¿Qué es un no electrolito en química?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Un electrolito es un compuesto que conduce la corriente eléctrica en disolución acuosa o cuando está fundido, de manera que contiene iones en movimiento. Se trata, pues, de compuestos iónicos. Por el contrario, un compuesto que no es un electrolito no conduce la corriente eléctrica ni en solución acuosa ni cuando está fundido.  

Muchos compuestos moleculares como el azúcar o el etanol no conducen la corriente eléctrica, porque en disolución acuosa no forman iones. Se caracterizan además por estar formados por enlaces covalentes, contienen carbono, y son no polares. Los electrolitos se caracterizan por tener enlaces iónicos, además de ser polares.

A diferencia de los electrolitos, los no electrolitos en disolución no se rompen completamente en iones, y no tiene lugar la formación de aniones o cationes; de hecho si se aplica un potencial, la conducción eléctrica no tiene lugar.

Importancia de los electrolitos y no electrolitos en el cuerpo humano

Los electrolitos tienen un papel de vital importancia para el desarrollo del cuerpo humano. Los más significativos son los siguientes:

  • Calcio: abunda en los huesos y dientes. También es de especial importancia para la contracción muscular, la coagulación sanguínea y la función nerviosa.
  • Sodio: se encuentra en el exterior de la célula, y participa especialmente en el equilibrio acuoso y las señales nerviosas.
  • Potasio: es el catión mayoritario del interior de las células. Importante para la función cardíaca, renal y nerviosa.
  • Magnesio: se localiza en los huesos y en todas las células. Interviene en la función muscular, la estructura de los huesos y el sistema nervioso, y participa en muchas reacciones bioquímicas.

El compuesto por excelencia de comportamiento no electrolítico y de vital importancia en el cuerpo humano es la glucosa. Es fundamental para el comportamiento celular, pues se trata del principal combustible que aporta energía para las funciones celulares. Muchas células nerviosas y transmisores químicos la necesitan para procesar información.

Fuentes

mm
Laura Benítez (MEd)
(Licenciada en Química. Master en Educación) - AUTORA. Profesora de Química (Educación Secundaria). Redactora científica.

Artículos relacionados