La importancia de las reacciones químicas

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Una reacción química no es más que un proceso mediante el cual una o más sustancias son transformadas en una o más sustancias diferentes. Es decir, es cualquier proceso en el que se transforma la materia de una forma a otra. Decir que la química y las reacciones químicas están en todas partes es una frase bastante trillada, sin embargo, no por eso deja de ser verdad.

Desde la respiración celular que ocurre en las células de nuestros cuerpos hasta la combustión dentro del motor de un automóvil, la cantidad de reacciones químicas que están ocurriendo en este mismo momento a nuestro alrededor son demasiadas para contar.

Para todo aquel que alguna vez se preguntó por qué las reacciones químicas importan, he aquí doce respuestas diferentes a dicha pregunta:

¿Por qué las reacciones químicas son importantes?

  1. Quizá la razón principal por la que las reacciones químicas son importantes es porque son el motor de la vida. Desde la bacteria más pequeña hasta la ballena azul antártica (que es el animal más grande del mundo) o la secuoya gigante (la planta más grande), todos los seres vivos dependemos de una intrincada coreografía de incontables reacciones químicas que están todas relacionadas entre sí.
  2. Los aromas, los sabores, los sonidos, los colores, la sensación de calor y frío y, en general, todas las formas que nos permiten percibir e interactuar con el mundo que nos rodea son posibles gracias a reacciones químicas que ocurren en células sensoriales especiales ubicadas en diferentes partes de nuestro cuerpo. Esto quiere decir que, sin reacciones químicas, no podríamos disfrutar de todo lo que el mundo tiene para ofrecer.
  3. Sin reacciones químicas no podríamos procesar los nutrientes en nuestros alimentos para convertirlos en energía o en materia prima para la creación de tejido muscular, óseo, nervioso o conectivo. De hecho, sin reacciones químicas ni siquiera existiríamos.
  4. En general, las reacciones químicas significan cambio, evolución, dinamismo. Sin reacciones químicas, la materia simplemente no cambiaría. Todo estaría quieto y aburrido, carente de vida y de emoción.
  5. Hay reacciones químicas que tienen la capacidad de maravillar al que la ve. Esta sensación a veces puede ser suficiente para estimular la curiosidad del individuo y para impulsarle a perseguir un título en alguna ciencia.
  6. Todas las sensaciones fuertes que tanto nos gustan en la vida provienen de múltiples reacciones químicas tanto en nuestros sentidos como en nuestro sistema nervioso. Desde la inyección de adrenalina cuando practicamos un deporte extremo o nos montamos en una montaña rusa, hasta el cariño y el amor que sentimos por nuestros seres queridos; la sensación de felicidad y euforia que experimentamos al cumplir una meta o el miedo intenso que experimentamos cuando vemos una película de terror… todo se lo debemos a las reacciones químicas.
  7. Las reacciones químicas son de gran importancia ya que nos permiten estudiar la estructura y las propiedades de la materia. Por medio de reacciones químicas descubrimos que el agua está formada por hidrógeno y oxígeno, y también gracias a las reacciones químicas descubrimos que el material genético está formado de cadenas alternadas de cuatro nucleótidos.
  8. Una reacción química permite transformar un tipo de materia en otro, por lo que estas reacciones permiten diseñar y sintetizar sustancias nuevas con propiedades únicas. Estas sustancias pueden ir desde materiales novedosos como los nanotubos de carbono o el grafeno, hasta nuevos medicamentos capaces de curar o prevenir enfermedades infecciosas y hasta el cáncer.
  9. Por medio de reacciones químicas se pueden estudiar distintos fenómenos y desenvolver misterios ancestrales como la muerte de Napoleón o la formación de la imagen del Sudario de Turín. También permiten a las autoridades obtener pruebas para demostrar la culpabilidad o la inocencia de una persona durante un juicio.
  10. Los cohetes espaciales son impulsados actualmente por la combustión de distintos tipos de propelentes tales como el metano líquido, keroseno o hidrógeno líquido. Es decir que, sin reacciones químicas, no habríamos llegado a la luna ni hubiéramos podido colocar satélites en el espacio. Por extensión, no existirían los sistemas de comunicación satelital, no habríamos obtenido nunca las imágenes espectaculares del espacio exterior que nos trajo el telescopio Hubble y no existiría la estación espacial internacional.
  11. El proceso de almacenamiento de energía que ocurre cuando cargamos nuestros dispositivos móviles consiste en un conjunto de reacciones químicas particulares que pueden ocurrir en ambos sentidos. En un sentido para cargar y luego en el sentido contrario para utilizar la energía almacenada. Lo mismo se puede decir de todas las baterías que almacenan energía en forma química. En otras palabras, sin reacciones químicas no habría dispositivos móviles ni computadoras portátiles ni existirían tampoco los autos eléctricos.
  12. Los fuegos artificiales, con todas sus luces, sus colores y sus sonidos, no existirían si no fuera por las reacciones químicas. Toda la energía que se libera durante la explosión inicial que los lanza decenas de metros en el aire, la energía con la que estallan al alcanzar su apogeo, y la energía liberada en forma de luz proviene, en la mayoría de los casos, de la reacción de combustión de la pólvora.

Referencias

mm
Israel Parada (Licentiate,Professor ULA)
(Licenciado en Química) - AUTOR. Profesor universitario de Química. Divulgador científico.

Artículos relacionados