¿Qué es el patriotismo? Definición, pros, contras y curiosidades

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Para muchas personas el patriotismo son acciones, como sería por ejemplo izar con orgullo su bandera. Sin embargo, otras personas lo ven como una creencia que les permite ser mejores con y para su país. Según el escritor y periodista George Orwell, el patriotismo es la devoción que una persona tiene hacia cierto lugar o por cierto modo de vida. Este lugar o estilo de vida, manifiesta el escritor, es el mejor para un patriota y, sin embargo, no busca imponerlo a nadie. Según el autor, el no buscar imponer a los demás estas preferencias hace que el patriotismo resultante pueda considerarse defensivo, en contraposición al patriotismo agresivo u ofensivo.

Definición de patriotismo

El doctor Raúl Arlotti, del Instituto de Filosofía Política e Historia de las Ideas Políticas, ha definido el término patriotismo como “un conjunto de palabras que se vinculan a la pertenencia”. Por este motivo, Arlotti manifiesta que el “patriotismo denota una forma específica de lealtad: aquella de ser miembro de un país o un estado”.

En palabras más sencillas, patriotismo es sentimiento de amor, orgullo o lealtad de una persona hacia su país. Dicho amor hace que se sienta apego o respeto por su cultura o su historia.

¿Cuál es la perspectiva histórica?

Aunque hay muchos conceptos del término patriotismo, el primer dictamen que se conoce sobre éste data de la época anterior a Cristo. Fue el estadista ateniense Pericles (c. 495-429 a. C.) quien expresó que para él, un patriota es un ciudadano “que ama a su polis, y ese amor está por encima de un interés propio”.

Así también y muchos años más tarde, los rusos I. Bocharnikov y E. Rung explicaron que el patriotismo, tanto en la época de la Antigua Grecia como en la actualidad, significa una lealtad a un Estado y la prioridad de los intereses de la Patria sobre los personales.

Por otra parte, tanto en la época de los griegos como en la de los romanos, la forma más elevada de patriotismo como virtud incluía la participación en las guerras, independientemente de su carácter. Es decir, independientemente de que fueran guerras defensivas o agresivas o agresivas.

Ahora bien, la configuración de los conceptos patrióticos estuvo muy influenciada por las revoluciones americana (1775 a 1783) y francesa (1789 a 1799). Por lo cual esta fue una época en la que la palabra patriota se difundió ampliamente. El concepto de patriotismo fue vinculado con ideas de igualdad, fraternidad y libertad gracias a la Revolución Francesa. Así mismo sucedió con el término “nacionalismo”, que se explicará más adelante.

Durante el primer año de la Revolución Americana, Samuel Johnson llamó al patriotismo “el último refugio de un canalla”. Si bien muchas personas creen que esta frase hace referencia al patriotismo en general, Johnson se refería estrictamente al mal uso de este término por parte de un ministro, el primer conde Chatham. Así, Samuel Johnsonen realidad valoraba el verdadero patriotismo.

El verdadero y el falso patriotismo

George W. Hoss y Lucía A. Mead distinguieron el patriotismo “verdadero” del “falso”. Promovieron una nueva manifestación, no tomando las armas en nombre de la patria (“falso patriotismo”), sino mediante el servicio público, los inventos, la ayuda a los menos favorecidos y la lucha contra los grandes males nacionales. Para Lucía, el patriotismo “verdadero” o “puro” consistía en un servicio público diario, acompañado del desarrollo del sentido de la obligación y la responsabilidad hacia el propio país.

Ejemplos de patriotismo

Hay innumerables formas de demostrar patriotismo. Estar de pie para el himno nacional y recitar el Juramento de Lealtad son formas externas. Sin embargo, muchos de los actos de patriotismo más beneficiosos son los que celebran grandes hitos del país y, además, lo fortalecen. Algunos de estos son:

  1. Participar en la democracia representativa mediante las elecciones ejerciendo el derecho al voto.
  2. Ofrecerse como voluntario para el servicio de la comunidad o presentarse como candidato a un cargo gubernamental.
  3. Formar parte de un jurado.
  4. Obedecer las leyes y pagar los impuestos.
  5. Comprender los derechos, las libertades y las responsabilidades contenidas en la Constitución.

Patriotismo y nacionalismo: diferencias

Como se mencionó, la revolución francesa vinculó, junto al término patriotismo, la idea de nacionalismo. La ideología nacionalista promovía la liberación de las naciones subordinadas, la unificación nacional y la fundación de los estados nacionales. Cuando se alcanzaron los objetivos, las ideologías de nacionalismo y patriotismo se fusionaron en los estados nacionales. Sin embargo, estados multinacionales como los imperios austrohúngaro y ruso condenaron la idea de nacionalismo y en cambio, promovieron el patriotismo de “estado”.

Lo anterior, nos hace pensar que el nacionalismo en Estados Unidos, por ejemplo, no surgió de los propios americanos, sino por parte de europeos en América durante la llamada Era de las Revoluciones. No obstante, con el despliegue de este ideal por el mundo, el nacionalismo tomó no solo muchos países, sino también muchas vertientes.

Retomando a Orwell, el periodista expresa que el nacionalismo (en contraste con el patriotismo), es inseparable de las ansias y el deseo de poder. George Orwell manifiesta que el deseo más profundo de un nacionalista es adquirir cada vez más poder, pero no para él mismo, sino para la nación en la cual decidió doblegar su individualidad. Con esto, un nacionalista siente que su país es superior a todos los demás, buscando también la rivalidad entre unos y otros. El nacionalismo, a través de sus creencias proteccionistas, es el polo apuesto de globalismo.

Precisamente, por este deseo de poder, el expresidente Donal Trump se declaró nacionalista durante un mitin del senador Ted Cruz en Texas, manifestando lo siguiente:

“Un globalista es una persona que quiere que al mundo le vaya bien, francamente no le importa tanto el país. No podemos permitir eso…”. Posteriormente añadió: “Hay una palabra que se volvió anticuada, es la palabra nacionalista, y me pregunto ¿realmente no debemos usar esa palabra? ¿Saben lo que soy? Soy un nacionalista, ¿les parece bien? Soy un nacionalista. Repitan esa palabra”.

Diferentes aliados europeos de los Estados Unidos condenaron la declaración de Trump. De hecho, durante la ceremonia de conmemoración de la Gran Guerra, el presidente de la República Francesa Emmanuel Macron en su discurso, aunque no hizo referencia alguna a Donald Trump ni a los Estados Unidos, la mayoría de las palabras parecían estar dirigidas al entonces presidente. En ese contexto de tensiones diplomáticas alimentadas por la última y anteriores declaratorias de Trump, Macron defendió la existencia de diferentes instituciones. Entre ellas, Macron defendía la existencia de instituciones internaciones, de la Europa actual y de la ONU. Así también, el presidente francés defendió la idea de patriotismo y su oposición al nacionalismo diciendo: “El patriotismo es exactamente lo contrario del nacionalismo. El nacionalismo es su traición”.

Pros y contras del patriotismo

Partiendo de que el patriotismo provoca que los ciudadanso de un país procuren lo mejor para este, se cree que pocos países pueden prosperar sin al menos un grado de este sentimiento. El orgullo por el país tiene la capacidad de unir a las personas, haciéndolas capaces de enfrentar diferentes desafíos. Estas creencias patrióticas compartidas hicieron posible que los estadounidenses coloniales eligieran recorrer el camino hacia la independencia de Inglaterra. En hechos más recientes, el patriotismo hizo que, pese a las dificultades iniciales, la enorme dureza de la guerra y las invasiones nazis, los patriotas europeos primero resistieran al invasor y finalemente, mediante un esfuerzo conjunto, lograran la victoria en la Segunda Guerra Mundial.

Por otra parte, la posible principal desventaja del patriotismo es que este se convierta en una doctrina política obligatoria, usándose para en frentar a los ciudadanos entre sí. Este adoctrinamiento podría incluso llevar al país a rechazar sus valores fundamentales. El tipo de patriotismo que puede significar un peligro para ciudadanos e incluso, un país, es conocido como chauvinismo.

El chauvinismo, por una parte, genera conflictos entre los ciudadanos o por otra y en caso extremo, puede hasta provocar guerras entre diferentes países. Otro tipo de patriotismo negativo también se genera cuando se distorsiona la esencia de este ideal, añadiendo a su significado ideas, valores o creencias ajenas a la principal. Por consiguiente, este tipo de patriotismo distorsionado puede ser aprovechado por personas que busquen lo mejor para sí mismas, olvidando por completo su país.

Ejemplos de patriotismo negativo: los contras

Algunos ejemplos de patriotismo negativo en la historia incluyen:

En 1798 el patriotismo extremo, movido por el temor a una guerra con Francia, llevó al Congreso de los Estados Unidos a decretar las leyes de extranjería y sedición. Dichas leyes, permitían encarcelar a ciertos inmigrantes estadounidenses sin el debido proceso legal y, además, restringían la libertad de expresión y de prensa estipuladas en la Primera Enmienda.

Durante el Primer y Segundo Temor Rojo, comprendido en la década de los 50, miles de estadounidenses fueron acusados por parte del gobierno de ser simpatizantes comunistas. Esto sucedió no sólo sin pruebas en contra, sino también sin la oportunidad de defenderse. Así, estos ciudadanos fueron condenados al exilio y procesados por sus supuestas creencias políticas.

Fuentes

mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados