Las doce tribus de Israel

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Según las escrituras sagradas de las religiones judía y cristiana, las doce tribus de Israel son los descendientes Jacob, hijo de Isaac, que se repartieron la Tierra Prometida después de cruzar el Mar Rojo. Los doce hijos de Israel eran Benjamín, Simeón, Leví, Rubén, Aser, Judá, Isacar, Zabulón, Dan, Neftalí, Gad y José.

Las tribus israelitas y el número doce

El número doce parace tener una gran importancia a lo largo de la historia en cuanto a la organización social. Los antiguos griegos se organizaron tribus de doce, llamadas anfictionías, con fines sagrados. La expansión de los hijos de Israel en doce territorios con el objetivo de rendirle culto a un solo dios, Yahvé, sugiere que el número doce tenía cierto simbolismo sagrado. De hecho, a algunas de las figuras bíblicas como Ismael, Nacor y Esaú se les asignaron doce hijos y posteriormente, doce naciones. 

Origen e historia de las doce tribus

Según la Biblia y la Torá, el origen de las doce tribus proviene del profeta Abraham. Abraham fue el padre de Isaac, que a su vez fue padre de Jacob. Jacob también era conocido como Israel, de donde surge posteriormente el nombre de los doce hijos de Israel, como se conoció a las doce tribus.

Jacob tuvo dos esposas, Raquel y Lea, así como dos concubinas. Con ellas tuvo doce hijos y una hija. La esposa favorita de Jacob era Raquel, con quien tuvo a José, quien más tarde sería conocido como José El Soñador. Como Jacob mostraba una mayor preferencia por su hijo José, sus hermanos, celosos, lo vendieron como esclavo en Egipto.

Gracias a sus sueños proféticos, a José le fue mejor de lo que esperaba en Egipto y se convirtió en un visir de confianza del faraón. Esto animó a los hijos de Jacob a mudarse allí, donde prosperaron y tuvieron muchos descendientes. Tras la muerte de José, un faraón anónimo esclavizó a los israelitas. Su posterior huida se describe en el Libro del Éxodo. Después de escapar de Egipto, los israelitas cruzaron el Mar Rojo y llegaron a la tierra de Canaán, a la que consideraron “la Tierra Prometida”.

Los hijos de Jacob se organizaron y fueron líderes importantes, dando origen a las doce tribus. Por eso se los conoce como Shivtei Kah, los “fundadores de las tribus de Dios”. Las doce tribus entonces son los descendientes de los doce hijos de Jacob: Benjamín, Simeón, Leví, Rubén, Aser, Judá, Isacar, Zabulón, Dan, Neftalí, Gad y José, y los dos hijos de este último: Efraín y Manasés.

El período tribal israelita duró desde la conquista de Canaán hasta el período de los Jueces y el reinado de Saúl. Este monarca unió a las tribus formando el reino de Israel. Después de esto hubo un conflicto entre la línea de Saúl y Davi, lo cual creó una brecha en el reino, reafirmando los linajes tribales.

Otras teorías sobre el origen de las doce tribus

Aunque la Torá, el libro sagrado judío, enseña que cada tribu desciende de un hijo de Jacob, el hebreo que se conoció como Israel, es importante destacar que llos eruditos modernos no están de acuerdo con esta historia.

Los historiadores modernos consideran que la noción de las doce tribus como descendientes de una docena de hermanos es demasiado simple. Es más probable que la historia de las tribus fuera creada a posteriori para explicar las afiliaciones entre los grupos que habitaban la tierra de Canaán.

Una escuela de pensamiento sugiere que las tribus y su historia surgieron en el período de los Jueces. Otra teoría sostiene que la creación de los grupos tribales ocurrió después de la huida de Egipto, pero que este grupo unido no conquistó Canaán, sino que fue ocupando el país de a poco. 

Algunos eruditos sostienen que las tribus descendían de los hijos que Lea le dio a Jacob: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Zabulón e Isacar. Supuestamente estos representaban un grupo político anterior de seis, que posteriormente se amplió a doce.

Ubicación geográfica de las doce tribus israelitas

Los doce hijos de Israel se dividieron las tierras de Canaán. En el reparto, se trató como tribu a cada uno de los descendientes de Jacob. José fue representado por sus hijos Efraín y Manasés, a quienes se los consideró también como tribus y por ello recibieron tierras. La única tribu que no participó en la división de las tierras fue la de Leví, que se dedicó al sacerdocio por mandamiento divino.

La ubicación geográfica de las doce tribus israelitas fue la siguiente:

  • Judá: obtuvo el territorio de la parte occidental del Mar Muerto, incluyendo los desiertos de Idumea.
  • Simeón o Simón: recibió el territorio ubicado al oeste del de Judá, el sur del desierto y la parte occidental del Mar Mediterráneo y los filisteos.
  • Benjamín: su territorio estaba al norte del de Judá y por el este colindaba con el río Jordán y el Mar Muerto.
  • Dan: su tierra se hallaba al norte de la de Simeón.
  • Efraín: su territorio estaba al norte de los de Dan y Benjamín, colindando al este con el río Jordán.
  • Manasés: una parte de su territorio estaba al este del Jordán y la otra en la parte norte del de Efraín.
  • Isacar: su tierra tenía al río Jordán al este, al sur la segunda mitad de Manasés y por el oeste llegaba al Mediterráneo.
  • Zabulón: su tierra estaba situada al norte de la de Isacar.
  • Aser: tenía al este las tierras de Zabulón y Neftalí, al norte el Líbano y por el oeste Fenicia y el mar Mediterráneo.
  • Neftalí: su territorio estaba entre el de Aser y la primera mitad de Manasés y tenía al norte el Líbano y al sur la tierra de Zabulón.
  • Rubén y Gad: sus tierras estaban en la parte oriental del Mar Muerto y del Jordán.

Eventualmente, las doce tribus se agruparon en dos reinos: Judá, esencialmente la tribu de Judá, la de Benjamin y parte de la de Leví, que no tenía tierras, e Israel, que incluía a todas las demás.

Las diez tribus perdidas

Tras el cautiverio en Nínive, que afectó solamente al reino de Israel, desaparecieron las diez tribus que lo constituían. Sin embargo, es posible que no todo el pueblo del reino de Israel desapareciera, sino grupos de personas representativas y sus familias.

Aún hoy hay grupos de judíos que proclaman ser descendientes de alguna de las tribus de Israel, tales como las comunidades de judíos de África y Asia. Entre estos destacan los Bene Israel, judíos de la India, que creen haber llegado allí después de la destrucción del primer templo. También están los judíos de Assam, pertenecientes a la tribu perdida de Manasés, y los falashas de Etiopía, a quienes se ha reconocido como la tribu perdida de Dan.

Bibliografía

  • Pagán, S. Historia del Israel bíblico. (2019). España. Clié.
  • Captivating History. Civilizaciones antiguas: Una guía fascinante sobre los antiguos cananeos, hititas y el antiguo Israel y su papel en la historia bíblica. (2020). España. Captivating History.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados