7 consejos para pasar una prueba de detector de mentiras

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

La prueba del polígrafo o detector de mentiras se utiliza con frecuencia en investigaciones policiales para determinar, con un buen grado de confiabilidad, si una persona está o no mintiendo al responder a preguntas importantes para la investigación. Es una técnica basada en las respuestas fisiológicas inconscientes que produce mentir. La mayoría de las personas no puede controlar estas respuestas fisiológicas.

Sin embargo, hay personas que han desarrollado la habilidad de simular reacciones fisiológicas que confunden los resultados y haciéndolos poco confiables. En algunos casos, incluso pueden engañar al polígrafo completamente.

Pasar una prueba de detector de mentiras no es lo mismo que engañarla

El polígrafo se utiliza frecuentemente en contextos legales o durante una investigación criminal. También se pueden utilizar durante el proceso de entrevistas de trabajo para optar por cargos de alto nivel que tienen acceso a información clasificada sensible. Esto demuestra que tomar una prueba de polígrafo puede ser algo estresante, ya que el resultado tiene el potencial de acarrear consecuencias importantes para el que toma la prueba.

En consecuencia, muchas personas se ponen nerviosas al responder al interrogatorio, lo que el evaluador puede interpretar como una señal de mentira, cuando en realidad se está diciendo la verdad. En otras palabras, puede que a una persona le traicionen los nervios durante una prueba. Para evitar que esto suceda, existen distintas técnicas que le permiten al entrevistado aumentar la probabilidad de pasar la prueba.

Por otro lado, hay personas que entran a una prueba de detector de mentiras con la intensión expresa de mentir y de salirse con la suya. Por ejemplo, la capacidad de mentir y engañar a la prueba del detector de mentiras la pueden utilizar los criminales para encubrir sus crímenes y desviar las investigaciones en su contra.

Sin embargo, existen situaciones en las que puede estar justificado querer engañar al polígrafo. Por ejemplo, en algunos casos, las personas utilizan estas técnicas para no revelar información personal o privada no relevante para la investigación. Por otra parte, engañar al detector de mentiras puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para un agente encubierto si llega a ser interrogado por la organización criminal que está investigando.

En las siguientes secciones exploraremos cómo funcionan los polígrafos o detectores de mentiras y algunos consejos para engañarlos.

¿Cómo funciona un polígrafo o detector de mentiras?

Como su nombre lo indica, un detector de mentiras o polígrafo es un aparato que mide y grafica diferentes respuestas fisiológicas relacionadas con el hecho de mentir o decir la verdad. El aparato consiste en un medidor de cuatro canales que registran en tiempo real las siguientes cuatro variables:

  • La frecuencia respiratoria
  • El pulso cardíaco
  • La presión arterial
  • Los niveles de sudoración

Algunos polígrafos más avanzados también monitorean el movimiento de las piernas y otras funciones vitales. Estas variables fisiológicas son susceptibles a los cambios de estado mental que ocurren cuando una persona miente.

Independientemente del polígrafo utilizado, el procedimiento de la prueba del detector de mentiras sigue una serie de pasos comunes:

La exactitud de las pruebas de detector de mentiras

  1. El entrevistador o evaluador conecta los sensores y electrodos al polígrafo y se los coloca al entrevistado.
  2. El entrevistador le hace al entrevistado un conjunto de preguntas simples como el nombre, la edad, la nacionalidad y otras que permiten establecer la línea base de respuesta instrumental. En otras palabras, establece el pulso, la presión arterial, etc. correspondiente a respuestas verdaderas.
  3. Luego de establecer la respuesta base comienza el verdadero interrogatorio, es decir, el entrevistador comienza a hacer las preguntas que realmente le interesan. Tras recibir cada respuesta, el entrevistador observa los signos vitales registrados en el polígrafo buscando cualquier cambio brusco que pueda indicar nerviosismo causado por mentir. Si al contestar a una pregunta los cambios en los signos vitales son lo suficientemente intensos, marcará la respuesta como mentira.

Dependiendo del grado de experiencia del entrevistador, se estima que estas pruebas son confiables en aproximadamente un 87% de los casos. Sin embargo, también se ha demostrado que pueden producir un número relativamente alto de falsos positivos y negativos, es decir, respuestas marcadas como mentiras pero que en realidad son verdad, o preguntas marcadas como verdad que en realidad son mentira.

Un ejemplo típico de un falso positivo que es relativamente común es cuando se somete a una persona a una prueba de detector de mentiras y la persona se pone muy nerviosa por el solo hecho de someterse a la prueba (y no porque planee mentir o porque tenga algo que esconder). Cuando las personas se ponen muy nerviosas, muchas veces generan respuestas fisiológicas similares a las que se dan cuando mienten:

  • Les sudan las palmas de las manos.
  • Comienzan a hiperventilar.
  • Les aumenta el ritmo cardíaco, etc.

Esto fácilmente puede malinterpretarse como una mentira si el examinador no tiene mucha experiencia.

Por otro lado, hay personas que desarrollan la habilidad de controlar mentalmente su estado de ánimo y nerviosismo, permitiéndoles mantener la calma y la “cara de póker” a medida que avanza el interrogatorio. Haciendo esto, estas personas logran perturbar tanto las señales base durante las primeras preguntas, como las señales correspondientes a las respuestas falsas, efectivamente confundiendo al examinador y llevándolo a marcar las preguntas como verdaderas o, en el peor de los casos, inconclusas.

El riesgo de condenar a un inocente por el solo hecho de ponerse nervioso, así como el de absolver a un culpable capaz de engañar al polígrafo y a su operador, es la causa de que la prueba del polígrafo no se tome en cuenta en casos judiciales.

Pero, ¿cómo exactamente hacen algunas personas para manipular los resultados y pasar una prueba de detector de mentiras? Ahora que entendemos bien cómo funciona la prueba, podemos discutir cómo vencerla.

Consejos para pasar una prueba de detector de mentiras

Existen muchas fuentes de información que buscan enseñar cómo engañar a un polígrafo. A pesar de que esto puede justificarse bajo ciertas circunstancias, no es la intención de este artículo dar consejos sobre cómo mentir y salirse con la suya. Por el contrario, esta sección se trata más sobre cómo evitar que la prueba del polígrafo nos señale como mentirosos cuando en realidad estamos diciendo la verdad, o que nos lleve a confesar algo que no queremos ni tenemos por qué confesar. Tomando esto en cuenta, a continuación se presentan consejos sobre cómo evitar los falsos positivos al tomar una prueba de detector de mentiras.

Consejo #1: Ser honesto

Esta es la regla de oro para pasar una prueba de detector de mentiras. Si no queremos que el polígrafo indique que estamos mintiendo, debemos comenzar por decir siempre la verdad. Dicho esto, es posible que, a pesar de que estemos diciendo la verdad, los nervios nos traicionen y terminemos mal parados.

Consejo #2: Limitarse a contestar únicamente lo que se pregunta

Muchas de las preguntas que el evaluador hace durante una prueba de detector de mentiras se pueden responder simplemente con sí o no. Si este es el caso, debemos limitarnos solo a una de las dos respuestas. En efecto, debemos en todo momento limitarnos a responder de la manera más precisa y concisa posible solo a lo que se nos pregunta.

Cabe resaltar que los evaluadores, en especial los más experimentados, son muy astutos al momento de seleccionar las preguntas, asegurándose de incluir preguntas tanto de control como las relevantes a la investigación, que resulten incómodas de responder o que pueden presentar una respuesta ambigua. Por ejemplo, puede que se nos pregunte si alguna vez hemos robado, y puede que recordemos que una vez cuando éramos niños le quitamos un juguete a un compañerito en la escuela. En ese caso, podríamos sentirnos tentados a dar explicaciones sobre si eso se consideraría como robar o no. Este tipo de ambigüedades pueden resultar peligrosas porque nos hacen poner nerviosos.

Consejo #3: Elegir entre nerviosismo constante o relajación constante

Volviendo al hecho de que los resultados de estas pruebas se basan en la variación de las respuestas instrumentales a las afirmaciones veraces y las falsas, lo esencial para pasar una prueba de polígrafo es que nos mantengamos siempre en el mismo estado de relajación o de agitación.

Muy pocas personas tienen la capacidad de mantenerse totalmente relajados y calmados durante una prueba de detector de mentiras, por lo que muchos optan por la segunda opción, es decir, mantenerse en un estado constante de nerviosismo tenso durante toda la entrevista. Esto logra suavizar cualquier cambio brusco en las medidas instrumentales durante el interrogatorio que luego pueda interpretarse como una mentira.

Consejo #4: Aprender a distinguir entre preguntas control y preguntas relevantes

Como se mencionó antes, el interrogatorio incluye una serie de preguntas que sirven para marcar la línea base de la prueba. Estas preguntas de control también sirven para comparar el comportamiento de los signos vitales con el que se tiene durante las preguntas relevantes. Aprender a discernir entre una pregunta de control y una relevante es muy importante porque queremos asegurarnos de reaccionar de la misma manera en ambos casos.

Consejo #5: Alterar conscientemente el estado de ánimo durante las preguntas de control

Aquí es donde se justifica seguir el consejo anterior. Si somos conscientes de cuándo se nos está haciendo una pregunta de control, podemos intentar de alterar nuestros signos vitales a medida que las respondemos. Alterar la frecuencia respiratoria conscientemente es muy fácil, pero las demás también las podemos controlar con un poco de creatividad.

Por ejemplo, podemos pensar en algo que nos cause ansiedad como una fobia o el riesgo de que no pasemos la prueba de detector de mentiras. Esto hará que la respuesta del polígrafo durante las preguntas de control se parezca más a las respuestas relevantes que nos pongan nerviosos.

Consejo #6: Responder siempre con firmeza y convicción

La firmeza con la que respondemos a una pregunta puede ayudarnos a nosotros mismos a estar incluso más convencidos de su veracidad, lo cual a su vez puede ayudarnos a controlar los nervios durante el interrogatorio. Además, una respuesta tímida y con poca convicción solo picará la curiosidad del evaluador, quien puede que decida guiar las pregunta para explorar más a fondo, lo nos puede poner aún más nerviosos.

Consejo #7: La prueba no necesariamente termina al desconectar la máquina

Una vez terminado el interrogatorio y desconectados todos los sensores del polígrafo, puede que nos sintamos tentados a relajarnos y a bajar la guardia. Algunos evaluadores aprovechan esta situación para atacarnos con más preguntas o para ponernos nerviosos diciéndonos que saben que mentimos durante la prueba. Esto puede que sea simplemente el evaluador pescando por una confesión fácil, así que debemos mantenernos atentos y en guardia en todo momento, incluso al terminar la prueba.

Referencias

Delgado, K. (2020, 10 julio). Why lie detector tests can be unreliable – and how to cheat them. Inews.Co.Uk. https://inews.co.uk/news/science/lie-detector-polygraph-tests-unreliable-how-cheat-388612

EcoDiario.es. (2018, 23 noviembre). ¿Cómo pasar el detector de mentiras? elEconomista.es. https://ecodiario.eleconomista.es/noticias/noticias/9528987/11/18/Como-pasar-el-detector-de-mentiras.html

HowStuffWorks.com Contributors. (2021, 15 abril). How Does a Lie Detector (Polygraph) Work? HowStuffWorks. https://science.howstuffworks.com/question123.htm

infosalus. (2019, 13 mayo). ¿Cómo se puede engañar al detector de mentiras? infosalus.com. https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-puede-enganar-detector-mentiras-20190513103944.html

Wolchover, N. (2011, 21 septiembre). How to Pass a Lie Detector Test (Whether You’re Lying or Not). Livescience.Com. https://www.livescience.com/33512-pass-lie-detector-polygraph.html

mm
Israel Parada (Licentiate,Professor ULA)
(Licenciado en Química) - AUTOR. Profesor universitario de Química. Divulgador científico.

Artículos relacionados