¿Caducan las bebidas alcohólicas? Sí y no

- Advertisement -

Las bebidas alcohólicas son soluciones complejas formadas principalmente por agua y alcohol etílico, pero que también pueden contener un sinfín de otros solutos en proporciones muy variadas. Algunas de ellas ni siquiera son soluciones sino más bien emulsiones que poseen grasas y sólidos lácteos en suspensión.

Tanta variedad hace que sea difícil responder a la pregunta de si las bebidas alcohólicas caducan o no, ya que esto depende en gran medida de su composición. Sin embargo, para establecer una respuesta clara e inequívoca, debemos comenzar por definir qué significa caducar.

¿Qué es la caducidad de los alimentos?

La caducidad de un producto para la ingesta, tal como una bebida alcohólica, se refiere al momento a partir del cual el producto ya no es apto para el consumo por representar un riesgo microbiológico para la salud. Esto quiere decir que es el momento a partir del cual es muy probable que un alimento o una bebida contenga una cantidad peligrosa de bacterias que nos puedan hacer daño.

La caducidad es importante en productos perecederos tales como las carnes, la leche y los productos lácteos, las carnes, etc. Pero la pregunta es, ¿tienen las bebidas alcohólicas fecha de caducidad? O, dicho de otra manera, ¿Las bebidas alcohólicas se echan a perder?

La repuesta a esta pregunta depende del tipo de bebida alcohólica de la que se trate.

Comencemos por analizar por separado sus componentes:

El agua no es perecedera

En la mayoría de las bebidas alcohólicas, el principal componente es agua. A pesar de que el agua es esencial para la vida, el agua 100% pura no puede proporcionar los nutrientes necesarios para que las bacterias puedan crecer y reproducirse, por lo que el agua no es perecedera.

Sin embargo, es absolutamente indispensable para que otras sustancias sí lo sean, ya que, sin agua, no puede desarrollarse la vida.

El alcohol es antiséptico

El segundo componente principal de toda bebida alcohólica es el alcohol etílico o etanol. Al igual que el agua, el alcohol no proporciona suficientes nutrientes para permitir el crecimiento bacteriano. De hecho, el alcohol no solo no permite el desarrollo de bacterias, sino que es altamente efectivo para destruirlas, y es un excelente desinfectante cuando está lo suficientemente concentrado.

Esta última propiedad hace que las bebidas alcohólicas fuertes con concentraciones de etanol de 40% o más no se echen a perder, ya que toda bacteria que entra en contacto con esta solución termina muriendo.

Sin embargo, cuando se encuentra en concentraciones relativamente bajas, el alcohol puede representar una fuente de alimento para algunas bacterias, lo cual es exacerbado por la presencia de otras sustancias como carbohidratos y otras sustancias orgánicas que las bacterias pueden utilizar como nutrientes.

El resto de los componentes de las bebidas alcohólicas depende del tipo particular de bebida de la que se trate, así que veamos qué tipos de bebidas alcohólicas existen y si caducan o no.

Tipos de bebidas alcohólicas

Bebidas destiladas o espirituosas

caducidad del alcohol

Estas bebidas se obtienen por medio de la destilación y concentración de distintos tipos de fermentos. El proceso de destilación da como resultado una mezcla que es casi 100% alcohol, por lo que luego se diluye con agua hasta el grado alcohólico deseado.

Las principales bebidas destiladas son:

  • Whisky
  • Vodka
  • Tequila
  • Ron
  • Ginebra
  • Pisco
  • Orujo
  • Brandi
  • Coñac

Las espirituosas, a veces también llamadas aguardientes, son las bebidas alcohólicas de mayor contenido de etanol. Como tal, son, en sí, soluciones antisépticas, por lo que ninguna bacteria u otro microrganismo crece en ellas. Por esta razón, estas bebidas alcohólicas no caducan. De hecho, en muchos casos se dejan reposar durante años en barricas especiales, con lo cual mejoran su sabor, calidad y valor.

Bebidas fermentadas

caducidad del alcohol

Las bebidas fermentadas son las que se obtienen mediante un proceso de fermentación sin la posterior destilación. La fermentación se lleva a cabo con el uso de levaduras, las cuales transforman los azúcares en distintas materias primas con etanol.

Las bebidas fermentadas más comunes son:

  • Vino
  • Champán
  • Cava
  • Cerveza
  • Sidra
  • Vermut
  • Sake

Como el alcohol proviene de la fermentación por levaduras, y el alcohol es antiséptico, hay un límite máximo de graduación de alcohol que se puede obtener por fermentación. Teniendo una cantidad ilimitada de azúcar, la máxima concentración de alcohol que se puede alcanzar por fermentación antes de que el medio se torne tóxico para la levadura es del 18%. Sin embargo, en la fermentación de vinos y cervezas, la disponibilidad de azúcares limita este contenido a entre 6 y 12%

Estas concentraciones de alcohol no son lo suficientemente altas para prevenir el crecimiento de bacterias, por lo que estas bebidas alcohólicas deben almacenarse con cuidado para evitar que se estropeen.

En pocas palabras, las bebidas fermentadas sí que se pueden dañar. Sin embargo, en la mayoría de los casos, lo que les sucede a estas bebidas es que ciertas bacterias transforman el etanol en vinagre, lo cual hace que las bebidas se tornen agrias. Esto, en sí, no es peligroso para la salud. En otras palabras, un vino avinagrado pierde casi por completo su esencia y calidad, pero no se vuelve peligroso para el consumo. Esto no es un ejemplo de caducidad sino más bien de superar su fecha de consumo óptimo.

Bebidas fortificadas o generosas

caducidad del alcohol

Estas son un punto intermedio entre las bebidas fermentadas y las destiladas. Consisten en una bebida fermentada a la cual se le ha agregado más alcohol (proveniente de la destilación) para mejorar sus propiedades y consumo.

Algunas bebidas generosas son las siguientes:

  • Vino generoso
  • Oporto
  • Jerez
  • Vino de Madeira
  • Marsala
  • Manzanilla
  • Palomino
  • Banyuls francés

Al ser más fuertes que las bebidas fermentadas, estas bebidas son tóxicas para la mayoría de los microrganismos, por lo que no caducan.

Licores y cremas

caducidad del alcohol

Los licores y cremas contienen, además de alcohol, distintas frutas, azúcares, hierbas u otras especies, e incluso crema de leche. Además, muchas veces contienen cantidades relativamente bajas de alcohol. Esto hace de estas mezclas un caldo de cultivo perfecto para bacterias potencialmente peligrosas por lo que normalmente se deben almacenar bajo refrigeración una vez destapada; de lo contrario, se echan a perder rápidamente.

Los licores y cremas más comunes son:

  • Licor de fruta
  • Licor de hierbas
  • Limoncello
  • Licor de café
  • Pacharán
  • Amaretto
  • Licor de whisky
  • Crema de orujo

Conclusión

El hecho de que el alcohol etílico sea un potente microbicida y antiséptico hace a muchos pensar que las bebidas alcohólicas no caducan. Esto es en parte cierto, pero no siempre. Todo depende del tipo de bebida alcohólica ya que, dependiendo de la concentración real del alcohol en la bebida, ésta podrá ser tóxica para los microorganismos o podrá servir de caldo de cultivo para su crecimiento y reproducción.

Referencias

AACooperativa Simbiosis. (2021, 10 febrero). Diferencias entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente. La vida útil de los alimentos. Recuperado de https://www.cooperativasimbiosis.com/fecha-caducidad-y-consumo-preferente/

AAIn Naturale. (2020, 24 febrero). ¿El alcohol tiene fecha de caducidad? Recuperado de https://www.innaturale.com/es/el-alcohol-tiene-fecha-de-caducidad/

AALandau. (s. f.). Alcohol. Recuperado de https://landau.faculty.unlv.edu/alcohol.htm

AALázaro, M. (2019, 30 octubre). ¿Caduca el alcohol? Recuperado de https://www.huffingtonpost.es/entry/caduca-el-alcohol_es_5db309cce4b0ea02257d02c5

AAPérez, R. (2020, 25 marzo). Clasificación de bebidas alcohólicas. Recuperado de https://www.drinksco.es/blog/clasificacion-bebidas-alcoholicas

Artículos relacionados