¿Conoces a Hermia y Egeo, personajes de “El sueño de una noche de verano”?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

A Midsummer Night’s Dream (El sueño de una noche de verano) es una comedia de William Shakespeare escrita en el año 1595. La trama de la obra cuenta sobre la boda de Teseo, duque de Atenas, con Hipólita, reina de las amazonas. Se entremezclan las aventuras de cuatro amantes atenienses y seis actores aficionados controlados por las hadas que habitan en el bosque donde discurre la mayor parte de la obra. La traducción al castellano con que se conoce la obra es El sueño de una noche de verano, pero en realidad midsummer nigth en inglés es el solsticio de verano, el día en que empieza el verano, la noche más corta del año. Veamos los principales caracteres de dos personajes de la obra: Hermia y su padre Egeo.

Portada de la primer edición de A Midsummer Night's Dream (Sueño de una noche de verano), año 1600.
Portada de la primer edición de A Midsummer Night’s Dream (El sueño de una noche de verano), año 1600.

Hermia

Hermia es una joven que sabe lo que quiere y lucha por conseguirlo. Está incluso dispuesta a renunciar a su familia y a su forma de vida para casarse con Lisandro, aceptando fugarse al bosque con él. Sin embargo ella sigue siendo una dama y no acepta que duerman juntos, por lo que le pide a Lisando que duerma lejos de ella «… pero amable amigo, por amor y cortesía, acuéstate más lejos con modestia humana». (acto 2, escena 2).

Hermia y Lisandro, John Simmons, 1870.
Hermia y Lisandro, John Simmons, 1870.

Hermia le confiesa a su amiga Helena que no está interesada en Demetrio, quien está enamorado de ella, pero a su vez Helena está enamorada de Demetrio. Pero Helena siente que no es tan atractiva como Hermia. Las hadas intervienen vertiendo una pócima de amor en forma equivocada y ambos, Demetrio y Lisandro, terminan enamorados de Helena. Esto genera el enfado de Hermia, que se ve obligada a luchar por su amor, incluso contra su amiga. Helena entonces confirma el carácter determinado del personaje de Hermia: «¡Oh, cuando está enojada, es entusiasta y astuta!, era una zorra cuando iba a la escuela, y aunque es pequeña, es feroz» (acto 3, escena 2).

Hermia continúa defendiendo a Lisando incluso cuando le ha dicho que ya no la ama. A Hermia le preocupa que pelee con Demetrio, «… el cielo proteja a Lisandro si se trata de una pelea …» (acto 3, escena 3), demostrando su amor imposible de evitar por Lisandro, lo que desarrolla la trama de la obra, y que llega a un final feliz. Es la personalidad de Hermia la que permite esta resolución: Hermia es decidida, luchadora y ocasionalmente agresiva, lo que nos recuerda que es la hija de Egeo, pero nos hace admirar su firmeza y su fidelidad por Lisandro.

Egeo

El padre de Hermia, Egeo, tiene un carácter autoritario y dominante respecto de su hija, contrastando con el carácter justo de Teseo. Egeo plantea aplicar toda la fuerza de la ley para que su hija obedezca sus órdenes, inclusive disponiendo la pena de muerte: «… ruego el antiguo privilegio de Atenas, como es mía puedo disponer de ella, que será para este caballero, o para su muerte de acuerdo a nuestra ley» (acto 1, escena 1). Es que ha determinado que Hermia ha de casarse con Demetrio en lugar de su verdadero amor, Lisandro. No queda clara cuál es la motivación de la elección de Egeo, ya que ambos hombres aparecen como adecuados para casarse con su hija. Se puede suponer que se trata sólo de imponer su voluntad en la vida de Hermia sin que su felicidad parezca importarle. Teseo trata de aplacar a Egeo y da a Hermia tiempo para que decida y la situación se va resolviendo a medida que transcurre la obra.

Pero Hermia es capaz de imponer su deseo y Egeo tiene que aceptarlo, con la aprobación de Teseo y con el giro de la obra que hace que Demetrio no esté ya interesado en Hermia. Sin embargo Egeo insiste en sus actitudes autoritarias y sólo debido a la intervención de las hadas es que se llega a un final feliz. Sin su intervención quizás Egeo hubiese impuesto sus deseos y hubiese incluso provocado la ejecución de su hija al desobedecerle. Pero esta obra es una comedia, no es una tragedia.

Fuente

Tomás Fernández, Elena Tamaro. Resumen de El sueño de una noche de verano. En Biografías y Vidas, Barcelona, España, 2004.

Bibliografía complementaria

William Shakespeare. Sueño de una noche de verano. Ministerio de Educación Pública, Costa Rica.

mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados