El evolucionismo social: desarrollo y teorías

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

La evolución es un concepto universal que se utiliza para entender los orígenes y los cambios de diferentes aspectos de la vida a través del tiempo. Aspectos que van desde el origen del universo hasta la historia de la humanidad han sufrido transformaciones, tanto simples como complejas y que definen tanto la cienca como la historia y el conocimiento. Por su parte, la evolución social estudia el largo proceso de cambios sociales producidos a lo,largo de la historia, y que se han intentado explicar por medio de diferentes teorías.

Las teorías de evolución social describen y explican estos cambios. Las primeras teorías sobre el evolucionismo social se remontan a la segunda mitad del siglo XIX. Los primeros en plantear teorías en torno a la evolución social son los autores conocidos como evolucionistas, que proporcionaron los primeros métodos para pensar y explicar las sociedades humanas. Los evolucionistas más notables de esa época fueron Edward Burnett Tylor, Lewis Henry Morgan y Herbert Spencer. Después, en los años 30 y 40 del siglo XX, también resaltaron teóricos como Gordon Childe, Julian Steward y Leslie White.

La aparición del concepto de evolucionismo social

Desde la época clásica, filósofos y científicos han intentado entender y explicar los mecanismos sociales responsables del desarrollo de la sociedad. Sin embargo, no todos ellos desarrollaron teorías evolucionistas. Estas teorías surgieron en el siglo XIX bajo la influencia de las teorías acerca de la evolución de los seres vivos desarrolladas por Charles Darwin. La primera consideración sistemática de la evolución biológica aparece en su libro El origen de las especies

Lewis Morgan se considera el primer autor que aplicó los principios evolutivos a los fenómenos sociales. También se nombra a Herbert Spencer, pero no fue ninguno de los dos quien primero describió y estudió la evolución social. El sociólogo Kenneth Bock enumeró una lista de evolucionistas sociales del siglo XIX, a los que precedieron estudiosos de los siglos XVII y XVIII. Entre ellos podemos citar a A. Comte, Condorcet, Cornelius de Pauw y Adam Ferguson. Bock sugirió que estos académicos simpatizaban con la “literatura de viajes”, pues citaban relatos de los exploradores occidentales de los siglos XV y XVI que realizaban todo tipo de descripciones e informes de sociedades recién descubiertas.

Estados del desarrollo evolutivo

La evolución social y sus teorías se han visto permeadas por diferentes personajes y narrativas que hacen que dichas teorías y sus creadores se cuestionen entre sí. Sin embargo, hay aspectos en los que coinciden y que permiten crear ciertos postulados para comprender de mejor manera este proceso llamado evolución social.

Hay muchos autores que han influido en las teorías acerca de la evolución social, aunque con distintos planteamientos, a veces completamente contrapuestos. No obstante, hay aspectos coincidentes que permiten definir postulados comunes que ayudan a entender los mecanismos de evolución de la sociedad.

En cualquier caso, aún no existe un consenso sobre los aspectos clave de la evolución social. Sin embargo, se cree que el evolucionismo social parte de dos premisas: la unidad psíquica y la superioridad de las culturas occidentales

La unidad psíquica

El concepto de unidad psíquica sugiere que las mentes humanas comparten características similares en todo el mundo. La evolución social propuesta en el siglo XIX, denominada evolución unilineal, fue la primera teoría desarrollada por la antropología social. La evolución unilineal hace referencia a la idea de que existe una secuencia establecida y común de etapas. Según esta teoría, todos los grupos sociales pasarán en algún momento por dichas etapas. Sin embargo, el ritmo de progreso de cada etapa presenta grandes variaciones en la práctica. Según esta teoría, tanto los grupos sociales del pasado como los del presente que se encuentren en la misma etapa de desarrollo, serán casi idénticos. Lo cual significa que todos los pueblos y sus sociedades pasarán por el mismo proceso de desarrollo. Así pues, el concepto de unidad psíquica parte de la evolución unilineal.

La superioridad de las culturas occidentales

Diferentes evolucionistas identificaron etapas evolutivas universales para clasificar las diferentes sociedades. Entre ellas estaban los estados de salvajismo, barbarie y civilización. Para describir dichos estados se basaban, principalmente, en aspectos relacionados con el desarrollo tecnológico, aunque también incluían aspectos como la organización política, el matrimonio, la familia y la religión. Así, ciertos grupos contemporáneos podrían caracterizarse por el hecho de vivir según las características correspondientes a una etapa anterior a la que realmente vive. Esa situación vendrá definida por las características tecnológicas que dicha sociedad presente. 

Dado que la sociedad occidental ha desarrollado mayores avances tecnológicos, esta teoría la situó en la cúspide de la civilización. Por el contrario, las sociedades que se encontraran en un estadio de salvajismo o barbarie eran consideras intrínsecamente inferiores a la sociedad “civilizada”. Por ende, la suposición de la superioridad occidental no era tan inusual para la época. Esta suposición estaba fuertemente arraigada en el colonialismo europeo y se basaba en el hecho de que las sociedades occidentales, como se ha dicho antes, tenían tecnologías más sofisticadas. Sin embargo, también se basaba en la creencia de que el cristianismo era la única y verdadera religión..

La teoría de la evolución social de Spencer

Como se mencionó, el filósofo y sociólogo británico Herbert Spencer hizo varios aportes a la teoría evolucionista. Según estudios, las 4 definiciones de trabajo que Spencer tenía y que cambiaron a lo largo de su carrera, tenían implícitos ideales que, para Spencer, hacían parte de la evolución social. Estos eran:

El filósofo y sociólogo británico Herbert Spencer hizo varias aportaciones a la teoría evolucionista social. Sus principios clave son los siguientes:

  1. El progreso social. Para Spencer, la sociedad avanza hacia un ideal, que consiste en lograr una sociedad amistosa y con altruismo individual. Así mismo, también avanzará hacia una especialización basada en las cualidades alcanzadas y en la cooperación voluntaria entre individuos muy disciplinados.
  2. Requisitos sociales. Spencer estudia tres aspectos. El primero tiene que ver con aspectos de la naturaleza humana como la reproducción y las formas de sustento. En segunda instancia están los aspectos relacionados con entorno externo, como el clima y las formas de vida humana. El tercero versa sobre la existencia social, y estudia los comportamientos que hacen posible la convivencia.
  3. Aumento de la división de trabajo. A medida que la población altera los “equilibrios” logrados previamente, la sociedad evoluciona intensificando la especialización profesional de cada individuo.
  4. Origen de las especies sociales. En este punto Herbert Spencer menciona que la ontogenia resume la filogenia. decirlo que significa que el desarrollo embrionario de una sociedad tiene eco en su crecimiento y cambio. Sin embargo, según el autor este desarrollo está sometido a fuerzas externas capaces de alterar la dirección de los cambios. Las teorías de Spencer, que suelen conocerse como darwinismo social, aunque él prefería hablar de teoría sintética, tuvieron detractores.

Critica al evolucionismo del siglo XIX

Como se ha mencionado, los evolucionistas del siglo XIX contribuyeron a la antropología proporcionando los primeros métodos sistemáticos para pensar y explicar las sociedades humanas. Sin embargo, una serie de antropólogos contemporáneos han desarrollado teorías diferentes, que en general consideran que el evolucionismo de dicho siglo es demasiado simplista y no sirve para explicar el desarrollo de las sociedades humanas a lo largo de la historia. Para ellos, los evolucionistas del siglo XIX se basaron en versiones del desarrollo humano de tinte racista, bastante arraigadas en la sociedad occidental de esa época. 

Los evolucionistas contemporáneos ponen como ejemplo de tales prejuicios a Morgan y Tylor. Estos evolucionistas defendían que las personas de distintas sociedades tenían distintos niveles de inteligencia, y que estas daban lugar a las diferencias sociales. Esa visión ya no es válida en la ciencia actual. En general, el evolucionismo del siglo XIX fue fuertemente atacado a principios del siglo XX por ser especulativo y etnocéntrico, además de por sus planteamientos materialistas. Los puntos de vista transculturales que influyeron en la antropología marxista y en los neoevolucionistas también fueron atacados con fuerza. Estas arremetidas tuvieron lugar por parte de los particularistas históricos.

Fuentes

  • Bock KE. 1955. Darwin y la teoría social. Philosophy of Science 22(2):123-134.
  • Clutton-Brock, T. West, S. y otros (2009). La evolución de la sociedad. En philosophical transaction B. Nov 12; 364(1533): 3127–3133.
  • Débarre F, Hauert C, y Doebeli M. 2014. Evolución social en poblaciones estructuradas. Nature Communications 5:3409.
  • Deutscher P. 2004. El descenso del hombre y la evoluxión de la mujer. Hypatia 19(2):35-55.
  • Hall JA. 1988. Clases y élites, guerras y evolución social: un comentario sobre Mann. Sociology 22(3):385-391.
  • Hallpike CR. 1992. Sobre la sociedad primitiva y la evolución social: una respuesta a Kuper. Cambridge Anthropology 16(3):80-84.
    Kuper A. 1992. Antrología primitiva. Cambridge Anthropology 16(3):85-86.
  • McGranahan L. 2011. El evolucionismo social de William James en el punto de mira. The Pluralist 6(3):80-92.
mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados