¿Quién era Nils Krogstad?

- Advertisement -

Nils Krogstad es uno de los personajes más controvertidos de la obra Casa de muñecas, de Henrik Ibsen. Aunque al principio de la historia aparece como un villano, más tarde tiene la oportunidad de redimirse, y se arrepiente de sus actos. Finalmente, se transforma en una persona diferente y decide comenzar una nueva vida al lado del amor de su juventud.

Sobre el autor

Henrik Johan Ibsen (1828-1906) fue uno de los dramaturgos más importantes de Noruega. Nació en Cristianía, que actualmente es la ciudad de Oslo. Cuando era pequeño, su familia se mudó a una granja en las afueras de las ciudad, y es allí donde pasó la mayor parte de su infancia.

Durante su juventud realizó diferentes trabajos mientras estudiaba para ser médico. Sin embargo, no llegó a graduarse en ese campo. En cambio, se interesó por la literatura, especialmente por la poesía y el arte dramático. Sus primeras obras dramáticas, Catilina (1848-1850) y La tumba del guerrero (1851) demostraron su estilo rebelde y transgresor, que años después se convertiría en su marca artística más propia y distintiva.

Mientras trabajaba en el teatro Det norske de Bergen, estrenó diversas obras dramáticas, como La noche de San Juan (1853), y La señora Inga de Ostraad (1855). En 1858, se casó Susannah Thoresen, con la que tuvo a su único hijo Sigurd Ibsen.

Algunos años después se marchó de Noruega y se mantuvo en exilio voluntario durante más de 25 años. La mayor parte del tiempo vivió en Italia y Alemania. En esos años escribió algunas de sus obras más famosas, como Casa de muñecas (1879), Espectros (1881), El pato silvestre (1884) y Hedda Gabler (1891).

En 1891, se estableció nuevamente en Cristianía, Noruega. Allí falleció en 1906, después de sufrir diversos problemas médicos, a los 78 años de edad.

Henrink Ibsen fue un autor polémico en su época, porque cuestionaba los valores y la moral de la sociedad conservadora noruega. Sin embargo, logró obtener cierto reconocimiento antes de su muerte, no solo en su país sino también a nivel internacional.

Actualmente se lo considera como uno de los dramaturgos más influyentes, y sus obras son clásicos de la literatura universal.

Sobre Casa de muñecas

Casa de muñecas es una obra de teatro de tres actos que Henrik Ibsen publicó en 1879. Se estrenó por primera vez en el Teatro Real de Copenhague, Dinamarca, y en la actualidad es la obra más famosa de este escritor.

La trama se desarrolla en una ciudad de Noruega, donde vive una familia compuesta por una pareja y sus tres hijos pequeños. La historia se centra en Nora Helmer, quien cumple los roles de esposa, madre y ama de casa, pero sufre una transformación personal que culmina en un final inesperado y socialmente polémico.

Por la forma innovadora en que Ibsen retrató a Nora y las acciones que esta mujer lleva a cabo, Casa de muñecas obtuvo críticas negativas, y los sectores más conservadores de la sociedad noruega la consideraron casi una afrenta a los valores tradicionales de la época. Al mismo tiempo, la obra obtuvo un gran reconocimiento por parte de los grupos más progresistas del país. Más tarde, también fue reconocida a nivel internacional.

Personajes

En Casa de muñecas aparecen los siguientes personajes:

  • Nora Helmer: es la esposa de Torvald Helmer, madre de tres hijos y ama de casa.
  • Torvald Helmer: es abogado en un banco, esposo de Nora y padre de tres hijos.
  • Dr. Rank: es un amigo rico de la familia que sufre de una enfermedad terminal.
  • Kristine Linde: es una mujer viuda que también es amiga de Nora.
  • Nils Krogstad: empleado en el banco donde trabaja Torvald.
  • Los niños: son los hijos de Nora y Torvald. Se llaman Ivar, Bobby y Emmy.
  • Anne Marie: es la niñera de los niños y antes fue la niñera de Nora.
  • Helene: es la sirvienta de los Helmer.

Breve resumen de Casa de muñecas

Primer acto

Casa de muñecas empieza mostrando cómo Nora Helmer prepara todo para celebrar la Navidad. Aunque su marido Torvald Helmer la regaña por haber gastado más dinero que el año anterior en las compras navideñas, ambos cónyugues aparecen como personas felices y enamoradas. Además, tienen otra razón para festejar, ya que Torvald recibió un ascenso en su trabajo.

Un momento más tarde llegan algunas personas de visita. Una de ellas es Kristine Linde, una antigua amiga de Nora, y la otra es el Dr. Rank, un amigo de la familia. Kristine le confiesa a Nora sus dificultades financieras y le pide ayuda para conseguir un empleo. A su vez, Nora le cuenta que pasó por una experiencia similar cuando Torvald se enfermó y tuvieron que viajar a Italia para que recibiera su tratamiento médico. Para poder afrontar los gastos del viaje, Nora obtuvo un préstamo de manera ilegal, falsificando la firma de su padre. Desde entonces, ahorra en secreto para poder pagar el préstamo.

Cuando llega el tercer huésped, Krogstad, un compañero de trabajo de Torvald, Nora se inquieta. Más tarde le pide a su marido que ayude a su amiga Kristine a conseguir un empleo en el banco.

Después de que los invitados se van, Nora se queda sola y reaparece Krogstad. Éste le pide que evite que Torvald lo despida. Como Nora se niega, Krogstad la extorsiona con contarle a su marido sobre el fraude. Ella accede, pero no logra convencer a Torvald.

Segundo acto

Nora continúa intentando que su esposo no despida a Krogstad, diciéndole que su colega puede arruinarle la carrera.

El Dr. Rank vuelve a visitarlos y Nora decide buscar su ayuda. Pero, en cambio, el Dr. Rank le confiesa que se está por morir y que siempre estuvo enamorado de ella.

Más tarde, Krogstad vuelve a enfrentarse a Nora, y ella le explica que no pudo convencer a su marido. Krogstad, entonces, le dice que le escribió una carta a Torvald, contándole la verdad sobre el fraude.

Presa de la desesperación Nora le pide a Kristine que la ayude con Krogstad. Cuando Torvald llega a casa y está por abrir su correo, Nora lo distrae mostrándole una danza que planea realizar en una fiesta de disfraces a la que están invitados.

Tercer acto

Kristine, que años atrás había tenido un romance con Krogstad, logra convencerlo para que deje de extorsionar a Nora. Pero le dice que no busque la carta, así el matrimonio podrá resolver este conflicto de una vez por todas.

Durante la fiesta de disfraces a la que asisten los protagonistas de la obra, el Dr. Rank se despide de Nora porque cree que está por morir pronto. Torvald abre su buzón y lee su correspondencia.

Nora está dispuesta a huir, pero Torvald la regaña porque ahora su reputación depende de Krogstad. La acusa de ser una una mujer deshonesta e inmoral que no es digna de criar a sus hijos. También le asegura que solo seguirán casados para mantener las apariencias.

Después, Nora recibe una carta de Krogstad, donde se arrepiente de haberla extorsionado y le entrega los documentos que la incriminan. Torvald los quema y perdona a Nora. Sin embargo, ella se desilusiona de su esposo y se da cuenta que él nunca la amó.

Finalmente, decide dejar a su marido y a sus hijos para iniciar una travesía de desarrollo personal. Aunque Torvald le recuerda sus obligaciones como esposa y madre, ella le dice que también tiene una obligación consigo misma. Finalmente, se va azotando la puerta.

Características del personaje de Nils Krogstad

Nils Krogstad es uno de los personajes de Casa de muñecas que, al principio, aparece como un villano en la historia. Es un hombre de mediana edad, amargado, que trabaja en el mismo banco que Torvald Helmer y se considera un fracasado. Aunque son colegas, estos dos hombres son muy diferentes. Mientras que Torvald es dueño de una reputación intachable, Krogstad tiene una mala reputación y está a punto de ser despedido.

Al igual que la protagonista, Nora Helmer, Krogstad presenta una transformación a lo largo de la historia y realiza algunas acciones inesperadas que le otorgan una mayor complejidad a su personaje.

Krogstad como antagonista

En el inicio de la obra, la llegada de Krogstad al hogar de los Helmer interrumpe la felicidad y la tranquilidad aparente de la familia, y desencadena el conflicto principal. Aparece como un hombre despiadado y sin escrúpulos, que no duda en extorsionar a una mujer indefensa para conseguir su objetivo.

La aparición de Krogstad revela su propia corrupción, porque amenaza a Nora con exponer el fraude que ésta cometió con su ayuda, algo que hasta entonces permanecía en secreto.

Mediante su extorsión, Krogstad pretende mantener su puesto de trabajo y más tarde también un ascenso. Se convierte así en el antagonista de la historia, el causante de la desesperación de la protagonista y, de alguna manera, el catalizador de los eventos posteriores.

El lado oscuro de Krogstad

El comportamiento cruel de Krogstad se puede observar, principalmente, a lo largo de los dos primeros actos, cuando continúa acechando y extorsionando a Nora Helmer.

Krogstad presiona a Nora para que convenza a su esposo de que no lo despida. Ante los esfuerzos en vano de ella, Krogstad se impacienta, se enoja y le exige cada vez más.

Krogstad lleva a Nora al límite, y ella llega a considerar el suicidio para escapar de su aflicción y evadir los problemas que ve venir. Krogstad se da cuenta y la acusa de cobarde. También le recuerda la inutilidad de esa acción, porque, aunque ella muriera, la reputación de Torvald se dañaría igual si el fraude se diera a conocer.

Torvald, que desconoce que Krogstad está extorsionando a su esposa, lo define como un hombre con mala reputación, moralmente enfermo y corrupto, que tiene los días contados en el trabajo.

La otra faceta de Krogstad

A medida que transcurre la historia, surgen algunas características comunes entre Krogstad y Nora Helmer que revelan nuevas facetas de los personajes. Aparece el lado “bueno” y más humano de Krogstad; y también se muestra una nueva imagen de Nora, responsable y preocupada.

Tanto Nora como Krogstad falsificaron firmas para obtener dinero y tuvieron motivos similares para cometer los fraudes. Los dos se vieron obligados a ello por sus seres queridos: Nora para salvarle la vida a su marido y Krogstad para poder mantener a sus hijos como padre soltero. Además, en algún momento Krogstad, al igual que Nora, contempló la idea del suicido para solucionar sus problemas.

Nora y Krogstad también son dos personas que están intentando reparar sus errores. Krogstad lo hace tratando de mantener su empleo a toda costa; y Nora, intenta ahorrar en secreto todo lo que puede para pagar el préstamo. También, ambos son presos de la desesperación y víctimas de las reglas rígidas y despiadadas de la sociedad.

Cuando se descubren los motivos de Krogstad, se puede observar su lado más humano. De algún modo, esto también permite vislumbrar una posible resolución positiva del conflicto entre él y Nora.

La transformación de Krogstad

Cuando Krogstad se reúne con su antiguo amor, Kristine Linde, tienen una conversación que reaviva sus sentimientos y da inicio a la transformación de Krogstad. Este decide dejar de extorsionar a Nora y enfocarse en el futuro.

Para acabar con el chantaje, decide buscar la carta y romperla, pero sorprendentemente, Kristine le dice que será mejor que la deje en el buzón para que Nora y Torvald puedan hablar sobre ello y terminar con este asunto. Krogstad acepta, y envía una segunda carta, donde les entrega las pruebas que tiene sobre el fraude y afirma que no revelará el secreto.

Aunque este cambio de Krogstad parece repentino, es el resultado de una transformación que ocurre en alguien que en realidad no tiene una naturaleza malvada, sino una gran necesidad de comprensión y afecto para encauzar su vida.

Al final, a pesar de que el fraude no se hace público, la relación entre Nora y Torvald se rompe y éste se revela como el verdadero antagonista de la historia.

Krogstad, que se redimió al retractarse de sus acciones y terminar con la extorsión, está listo para comenzar una nueva vida con la mujer que ama.

Bibliografía

Artículos relacionados