Los grupos básicos de reptiles

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Los reptiles evolucionaron de una especie de anfibio ancestral hace cerca de 250 millones de años. Entre otros rasgos, el que posibilitó que sus ancestros colonizaran ambientes terrestres fue el desarrollo del amnios, una membrana que rodea los embriones dentro del huevo y contiene un fluido que lo protege.

Características de los reptiles

Los reptiles son animales vertebrados. Son heterótrofos porque se alimentan de otros seres vivos y también son aerobios, porque dependen del oxígeno para respirar. Otras características distintivas de los reptiles se mencionan a continuación.

  • grupos básicos de reptiles
  • grupos básicos de reptiles
  • reptiles
  • grupos de reptiles
  • grupos de reptiles
  • grupos básicos de reptiles

Diversidad de reptiles

Los reptiles forman parte del grupo de los saurópsidos, animales que tienen escamas y plumas. Incluyen a los quelónidos (tortugas), a los diápsidos (Squamatas, cocodrilos y Sphenodontes) y a las aves. Incluir a las aves dentro de los reptiles implica que estos no son un grupo monofilético, es decir, no son el resultado de un antecesor común del que se diversificaron. Por lo tanto, puede considerarse “reptil” como una denominación clásica.

Los quelónidos

Las tortugas son anápsidos, es decir, su cráneo no tiene aberturas detrás de los agujeros orbitales que albergan los ojos. Se caracterizan por su caparazón fusionado con las vértebras y costillas y por la ausencia de dientes, que compensan con un pico afilado. Algunas tortugas son terrestres y otras marinas. El animal vivo más viejo del mundo es una tortuga gigante de Aldabra, como la de la fotografía, que en 2022 cumplió 190 años.

Tortuga de Aldabra

Los diápsidos

Los diápsidos son animales cuyo cráneo tiene dos pares de aberturas detrás de cada órbita. Originaron a los cocodrilos y caimanes del orden Crocodilia, a los lagartos y las serpientes del orden Squamata, a los tuátaras del orden Sphenodonta y a las aves modernas.

  • Los Crocodilia están adaptados a la vida en el agua, ya que sus ojos y fosas nasales están ubicados sobre la cabeza para que puedan permanecer sumergidos durante largos períodos, dejando solo la parte superior sobre la superficie del agua. Los caimanes tienen más el hocico más ancho que los cocodrilos y su mandíbula superior es más amplia que la inferior.
  • Los Squamatas, llamados así por su piel escamosa, comparten un ancestro común con extremidades que la mayoría de los lagartos conservan, pero que las serpientes han perdido. Entre los lagartos distintivos se encuentran las iguanas, los camaleones, los geckos y los dragones de Komodo, los cuales se caracterizan por tener garras, párpados móviles y tímpanos. Las serpientes no tienen patas, colas, párpados móviles y tímpanos, que sí tienen los lagartos. Sin embargo, las mandíbulas de las serpientes tienen articulaciones, lo que les permite abrir la boca con gran amplitud.
  • Los Sphenodontes, comúnmente llamados tuátaras, tienen apariencia de lagartos, pero son más grandes. Se distribuyen en Nueva Zelanda y solo sobreviven dos especies. Se caracterizan por presentar un órgano sensible a la luz ubicado en la frente, parecido a un “tercer ojo”, y por exhibir dos filas de dientes en la mandíbula superior y una sola fila en la inferior.
Tuátara, Nueva Zelanda.
  • Las aves son un grupo que tradicionalmente se ha clasificado separado de los reptiles. Sin embargo, los biólogos evolutivos han demostrado que son saurópsidos, como los reptiles. Las aves se diferencian de los reptiles por la presencia de plumas, una versión altamente especializada de escamas corporales reptilianas. A diferencia de los demás saurópsidos, las aves pueden mantener su temperatura corporal independientemente de la del ambiente, gracias a sus procesos metabólicos; por eso, se dice que son animales endotermos. Otra característica de las aves es que sus huesos son porosos, lo que hace que su esqueleto sea liviano, condición necesaria para poder volar.
Patas de avestruz
Las aves modernas conservan escamas en sus patas, una de las evidencias de la ascendencia que comparten con el resto de reptiles. En la fotografía se observan las patas de una avestruz.

Fuentes

Audesirk, T., Audesirk, G., Byers, B. Biology, Life on Earth with physiology. 9ª edición. Pearson., San Francisco, 2011.

Biggs, A., Hagins, W.C., Holliday, W.G., Kapicka, C.L., Lundgren, L., Haley, A., Rogers, W.D., Sewer, M.B., Zike, D. Biología. Glencoe/McGraw-Hill., México, 2011.

Curtis, H., Barnes, N.S., Schnek, A., Massarini, A. Biología. 7ª edición. Editorial Médica Panamericana., Buenos Aires, 2013.Oscar A. Flores Villela. Reptilia vs. Sauropsida. Revista Latinoamericana de Herpetología. 4(1):239-245, 2021.

mm
Maria de los Ángeles Gamba (B.S.)
(Licenciada en Ciencias) - AUTORA. Editora y divulgadora científica. Coordinadora editorial (papel y digital).

Artículos relacionados