¿Qué es un esquema en psicología? Definición y ejemplos

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Un esquema es una representación gráfica o simbólica de los aspectos más significativos de cosas materiales o inmateriales. Los esquemas pueden hacerse sobre teorías, ideas, discursos, textos o planteamientos de diversas fuentes.

Al encontrarnos con grandes cantidades de información, es de mucha utilidad utilizar esquemas para organizar y categorizar la información de manera ordenada. Esto facilita su comprensión y posterior difusión.

Antecedentes del término

Dentro del campo de la psicología se habla de esquema enmarcado dentro de la teoría del desarrollo cognitivo planteadas por Jean Piaget en 1923. Piaget definía los esquemas como unidades básicas del conocimiento y que estos se utilizan para ayudar a las personas a interpretar la información que obtienen del mundo real. Según Piaget, los esquemas mentales de los individuos se refinan y se vuelven más complejos a medida que los individuos van adquiriendo más conocimiento.

Por su parte, en 1932, Frederic Bartlett llegaba conclusiones parecidas a las de Piaget tras estudiar como los esquemas influían en la memoria de los acontecimientos. En este caso, los esquemas, aparte de ayudar a comprender la información, ayudaban también a recordarla. La información nueva que sea captada por un individuo será analizada de acuerdo a los esquemas preexistentes y pasará a formar parte de ellos. Si no existe un esquema en el que la nueva información pueda adherirse, será entonces olvidada con facilidad.

Tipos de esquemas

  • Esquemas sociales: nos ayudan a comprender la sucesión de eventos esperados en las diversas situaciones sociales que nos encontremos. También se les conoce como guiones, por analogía de los guiones de obras de teatro que les dicen a los actores qué hacer y qué decir. De acuerdo a estos esquemas sabemos que si vamos a asistir a un restaurante debemos utilizar la entrada principal y no la del personal, sentarnos en una mesa vacía, esperar que el camarero se acerque para tomar la orden, las palabras que debemos usar para comunicar qué deseamos comer y otros pasos indispensables en la interacción propia del lugar.
  • Esquemas de roles: estos abarcan el comportamiento y expectativas de las personas de acuerdo al rol social que desempeñan. Si continuamos con el ejemplo del restaurante, esperamos que el camarero sea cordial y atienda nuestras necesidades con amabilidad, pues ocupa un rol de servicio en el que esperamos estos comportamientos.
  • Esquemas de identidad de personas y cosas: estos esquemas se crean para ayudarnos a identificar y comprender personas o grupos de personas específicas, como por ejemplo la pareja; o para identificar los objetos inanimados y cómo funcionan, como por ejemplo, qué es un automóvil y cómo se utiliza.

Asimilación y acomodación

Jean Piaget sugirió que mediante los procesos de asimilación y acomodación se modifican los esquemas que ya tenemos, para volverlos más complejos y refinados. A través de la asimilación aplicamos esquemas ya existentes a la información nueva para intentar comprenderla y a través de la acomodación este esquema se modifica y se ajusta de manera correspondiente para darle cabida a la información nueva.

Esquemas, aprendizaje y memoria

Utilizamos los esquemas para interpretar e incorporar a nuestra memoria la información nueva, en ese sentido, los esquemas son una herramienta muy útil pues sin ellos sentiríamos gran confusión ante cualquier información nueva en nuestras vidas.

Sin embargo, estos mismo es que mas pueden afectar de manera negativa la manera en que interpretamos la información. En ocasiones podemos distorsionar la información para que se ajuste a los esquemas que ya poseemos, aunque estos no sean los más adecuados. Esto da paso a interpretaciones erróneas de la realidad y puede a su vez convertirse en la fuente de confusiones futuras para el individuo y aquellos que le rodean.

Estas mismas malinterpretaciones de la realidad se pueden trasladar de manera permanente a la memoria. En un estudio realizado en 1981, 30 participantes fueron llevados a una habitación por un breve período de tiempo. Después, en una segunda habitación, se les pidió que describieran lo que recordaban de la primera habitación en la que habían estado. Aquellos con esquemas de “oficina” bien establecidos pudieron recordar los objetos más comunes como silla y escritorio. Sin embargo, no lograron recordar aquellos objetos que no suelen encajar en el esquema, como por ejemplo un tablero de anuncios que se encontraba en la habitación. Además, se pudo observar que los participantes “rellenaban” los recuerdos con objetos que encajaban en el esquema de oficina, aunque estos no estaban allí, como por ejemplo libros.

El estudio señala entonces que notamos y recordamos mejor las cosas que encajan en los esquemas que ya tenemos establecidos. Si, por ejemplo, tenemos instaurado el esquema de aptitudes de un individuo digno de confianza, todos aquellos individuos que no encajen en nuestro esquema van a sufrir algún tipo de prejuicio de nuestra parte sin necesidad de haber traicionado nuestra confianza alguna vez.

La importancia de analizar nuestros esquemas

Los esquemas pueden darse de manera automática: podemos aprender los esquemas a temprana edad y no percatarnos nunca de su existencia. Es importante tener un momento de reflexión en el que nos preguntamos cuáles son los esquemas que rigen nuestras decisiones, sean laborales o personales. Esto puede ayudarnos a identificar los filtros con los que estamos percibiendo la realidad y puede ser una herramienta útil para cambiar la perspectiva sobre un determinado tema.

Referencias

Kabato, I. (s/f). Qué es el esquema mental. Disponible en: https://www.psicoadapta.es/blog/que-es-el-esquema-mental/

Ramirez, R. (s/f). ​¿Cómo organizamos la información en nuestra mente? Esquemas y categorías. Disponible en: https://psicologiaymente.com/inteligencia/organizamos-informacion-mente-esquemas-categorias

Terapia Cognitiva. (s/f). Piaget: Esquemas cognitivos, asimilación y acomodación. Disponible en: https://www.terapia-cognitiva.mx/pdf_files/psicologa-cognitiva/clase6/Piaget%20Asimilacion%20y%20Acomodacion.pdf

mm
Isabel Matos (M.A.)
(Master en en Inglés como lengua extranjera.) - COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados