¿Qué es “sprezzatura”?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Sprezzatura es una palabra de origen italiano, creada por Baldassare Castiglione en su obra El cortesano. Se refiere a la forma particular en la que un aristócrata debía comportarse en la sociedad. Principalmente, consiste en mantener la compostura y mostrar una actitud digna y casi indiferente, sin afectación.

Quién era Baldassare Castiglione

Baldassare Castiglione (1478-1529), conde de Novellata, fue un cortesano, diplomático y escritor que nació en Mantua, Italia. Sus padres eran Cristóforo Catiglione y Luigia Gonzaga.

A lo largo de su vida estuvo al servicio de diferentes hombres de poder, tales como el marqués Francesco Gonzaga y Carlos V, y llevó a cabo distintas misiones diplomáticas. También vivió en la corte de Urbino, que se consideraba como la más refinada de Italia.

En 1516 se casó con Ippolita Torelli, con la cual tuvo tres hijos. Después del fallecimiento de su esposa cuatro años después, se dedicó a la vida eclesiástica y prestó servicio como nuncio del papa Clemente VII.

Entre sus obras se destacaron el poema Alcon (1506); la elegía Ad puellam in litore ambulantem (1513), y el libro El cortesano (1528), o Il Cortegiano en italiano, un tratado sobre la vida en la corte.

En 1529 murió de peste negra en la ciudad española de Toledo, a la edad de cincuenta años. Fue enterrado en Mantua, su ciudad natal, en 1530.

Sobre la obra El cortesano

El cortesano es la obra más importante de Baldassare Castiglione. Se publicó en Venecia en 1528, editada por Marcantonio Flaminio. Juan Boscán la tradujo al español en 1534. Se cree que a Castiglione le llevó casi veinte años escribir este libro.

El cortesano tuvo un éxito inmediato y se convirtió en el modelo de cortesano ideal y un ejemplo de etiqueta y protocolo social a seguir.

En esta obra, el autor describe cómo debe ser un caballero o una dama, y presenta un arquetipo que responde a la visión del mundo y las costumbres de la época. Por ejemplo, el caballero perfecto debía ser experto en las armas pero también en las letras; debía saber conversar y tratar a sus semejantes, especialmente a las damas. También era importante que supiera tocar algún instrumento musical.

Mediante sus instrucciones, Castiglione pretendía instruir a los nobles sobre el comportamiento y los modales adecuados, y para ello era necesario cultivar un estilo elegante que, al mismo tiempo, pareciera natural, ya fuera en la forma de vestir, en la danza o en el discurso.

En cuanto a sus características literarias, El cortesano sigue el estilo decoroso del Renacimiento y posee la estructura del diálogo ciceroniano, es decir, contiene largas exposiciones sobre temas morales y filosóficos. Está dividido en cuatro libros y presenta los diálogos que mantienen durante cuatro noches varios personajes, entre los que se incluyen: una duquesa, una princesa, un cardenal, Cesare Gonzaga, el poeta Pietro Bembo, Ludovico di Canossa, Federico Fregoso, Giuliano di Medici, y el Aretino.

La conversación entre los personajes surge a partir de un juego que sugiere Federico Fregoso para definir las cualidades y actitudes que debe tener una persona para lograr ser un cortesano perfecto. En el primer juego, los personajes debaten sobre las circunstancias del nacimiento y la educación del caballero; en el segundo, sobre su comportamiento en la sociedad; en el tercero sobre cómo debe ser una dama y, en el cuarto, sobre la interacción del cortesano con el príncipe. El libro finaliza con una disertación de Pietro Bembo sobre el amor platónico.

Significado y origen de sprezzatura

El término sprezzatura es de origen italiano y no es una tendencia reciente, sino una idea que surgió en el siglo XV d.C. Es, justamente, en El cortesano, donde apareció el concepto de sprezzatura por primera vez, asociado con las cualidades propias de un caballero.

La palabra sprezzatura significa, literalmente, “desdén” y deriva de sprezzante, que quiere decir “distante”. Sin embargo, Castiglione la utilizó para indicar una característica particular del comportamiento cortesano ideal. Según él, la sprezzatura, es el arte de esconder el arte. Es decir, se trata de la habilidad para ocultar o disimular el esfuerzo que conlleva hacer algo, para que parezca sencillo. Esto se puede aplicar a la personalidad, los gestos, la vestimenta y cualquier otra característica de la persona.

En su manual, Castiglione afirmaba, además, que un aristócrata o cortesano debía conservar la compostura en todas las circunstancias, aún en las más difíciles. También, cuando estaba rodeado por otras personas, debía comportarse con una indiferencia no afectada y una dignidad sin esfuerzo. A ese desdén o actitud casual sin afectación le denominó sprezzatura.

Castiglione también describe a la sprezzatura como una cualidad esencial de todo príncipe o cortesano que consiste en no demostrar afectación alguna, sino más bien en tener una actitud sprezzante o distante. Algunos ejemplos de sprezzatura se podían ver en la corte de los Médici, una familia importante de Florencia y en los Gonzaga, una familia renombrada de Mantua.

En otras palabras, la sprezzatura es la desenvoltura y la seguridad con las cuales un caballero disimula, con gracia, un sentimiento o actitud. La sprezzatura se logra a través del esfuerzo, el autocontrol, la repetición y la costumbre. Al acostumbrarse a algo, ya sea por hábito o disciplina, surge una indiferencia y naturalidad que parecen espontáneas pero que en realidad no lo son. Cuanto más habitual sea algo, y menos importancia se le preste, más natural parecerá a los ojos de los demás.

Algunos autores, sin embargo, consideran que la sprezzatura también tiene un lado negativo. Primero, porque la persona aparenta algo que en realidad no es. Por otro lado, hace que algo difícil parezca sin esfuerzo, lo cual crea una idea distorsionada de la dificultad real. Además, en la práctica, la sprezzatura es una forma de engañar a los demás. En algunos casos, incluso, puede llegar a negar o desestimar la naturaleza de una persona y hacer que esta se pierda a sí misma.

La sprezzatura en el arte y la música

Si bien en un principio el concepto de sprezzatura estaba relacionado, principalmente, con el comportamiento de un cortesano, siglos más tarde se expandió a otros ámbitos como el arte, la música y la literatura.

La sprezzatura se reflejó con frecuencia en la pintura y la decoración barroca de iglesias o palacios. Incluso, algunos autores definieron con sus propias palabras lo que consideraban como sprezzatura. Por ejemplo, el artista italiano Giorgio Vasari (1511-1574), entendió a la sprezzatura como una especie de “negligencia intencional”; también incluyó a la gracia, como otra cualidad estética similar.

En 1536, el músico y compositor español Luis Milán (1500-1561) publicó El maestro, un libro dedicado a la vihuela, donde se pueden ver referencias a la sprezzatura de la cultura cortesana italiana. En 1561 publicó una versión de El cortesano, basado en la corte valenciana.

En la literatura, la sprezzatura se refiere a cuando un escritor crea una oración o un párrafo y lo revisa varias veces, hasta encontrar la forma correcta y sencilla de transmitir su mensaje, haciendo que parezca que se ha escrito sin esfuerzo.

Lo mismo ocurre en la danza y el teatro: los bailarines y los actores buscan que sus movimientos y sus actuaciones, respectivamente, sean lo más naturales posibles, a pesar de las dificultades que conllevan.

La sprezzatura en la moda

Con el paso del tiempo, el concepto de sprezzatura se trasladó a la moda. Una de las primeras celebridades en hacer gala de la sprezzatura, fue el inglés George Bryan “Beau” Brummell (1778-1840) una de las figuras más influyentes de la moda inglesa de su época. Brummel pasaba horas enfrente del espejo arreglando su atuendo para que pareciera hecho sin esfuerzo.

En los siglos posteriores, la sprezzatura dio origen al dandi, un tipo de hombre que se caracteriza por vestir de manera refinada y que fue muy popular a partir del siglo XVIII. También se convirtió en una característica común en la moda italiana, la francesa y la sastrería inglesa.

Uno de los referentes de la sprezzatura italiana moderna fue Gianni Agnelli (1921-2003), un empresario y aristócrata italiano que cultivó, de forma consciente y cuidadosa, algunas costumbres que parecían extrañas pero se convirtieron en su estilo personal. Por ejemplo, Agnelli usaba su reloj sobre la manga de la camisa y no debajo de ella.

En la actualidad se puede definir a la sprezzatura como la elegancia casual de una persona, algo que la diferencia de los demás y que le confiere su estilo particular, sin afectación alguna. Generalmente, esto se refiere a la vestimenta, el calzado y los accesorios como gafas, relojes y bolsas, entre otros.

Aunque el objetivo es alcanzar la máxima naturalidad posible en un atuendo, evitando lo superfluo, también existen algunas tendencias que se basan en un concepto diferente de sprezzatura, que en realidad va en contra de la esencia de este término. Esto se puede observar en algunas colecciones de moda con un uso excesivo de colores, complementos y decoraciones.

Bibliografía

mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados