¿Quiénes eran los “ronin” en el Japón feudal?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Un ronin era un guerrero samurái sin amo ni señor en el Japón feudal. Un samurái podía convertirse en ronin al caer en desgracia ante su daimio (el señor líder de su clan) o si tal daimio moría o bajaba de estatus de poder del líder de su clan.

La palabra ronin se traduce como “hombre como una ola en el mar”, con la connotación peyorativa de hombre errante u hombre vagabundo. Durante el período de Nara (entre los años 710 y 794) y el período de Heian (del año 794 al 1185) el término se aplicaba a los siervos que huían de las tierras de sus amos y seguían su camino; para sobrevivir, a menudo se volvían ladrones y atracadores en los caminos.

Posteriormente el término ronin se aplicó a una jerarquía social: los samuráis rebeldes, que se consideraban forajidos y eran hombres expulsados ​​de sus clanes o que habían abandonado a sus señores.

La cronología del ronin

ronin significado
Ilustración en madera de Utagawa Kunisada (1786-1865). En la ilustración aparecen Horibe Yahei y su hijo adoptivo, Horibe Yasubei, con disfraces de bombero en blanco y negro y llevando una pica y un mazo de madera.

Durante el período Sengoku, entre los años 1467 y 1600, un samurái podía encontrar un nuevo maestro si su daimio moría en combate. Eran tiempos de guerra y nunca habían suficientes soldados experimentados, por lo que los ronin no permanecían sin amo por mucho tiempo. 

Sin embargo, hacia fines de ese período se inició la pacificación de Japón y en esas circunstancias ya no había avidez por incorporar guerreros. Por ende, los hombres que cayeron sin querer en la vida de un ronin tenían que arreglárselas.

En casos en los que el daimio muriese repentinamente o quedara degradado su cargo, el samurái pasaba a servir a un nuevo daimio, el cual solía ser algún pariente cercano del daimio anterior. Sin embargo, esto no era posible siempre, sobre todo cuando el samurái y su daimio tenían una relación estrecha. En tal caso, era común que el samurái se suicidara mediante el ritual de seppuku, también conocido como harakiri. Este suicidio ritual implicaba llevarse una daga corta al estómago y hacer un corte de izquierda a derecha.

El bushido y el seppuku

El bushido, que significa “el camino del guerrero”, era el código de honor bajo el cual se regían los samuráis. Según él, si un daimio moría en batalla, la única forma en la que el samurái a su cargo podía conservar su honor era haciéndose seppuku. De esta forma, el samurái conservaba su honor en los ojos de la sociedad; además, esta práctica evitaba posibles venganzas futuras y eliminaba los guerreros “sobrantes” que quedaban sin daimio.

Elegir la vida

Los samurái que elegían seguir viviendo caían en desgracia social y sus opciones de subsistencia quedaban limitadas. Por pertenecer a la casta samurái, no podían “rebajarse” a vivir como comerciantes, artesanos, o agricultores; además, para ellos mismos era mal visto. Mantenían su armamento samurái tradicional de dos espadas, a menos que tuvieran que venderlas cuando atravesaban tiempos difíciles. Como miembros de la casta samurái, en la estricta jerarquía feudal no podían emprender legalmente una nueva vida como agricultores, artesanos o comerciantes, y por otra parte la mayoría habría despreciado esos trabajos. Así era como se convertían en ronin.

¿A qué se dedicaban los ronin?

La opción más honorable para los ronin era vivir trabajando como guardaespaldas o mercenarios de comerciantes ricos. Muchos otros se dedicaban a la delincuencia, desde dirigir bandas que administraban negocios como prostíbulos y casinos ilegales hasta extorsionar a comerciantes ofreciéndoles protección. Este tipo de comportamiento ayudó a consolidar la imagen de los ronin como criminales.

Una excepción a esta mala reputación de los ronin es la leyenda de los 47 ronin. En esta historia real, 47 samuráis eligieron permanecer vivos como ronin para vengar la muerte injusta de su maestro. Una vez cumplida su misión, se suicidaron como lo exige el código del bushido. Sus acciones, aunque fueron ilegales, se han considerado el epítome de la lealtad y del servicio a su señor.

Hoy en día en Japón se utiliza el término ronin como una broma para describir a un graduado de la escuela secundaria que aún no ha comenzado sus estudios universitarios, o para un oficinista desempleado.

Fuentes

Rōnin, Japanese warrior. Encyclopædia Britannica.

Till, Barry. The 47 Ronin: A Stroy of Samurai Loyalty and Courage. 2005.

Bushidō | Virtues, significance, History, & Facts. Encyclopedia Britannica.

mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados