¿Qué es la tonalidad en el arte?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

En las artes visuales, la tonalidad o tono hace referencia a una cualidad del color, concretamente a su percepción como cálido o frío, brillante u opaco, claro u oscuro, puro o mezclado. También se aplica al carácter de una obra o a su efecto en el observador, generando un estado de ánimo o enfatizando el mensaje del artista. Colores de tonos apagados u opacos en una obra de arte tiene bajo impacto en el observador mientras que tonos fuertes generan sensaciones y hacen que los elementos emerjan de la obra de arte.

Si bien técnicamente el tono se define como el grado en el que un estímulo puede ser descrito como similar o diferente de los estímulos rojo, amarillo y azul (CIECAM02: el modelo de colores de la Comisión Internacional de Iluminación), el significado en el arte es muy diferente. Al tono a veces se lo denomina también valor, uno de los elementos básicos de las obras de arte, pero el concepto es diferente. El valor en el arte es esencialmente hasta qué punto un objeto es claro u oscuro en una escala que va del blanco al negro, y se considera una de las variables más importantes en el carácter de una pintura, incluso más que la selección de color. Dos colores diferentes en una obra pueden tener el mismo valor; habría poco contraste entre estos colores a pesar de los diferentes tonos. O una misma tonalidad podría tener valores diferentes, asociado a lo que se denomina matices y sombras. Pero el tono en arte se refiere fundamentalmente a la luminosidad u oscuridad de un color en una composición. Y los tonos se encuentran en todo lo que nos rodea. El cielo, por ejemplo, no es de un azul homogéneo, sólido, sino que está compuesto por una variedad de tonalidades de azul que van de la luz a la oscuridad. Incluso un objeto que en sí tiene un color homogéneo, como un sofá de cuero marrón, tendrá distintas tonalidades en función de la distribución de su iluminación. En este caso, los tonos se crean por la forma en que la luz incide sobre el objeto. Las sombras y los reflejos le dan dimensión, incluso aunque el objeto tenga un color uniforme.

Arte en blanco y negro

Una primer aproximación al concepto de tonalidad se puede obtener de la visualización de la gama de grises. Desde un negro profundo a un blanco intenso se pueden obtener una enorme variedad de tonos de gris.

Son varias las ramas del arte que hoy en día desarrollan sus obras en lo que se denomina arte en blanco y negro, aunque en realidad utilizan la gama de grises. Dentro de las artes gráficas, la historieta comenzó como una forma de arte en blanco y negro, con dibujos en tinta donde la yuxtaposición de líneas con distinta densidad crea la sensación de tonalidad de grises, con tonos chatos y graduados relacionados con los conceptos técnicos de color, textura y volumen por el manejo de luz y sombra.

El pibe. Charles Chaplin y Jackie Coogan, 1921.
El chico. Charles Chaplin y Jackie Coogan, 1921.

En sus comienzos, el cine y la fotografía no tenían la posibilidad de exponer colores y eran formas de arte en blanco y negro. Pero aún con la incorporación del color, la fotografía en blanco y negro continúa desarrollando expresiones artísticas muy importantes al brindar al artista herramientas estéticas particulares que le permiten concentrarse en la forma y en las relaciones entre los objetos de la composición prescindiendo de sus colores. La calidad de la fotografía en blanco y negro se asocia a lo que se define como sistema de zonas, concepto acuñado a fines de la década de 1930 y asociado a la tecnología de revelado fotográfico, que se puede traducir en la expresión de las posibilidades estéticas de la gama de grises en la obra. El sistema de zonas divide la escala de tonos de grises en 11 zonas iguales, asignándole a cada una la tonalidad promedio y relacionando cada zona con un rol en la composición. Por ejemplo, la zona 0, el negro puro, y la X, el blanco puro, sólo se utilizan para sectores externos de la composición fotográfica y no expresan texturas o detalles, mientras que la zona VI, un tono de gris claro, puede representar una piel clara o sombras sobre la nieve en paisajes soleados, y una zona IV, un tono de gris oscuro, se puede utilizar para representar follajes, piedras oscuras o sombras en un paisaje. Además de la fotografía, también se desarrollan actualmente formas de arte en blanco y negro en cortometrajes y películas.

El color

Cada color puede tener una variedad infinita de tonalidades pero puede ser difícil percibirlos si la atención está puesta en el color en sí. Para ver los valores tonales de los colores podemos eliminar el color y analizar sólo los tonos de grises, como se describía en la sección anterior. Antes de que se pudiera procesar las imágenes usando computadores, se utilizaban una serie de filtros monocromáticos para obtener las tonalidades en grises y poder analizas, y eliminar el tono de cosas como los pigmentos de la pintura. Hoy en día el procesamiento de imágenes por computadora permite tomar una foto y convertir el color de cualquier objeto artístico en una escala de grises y definir así sus tonalidades.

La tonalidad global y la tonalidad local

Una pintura puede tener una tonalidad general, que se denomina el tono global. Por ejemplo, un paisaje alegre puede tener un tono global vibrante, y en cambio un paisaje  sombrío puede tener un tono global sombrío. Este tipo específico de tonalidad puede establecer el estado de ánimo de la pieza y transmitir un mensaje general al espectador. Es una de las herramientas que utilizan los artistas para transmitir sensaciones a los espectadores que contemplan su obra.

De modo similar se puede definir el tono local; éste es la tonalidad que toma un sector particular de una obra de arte. Por ejemplo, consideremos el caso de la pintura de un puerto en una noche tormentosa. El tono global puede ser sombrío, pero el artista puede optar por iluminar el sector de la pintura en el que hay un barco, como si las nubes se hubiesen abierto justo encima de él dejando pasar la luz de la luna. Este sector de la pintura tendría un tono de luz localizado y puede conferir a la pieza una sensación romántica.

Fuentes

Antonella Fuga. Técnicas y materiales del arte. Electa, Barcelona, 2004.

Antonio Valero Muñoz Principios de color y holopintura. Editorial Club Universitario, España, 2011.

Enrique Lipszyc. Técnica de la historieta Buenos Aires, Argentina, 1967.

¿Qué es el valor en el arte y por qué es tan importante? l Atelier Glez Consultado en agosto de 2021.

mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados