Trascendentalismo: la importancia e igualdad del individuo

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

El trascendentalismo es un movimiento filosófico que surgió en Estados Unidos en la década de 1830 a partir de las ideas de Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreu, Margaret Fuller y otros pensadores de la época. Consiste en la noción de que un individuo debe guiarse por su propia intuición y sus mejores cualidades. De esta manera, podrá vivir una vida plena y producir un cambio positivo en la sociedad.

Antecedentes del trascendentalismo

El origen del trascendentalismo está relacionado con diferentes ideologías presentes en Europa y Estados Unidos a fines del siglo XVIII y principios y mediados del siglo XIX. Por un lado, fue esencial la influencia de los movimientos culturales del romanticismo, el naturalismo y los principios de la filosofía kantiana; por otro lado, también influyeron el hinduismo y la corriente religiosa del unitarismo cristiano. 

Influencias del romanticismo, el naturalismo y la filosofía kantiana

El filósofo alemán Immanuel Kant (1724-1804) fue uno de los primeros en hablar de de “trascendentalismo” en su doctrina del trascendentalismo idealista. En su obra Crítica de la razón pura, publicada en 1781, Kant usó el término para explicar que el conocimiento trasciende lo que podemos observar a través de los sentidos y requiere de la comprensión de la forma en que la mente procesa la información que ellos perciben.

El romanticismo fue un movimiento artístico y literario y se originó a partir de los cambios sociales que ocurrieron después de la Revolución Industrial. Tuvo su auge entre los años 1800 y 1850. Se caracterizó por enfocarse en el individualismo de cada persona y en priorizar la conciencia del yo, su poder creador, la importancia de las emociones y los ideales éticos, morales, estéticos, etcétera. 

El naturalismo fue otro movimiento artístico, literario y filosófico que, de algún modo, se opuso a las ideas del romanticismo, dejando de un lado su subjetividad y reemplazándola por la objetividad, la observación y la descripción realista, enfocándose principalmente en la naturaleza y los sectores más marginados de la sociedad. El naturalismo surgió en Francia después de la publicación del libro Sobre el origen de las especies de Charles Darwin en 1859 y más tarde se consolidó a partir de la obra del escritor francés Émile Zola y otros autores.

Contexto histórico en Estados Unidos

Además de la influencia de estos movimientos, en Estados Unidos se estaban produciendo diferentes cambios sociales, políticos y religiosos.

El unitarismo fue una corriente teológica cristiana que se originó a fines del siglo XVIII, en la región de Nueva Inglaterra, especialmente en el estado de Massachusetts. El unitarismo se basaba en un monoteísmo extremo, sostenía que había un solo Dios, negaba la divinidad de Jesús y la existencia de la Trinidad, y rechazaba varios rituales y enseñanzas religiosas que no consideraba bíblicas. Esta corriente alcanzó una gran popularidad entre los estudiantes de la Universidad de Harvard; más tarde, William Ellery Channing, un ministro de la Iglesia Unitaria, contribuyó aún más a la difusión del unitarismo. De hecho, sus sermones tuvieron una gran influencia en el escritor y ministro unitario Ralph Waldo Emerson, a quien se considera el padre del trascendentalismo.

Al mismo tiempo, con el desarrollo de las grandes ciudades y la nueva tecnología, la sociedad estadounidense estaba mostrando una marcada tendencia hacia el consumismo, se encontraba dividida entre varias corrientes religiosas y cada vez eran mayores las diferencias entre las clases sociales. Además de la esclavitud, y la desigualdad económica y de género, era común la explotación laboral. Este contexto social motivó a algunos jóvenes idealistas a encontrar una filosofía espiritual que realmente pudiera satisfacer las necesidades del ser humano individual y de la sociedad en su conjunto.

Origen del trascendentalismo

El trascendentalismo surgió en la década de 1830, principalmente a partir de la publicación de los pensamientos de Ralph Waldo Emerson, y se extendió hasta 1860. 

Después de sufrir la muerte repentina de su esposa, Emerson, que era un ministro unitario, renunció a su servicio y comenzó una búsqueda espiritual personal. En 1836 publicó su ensayo La naturaleza, una obra basada en su propia experiencia, donde analiza y reflexiona la interacción humana y la naturaleza desde un punto de vista filosófico romántico e idealista, sentando así las bases del trascendentalismo. Posteriormente, con su obra El trascendentalista, publicada en 1942, distingue entre las personas materialistas y las idealistas, la necesidad de pasar tiempo en soledad y en reflexión con la naturaleza y otros ideales trascendentalistas.

Emerson se estableció en un pueblo llamado Concord, en Massachusetts, y posteriormente, sus amigos Henry David Thoreau y Margaret Fuller y otros seguidores de su ideología también se reunieron allí. Por eso, Concord se considera la cuna del trascendentalismo.

Qué es el trascendentalismo

El trascendentalismo, también llamado “trascendentalismo americano”, es una ideología que en su momento fue un desafío y una crítica a las creencias de la sociedad estadounidense de principios del siglo XIX, especialmente a la teología unitaria que era popular en su época y a la situación política y social del país. 

Como su nombre lo indica, trascendentalismo proviene de la palabra “trascendental”, que, a su vez, está formada por la raíz latina trans, que quiere decir “más allá de los límites naturales”; y la palabra scandere, que significa “escalar”. De esta manera, trascendental es algo que va más allá de los límites naturales. Esto hace referencia a la creencia de que el humano es un ser divino en sí mismo, que posee una relación intrínseca consigo mismo y la naturaleza. El trascendentalismo, por lo tanto, es volver a encontrar ese conocimiento, esa conexión a través de la introspección, de la observación de uno mismo y de la confianza en los mejores atributos humanos.

El trascendentalismo es la consciencia de que el conocimiento de uno mismo y del mundo trasciende, es decir, va más allá, de lo que perciben nuestros sentidos y de lo material. Por lo tanto, la mejor forma de alcanzar la plenitud, ser feliz y ser útil en la sociedad, es ser consciente de uno mismo, prestarle atención al yo, y buscar las respuestas en nuestro interior. 

Además de una ideología, el trascendentalismo es un estilo de vida en el cual el individuo sigue su propia consciencia e intuición, se guía por su corazón y sus emociones positivas y vive en armonía con la naturaleza. Solo a través del conocimiento de uno mismo y de la transformación interna se puede cambiar todo lo demás.

Esta concepción del trascendentalismo es muy similar a algo que conocemos actualmente como mindfulness o “atención plena”. De hecho, al igual que el mindfulness, el trascendentalismo también tuvo influencias del hinduismo y algunas filosofías orientales.

Características del trascendentalismo

El trascendentalismo se diferenció de otras corrientes filosóficas principalmente por las siguientes características:

  • Individualismo: creía en la bondad innata del ser humano y en su carácter individual, su independencia y su autosuficiencia, así como en su gran potencial.
  • Conocimiento trascendental: ponía un énfasis en la importancia de guiarse por la consciencia en todo momento; la intuición; y las mejores cualidades humanas.
  • Afirmaba que el ser humano es divino, así como la naturaleza y todo lo que nos rodea.
  • Apoyaba la capacidad del ser humano de elegir basándose en el corazón y no en imposiciones o reglas preestablecidas.
  • Importancia de la naturaleza: destacaba la conexión entre la naturaleza y el ser humano y, por lo tanto, su unión con otras personas y el universo.
  • Era una filosofía apta para todos, sin importar la raza, el género, el credo, el estatus o el poder adquisitivo, libre de rituales y de la presión de instituciones religiosas.
  • Admitía que la sociedad y las instituciones habían desconectado al ser humano de su esencia y por lo tanto, consideraba que debía volver a conectarse con sí mismo.

Los trascendentalistas más destacados

A medida que se popularizaron las ideas de Emerson, el trascendentalismo cobró una mayor importancia en los ámbitos filosófico, cultural y literario. Algunos escritores e intelectuales de la época se organizaron en lo que más tarde se conoció como “El Club Trascendental” y se reunieron a menudo en Concord, Massachusetts, en la casa de Ralph Waldo Emerson, así como en la casa de George Ripley en Boston.

En la década de 1840, los trascendentalistas fundaron la revista The Dial, y Margaret Fuller fue su editora durante cuatro años. Allí publicaron sus propios trabajos, transmitieron su ideología y apoyaron varias causas populares como los derechos de las mujeres, los derechos de los trabajadores y la abolición de la esclavitud.

Aunque muchas personas fueron trascendentalistas, hay cuatro de ellas que se consideran los máximos referentes del trascendentalismo, ya que impulsaron esta ideología mediante su vida y su obra.

Ralph Waldo Emerson

Sin duda, Ralph Waldo Emerson (1803-1882) es la figura central del trascendentalismo. Fue un ensayista, filósofo, poeta y conferenciante. Estudió en Harvard y allí comenzó a publicar sus primeras obras, como El académico americano (1837), donde instaba a la gente a dejar de copiar y repetir lo europeo y a buscar su propia identidad. 

Su ensayo más importante, La naturaleza, dio inicio a los principios del trascendentalismo. Emerson también publicó otros ensayos como Autosuficiencia (1841); Círculos (1841); Experiencia (1844); también dio más de 1500 charlas en Estados Unidos sobre su filosofía. 

Emerson provenía de una familia religiosa y, de hecho, él mismo fue un ministro unitario; sin embargo, fue desterrando sus creencias y cambiándolas por las ideas de individualidad, libertad y de la capacidad del ser humano de poder alcanzar todo lo que desea. 

Sus trabajos rápidamente captaron la atención de otros pensadores de la época e influyó enormemente en varios de ellos. En especial, fue amigo y mentor de uno de sus seguidores, el también trascendentalista Henry David Thoreau.

Henry David Thoreau

Henry David Thoreau (1817-1862) fue un ensayista, poeta y filósofo. Thoreau nació y se crió en Concord, el lugar donde más tarde se establecería Emerson.

Entre las aportaciones de Thoreau se destaca su interés en la reforma social y política por medio de la no violencia. Su ensayo Desobediencia civil, cuyo título original fue Resistencia al gobierno civil se publicó en 1849. Esta obra fue motivo de debates sobre el rol del gobierno y la responsabilidad civil y más tarde influyó a otras personas célebres como Mahatma Gandhi, Leo Tolstoy y Martin Luther King Jr.

Su obra más famosa, Walden, se publicó en 1854 y se basó en la experiencia del propio Thoreau, a lo largo de dos años, dos meses y dos días, en los cuales vivió en una cabaña que construyó él mismo a orillas del Lago Walden, en un terreno de Emerson. Durante ese tiempo, Thoreau analizó y reflexionó sobre la posibilidad de vivir una vida simple en la naturaleza.

Thoreau promovió con su estilo de vida varios de los conceptos modernos, como la sostenibilidad, la sustentabilidad y la preservación y el cuidado del medio ambiente.

Margaret Fuller

Sarah Margaret Fuller Ossoli (1810-1850), conocida simplemente como Margaret Fuller, fue una periodista, editora, traductora y trascendentalista estadounidense. También fue una gran activista a favor de los derechos de las mujeres y editora de The Dial, que durante su gestión fue una de las revistas más influyentes de la época. 

Fuller también comenzó a dar clases y charlas a mujeres, consciente de que la mayoría sufría la falta de acceso a la educación superior. Su libro Mujeres del siglo diecinueve, publicado en 1843, es una de las primeras obras feministas del país.

Margaret Fuller solía pasar algunas temporadas en la casa de Emerson, junto con Henry David Thoreau y otros trascendentalistas, y se la consideraba la más culta de todos ellos.

George Ripley

George Ripley (1802-1880) fue un periodista, crítico literario y ministro unitario que conoció a Emerson en 1836 y a partir de ese mismo organizó una serie de reuniones de varios trascendentalistas en su casa en Boston, Massachusetts. Algunos de los miembros más notables fueron Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreau, Margaret Fuller, Amos Bronson Alcott, Henry James, y Sophia Ripley, entre otros. A este grupo posteriormente se le denominó el Club Trascendental.

Una de las aportaciones más importantes de George Ripley fue la fundación de la comunidad utópica Brook Farm en la localidad de West Roxbury, Massachusetts. Este experimento se extendió desde 1841 a 1847 y tuvo el objetivo de crear una unión entre sus miembros, a través del trabajo manual e intelectual en un entorno natural, lejos del consumismo. Aunque esta experiencia no resultó rentable, fue otra de las maneras prácticas en las que se aplicó el trascendentalismo.

Otros trascendentalistas

Trascendentalismo
Algunos de los representantes más emblemáticos del movimiento trascendentalista, desde la izquierda superior hasta la derecha inferior: Louisa May Alcott, Herman Melville, Henry David Thoreau, Nathaniel Hawthorne, Walt Whitman, Margaret Fuller, Ralph Waldo Emerson, Emily Dickinson.

Amos Bronson Alcott y Louisa May Alcott

Amos Bronson Alcott (1799-Boston-1888) fue un escritor y pedagogo estadounidense. 

Alcott fue un autodidacta y más tarde comenzó a enseñar en varias escuelas. En ellas aplicó varios de los ideales trascendentalistas, como el conocimiento interior y el contacto con la naturaleza, a través de sus propios métodos de enseñanza. También prohibió el castigo corporal, una práctica que era común en todas las escuelas y, en cambio, fomentó el diálogo con los alumnos.

Alcott fue el padre de la novelista y poeta Louisa May Alcott (1832-1888), quien creció inmersa en las ideas del trascendentalismo. Su obra, Mujercitas (1868), es uno de los clásicos de la literatura universal.

Al igual que otros trascendentalistas, Louisa May Alcott fue una activista que luchó por el derecho al sufragio femenino, estuvo favor de la abolición de la esclavitud y apoyó las reformas educativas.

Walt Whitman

Walter “Walt” Whitman (1819-1892) fue un poeta, ensayista y periodista estadounidense. Además del trascendentalismo, Whitman también se adhirió al movimiento del realismo. Dentro de la poesía estadounidense, se lo considera como el padre del verso libre.

Su mayor obra poética, Hojas de hierba, se publicó en 1855 y fue controvertida por tratar temas tabúes para la época como la homosexualidad. Aunque respetaba todas las religiones, no creía en ninguna, y tenía sus propias creencias, entre ellas, los principios del trascendentalismo.

Fuentes

  • Vázquez, D. Trascendentalismo como remedio y reacción. Le miau noir. Disponible aquí.
  • Emerson, R.W. Naturaleza. (2020). España. Nórdica Libros. Disponible aquí.
  • Galbraith, P. The American transcendentalism documentary. YouTube. Disponible aquí.
  • López Arriba, P. (2021). Emerson y el Trascendentalismo norteamericano. Entreletras.eu. Disponible aquí.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados