ella.

El príncipe feliz: en esta historia de Oscar Wilde un joven príncipe que siempre fue feliz observa las penas y miserias de su pueblo desde su puesto privilegiado en una estatua de oro. Una hermosa historia con un final conmovedor.

Pulgarcito: el cuento de Charles Perrault sobre Pulgarcito y sus aventuras buscando el camino a casa le permitirá aprender muchas expresiones y modismos de una manera divertida.

Consejos para profesores

Los cuentos con expresiones idiomáticas y modismos son muy útiles para los niveles más avanzados de la enseñanza del inglés. Es increíble cuántos modismos se pueden incluir naturalmente en un cuento. Son ideales siempre y cuando haya actividades al final de la historia para comprobar lo aprendido.

Algunas de las sugerencias más comunes para los enseñantes son las siguientes:

  • Comprobar la producción escrita del estudiante con una actividad de escritura creativa donde se pida utilizar lo aprendido.
  • La escritura de diálogos nunca puede faltar.
  • Los estudiantes pueden crear un texto en grupo e intercambiarlo con otros grupos del aula. Una de las opciones puede ser un texto en el que se completen palabras faltantes.
  • Algunas situaciones lingüísticas a veces funcionan mejor en un idioma que en otro. Puede probar con usar la lengua materna de sus estudiantes para hacer comparaciones de esta índole con el inglés.

¿Cómo aprendemos frases idiomáticas en contexto?

Al leer un texto nuevo, navegar por Internet o disfrutar de contenido audiovisual puede ser difícil darse cuenta de cuáles son las frases idiomáticas. Siga algunos de estos pasos para descubrir si se ha topado con una frase idiomática o modismo:

Una frase idiomática no suele entenderse en sentido literal

En español tenemos por ejemplo que:

Al que madruga, Dios lo ayuda.

Mientras, en inglés existe:

The early bird catches the worm. (el ave que madruga atrapa al gusano)

Esta frase idiomática nos revela la importancia de salir de la cama bien temprano en la mañana para empezar el día con buena actitud y ser productivos desde tempranas horas. Usa al ave madrugadora como metáfora para expresar que el que se levanta más temprano tiene más posibilidades de ser productivo durante el día. Claro que quienes no madrugan probablemente también pueden ser muy productivos durante otras horas del día. Aquí no se puede seguir la frase al pie de la letra; para empezar, no somos pájaros.

No siempre las expresiones son lo que parecen

Si una expresión parece fuera de lugar, lo más seguro es que se trate de una frase idiomática. Fíjese en estas frases en un contexto de una reunión de negocios:

El barco arribará a buen puerto.

This ship has sailed. (el barco ha zarpado)

Sin duda, no se esperan frases navales al hablar con hombres de negocios. Es fácil ver cómo esto nos revela que estamos ante una frase idiomática o modismo.

También es importante destacar que, aunque ambas hablen de barcos, estas expresiones no tienen relación alguna entre sí. La expresión castellana significa que algo está bien encaminado; mientras, la inglesa denota que ya es demasiado tarde para hacer algo, por lo que es una oportunidad perdida.

Las frases idiomáticas pueden ser locuciones verbales

Las locuciones verbales pueden tener un sentido figurado. Digamos que:

Luis me cae gordo.

En este caso, Luis no me cayó encima mientras estaba gordo. La frase significa que Luis no me agrada. Y esto es así cada vez que se hable de que alguien “cae gordo”. El significado y la forma de escribir la frase son fijas.

I feel in seventh heaven. (me siento en el séptimo cielo)

En este caso, la frase en inglés se refiere a sentirse muy alegre y complacido con alguna situación.

Al tener en cuenta las consideraciones anteriores es más fácil para los hablantes no nativos reconocer frases idiomáticas y modismos en inglés y en español.

Referencias

mm
Isabel Matos (M.A.)
(Master en en Inglés como lengua extranjera.) - COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados