Refutación: definición, uso y ejemplos

- Advertisement -

La refutación es el razonamiento (o serie de razonamientos) mediante el cual se prueba la falsedad o invalidez de un argumento. Este tipo de razonamiento es muy útil para señalar los errores de procedimiento, la inconsecuencia de una supuesta demostración, o simplemente debilitar un argumento en particular.

El desacuerdo y la refutación

Según la jerarquía de Graham, la refutación es uno de los siete métodos para mostrar desacuerdo. El término refutación deriva de la palabra latina refutatio, que significa “rechazar o desbaratar con argumentos una afirmación”.

Según lo mencionado anteriormente, la refutación es una crítica u objeción a la credibilidad de una narración y se hace el objeto de desautorizarla o invalidarla. Con la refutación se pretende demostrar que lo dicho por otra persona no es verdadero, conveniente o útil.

En la refutación se presentan evidencias, citas y razonamientos que pueden debilitar el discurso de un oponente. Es una forma de demostrar desacuerdo e intentar ganar el argumento. Por eso, es una estrategia que se utiliza con frecuencia en debates y tesis.

La refutación también se puede definir como un enunciado o afirmación, que tiene la siguiente estructura lógica: cuando hay una hipótesis (H) se pueden inferir conclusiones (C). Si estas conclusiones no se dan (-C), entonces la hipótesis no se confirma (-H). Por ejemplo:

(H): “todas las rosas son rojas” y “en el parque hay una rosa”

esto implica que:

(C): “La rosa del parque es roja”

Pero yo afirmo que:

(-C) : “La rosa del parque es amarilla”

esto prueba que:

(-H) : “no todas las rosas son rojas”

Usos de la refutación

La refutación se suele utilizar cuando el discurso presenta uno o más de los siguientes aspectos:

  • Poca claridad: lo que se dice no se entiende.
  • Improbabilidad: lo que se dice es falso y no se puede probar.
  • Imposibilidad: lo que se dice es imposible que suceda.
  • Contrariedad: lo que se dice es contrario a lo lógico y natural.
  • Inmoral: lo que se dice va en contra de la moral y las buenas costumbres.
  • Inutilidad: lo que se dice no sirve para nada.

Cómo refutar argumentos

Existen diferentes formas de refutar argumentos. Sin embargo, la más efectiva y ética es indicar el error y brindar pruebas que lo demuestren. Para ello, se requiere el uso de evidencia. Por lo tanto, para refutar un argumento, se pueden seguir los siguientes pasos:

  • Realizar una clara exposición del argumento
  • Presentar la evidencia que pruebe el argumento
  • Utilizar un tono cortés y respetuoso
  • Evitar dejarse llevar por las emociones
  • Mantener una postura racional

Ejemplos de refutación

  • Estudiantes de diferentes disciplinas que participan de un debate, defendiendo sus posturas.
  • Una crítica literaria sobre una novela.
  • Una apelación para reducir la duración de la condena de un prisionero.
  • Un empleado que se dirige al departamento de Recursos Humanos para quejarse o mostrar su desacuerdo con los beneficios que ofrece la empresa.
  • Cuando un cliente no está satisfecho con un producto o un servicio y envía su queja.
  • Cuando se publica un artículo en una revista de investigación y, al detectarse un error, se envía una carta de refutación.

Bibliografía

  • Fuentes Rodríguez, C. Estrategias argumentativas y discurso político. (2016). España. Arco Libros – La Muralla.
  • Llamas Saiz, C. El análisis del discurso político: géneros y metodologías. (2018). España

Artículos relacionados