13 tipos de antenas de los insectos

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Las antenas son estructuras localizadas en la parte anterior de la cabeza de los insectos. Se presentan en pares y se ubican cerca de los ojos. Al ser estructuras móviles, presentan articulaciones, las cuales permiten movimientos de rotación o en un solo plano. La forma de las antenas es variable: las que se observan en la fotografía tienen forma de plumas, y pertenecen a una polilla.

Debido a la variedad de formas y tamaños que presentan, las antenas se utilizan como una característica para identificar y clasificar insectos; también son indicadores de dimorfismo sexual, es decir, de características que permiten diferenciar los sexos. En el caso de las antenas, a menudo son más complejas las de los machos que las de las hembras.

Funciones

Las antenas actúan principalmente como receptores del tacto, gracias a la presencia de terminaciones sensitivas con forma de pelo que recubren casi toda la antena, las cuales están formadas por células mecanorreceptoras, es decir, que detectan estímulos mecánicos como la sensación de texturas.

También funcionan como receptores del olfato, a través de células con forma de placa que pueden estar localizadas en la punta de cada antena y que son quimiorreceptoras, es decir, sensibles a la presencia de sustancias.

Algunas antenas pueden tener una función auditiva, mediante mecanorreceptores que detectan estímulos mecánicos provenientes de las ondas sonoras; otras exhiben una función prensora durante la cópula, para sujetar a la hembra. Se ha reportado que las antenas también son fundamentales para reconocer otros individuos, nuevos hábitats y diferentes especies.

En insectos como las abejas se han detectado receptores de temperatura y humedad ubicados en la punta de las antenas. De hecho, se ha documentado que estos receptores pueden ser de tres tipos: unos que responden al incremento en la humedad, otros a la disminución de la temperatura y otros a su aumento.

Antenas de abeja
En la punta de las antenas de esta insecto se encuentran receptores de temperatura.

Estructura

Las antenas están formadas por un número variable de llamadas artejos o antenómeros. En estas estructuras se distinguen tres partes, las dos primeras pueden ser uniarticuladas, mientras que la tercera presenta un número variable de antenómeros organizados en tres divisiones llamadas escapo, pedicelo y flagelo.

El escapo es la primera división, se une por su extremo inferior a la cabeza del insecto; el pedicelo es la más pequeña de las tres divisiones; el flagelo es la más larga y, por lo general, la que determina los tipos de antenas de acuerdo con el número de segmentos, formas y tamaños.

Variedad de formas de las antenas

Entre las formas más comunes de antenas se encuentran las siguientes.

  • Las antenas filiformes tienen forma de hilo. Suelen ser largas, con un número de artejos variable, los cuales presentan un diámetro casi uniforme en toda su longitud. Se encuentran en cucarachas.
  • Las antenas claviformes presentan artejos que aumentan de diámetro conforme se alejan de la base, por lo toman forma de mazo o clava. Se encuentran en escarabajos carroñeros.
  • Las antenas setiformes tienen forma de cerda. Esto, porque sus artejos disminuyen de diámetro conforme se alejan de la base. Se encuentran en libélulas.
  • Las antenas aristadas tienen un solo segmento largo en el flagelo, del cual se desprende una cerda desnuda o cubierta de pelillos. Son comunes en moscas.
  • Las antenas capitadas tienen los últimos segmentos engrosados de manera notable, lo que les da forma de porra o mazo. Son comunes en mariposas.
  • Las antenas lameladas tienen las puntas con forma de laminillas o placas móviles, que se dirigen hacia uno de los lados de la antena. Es frecuente encontrarlas en escarabajos.
  • Las antenas geniculadas tienen forma de codo. Esto, debido a que el pedicelo y el flagelo son perpendiculares al escapo, que es bastante alargado. Se encuentran en hormigas.
  • Las antenas pectinadas se asemejan a un peine o peineta. Si las proyecciones se forman a cada lado de los artejos, se conocen como antenas bipectinadas. Se encuentran en moscas sierra.2
  • Las antenas plumosas tienen prolongaciones angulares, vellosas, delgadas y finas, ubicadas a cada lado de los artejos. En los insectos con este tipo de antenas, las de los machos son más plumosas que las de las hembras. Son frecuentes en polillas.
  • Las antenas serradas tienen segmentos con prolongaciones muy cortas y dirigidas solo hacia un lado, lo que les da la apariencia de dientes de serrucho o de sierra. Es frecuente encontrarlas en escarabajos de caparazones brillantes.
  • Las antenas moniliformes tienen los segmentos del flagelo con forma esférica u oval, similares a perlas, lo que les da la apariencia de una camándula. Se encuentran en termitas.
  • Las antenas flabeladas tienen proyecciones laminadas en el pedicelo, lo que les da forma de abanico. Se encuentran en escarabajos.
  • Las antenas verticiladas tienen pelillos distribuidos en un mismo plano alrededor de cada artejo, de manera similar a como se organizan los verticilos en una planta, en la que, por ejemplo, las hojas se disponen en el mismo plano alrededor del tallo. Se encuentran en algunos zancudos.

Ejemplos de algunas formas típicas de antenas se presentan a continuación.

  • ANTENAS FILIFORMES
  • ANTENAS CAPITADAS
  • ANTENAS LAMELADAS
  • ANTENAS GENICULADAS

Fuentes

Álex E. Bustillo P. y Zulma Nancy Gil P. Características de la clase insecta. En Álex Enrique Bustillo Pardey (Ed). Los insectos y su manejo en la caficultura colombiana: 21–33, 2008.

De la Cruz, J. Entomología, morfología y fisiología de los insectos. Universidad Nacional de Colombia., Bogotá, 2005.

Francisco Padilla, José Manuel Flores, Antonio J. Pérez. Los órganos de los sentidos de las abejas. El Colmenar. 87: 13-26, 2007.

Randall, D., Burggren, W, French, K. Eckert Fisiología animal, mecanismos y adaptaciones. 4ª edición. McGraw Hill Interamericana., Madrid, 1998.

Triplehorn, C., Johnson, F. Borror y DeLong’s Introduction to the Study of Insects. 7ª edición. Cengage Learning., Boston, 2004.

mm
Maria de los Ángeles Gamba (B.S.)
(Licenciada en Ciencias) - AUTORA. Editora y divulgadora científica. Coordinadora editorial (papel y digital).

Artículos relacionados