Qué es el hornfels y cómo se forma

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

El hornfels, denominado más comúnmente como roca corneana, es una roca metamórfica muy dura y de grano fino. Se forma por la recristalización de la roca original, que pueden ser calizas, areniscas o pizarras, debido al calentamiento por contacto con magma sin que se produzcan variaciones relevantes de presión. Son rocas metamórficas de contacto. El término “hornfels” es antiguo y deriva del alemán; significa “piedra de cuerno”, en referencia a la textura y dureza de la roca.

La coloración de la roca corneana es muy variada, dependiendo de la roca que le dio origen previo al metamorfismo. Las más comunes son los hornfels de biotita que son de un marrón oscuro o negro, pero los hay blancos, amarillos, verdes y de otros colores. Algunas rocas corneanas se presentan en bandas, como la de la figura siguiente, y pueden partirse a lo largo de la superficie de contacto de las bandas.

Roca corenana u hornfelds.
Roca corenana u hornfelds.

Una característica distintiva de los hornfels es su sonoridad cuando se los percute: resuenan como una campana.

Si bien los hornfels son rocas de grano fino, pueden incluir cristales de granate, andalucita o cordierita. En la mayoría de los casos estos minerales incluidos en la roca no se pueden identificar a simple vista, pero al microscopio aparecen con un patrón similar a un mosaico. En la figura siguiente se pueden observar cristales de cordierita en un hornfel, asociados con la distribución de aluminio de la roca sedimentaria madre.

Hornfeds en el que se observan cristales de cordierita.
Hornfel en el que se observan cristales de cordierita.

Clasificación de las rocas corneanas

Las características de los hornfels como su dureza y color dependen básicamente de la roca madre, es decir, de la roca que sufrió la recristalización por calentamiento. Por ello, una clasificación de los hornfels se basa en su origen, en su roca madre.

Los hornfels pelíticos son los más comunes. Se originan en la recristalización de arcillas y pizarras, que son rocas sedimentarias y metamórficas. El mineral principal de los hornfels pelíticos es la biotita y presentan inclusiones de cuarzo, feldespatos y silicatos de aluminio. Si se los observa al microscopio, la biotita aparece en forma de escamas dicroicas de coloración entre rojo y marrón. Algunos contienen cordierita, que tienen forma cristalina hexagonal.

Los hornfels de carbonatos son rocas de silicato de calcio que se obtienen a partir de rocas calizas (sedimentarias) que contienen impurezas. Las rocas calizas de mayor pureza al recristalizar forman mármol. Los contenidos de arena o arcilla de las rocas calizas que generan hornfels forman diversos minerales. Los hornfels de carbonato a menudo presentan anillos y a veces inclusiones de hornfels pelíticos de biotita. Los hornfels de carbonato son más fuertes y resistentes que la piedra caliza que los origina.

Los hornfels máficos se generan a partir de rocas ígneas, como basaltos, andesita y diabasa. Estas rocas tienen una composición variada pero su composición base son feldespatos, hornblenda y piroxeno. Los hornfels máficos tienen una coloración verde.

Características generales de los hornfels

Las rocas corneanas se encuentran todas partes. En Europa son abundantes en el Reino Unido, mientras que en América del Norte se los encuentra principalmente en Canadá. Los hornfels son abundantes en América del Sur, particulamente en Bolivia, Brasil, Ecuador y Colombia. En Asia las rocas corneanas pueden encontrarse en China, Rusia, India, Corea del Norte, Corea del Sur y Tailandia. En África, en Tanzania y Camerún. Y también se las encuentra en Australia y en Nueva Zelanda.  

Los hornfels son piedras duras y de particular aspecto por lo cual son muy usadas en obras arquitectónicas en pisos y en la decoración de interiores, así como en revestimientos exteriores y en pavimentos. Se la utiliza también como agregado grueso en la construcción de carreteras. Históricamente las rocas corneanas han sido utilizadas en monumentos, en lápidas, como piedras de afilar y en diversos tipos de obras de arte y artefactos.

Un uso particular de los hornfels es en la construcción de litófonos o campanas de piedra, instrumentos musicales fabricados con rocas. Las piedras de Skiddaw son un ejemplo. Es un instrumento formado por 61 rocas talladas y afinadas fabricadas con una piedra corneana de Cumbria, Inglaterra. Se utilizan dos conjuntos distintos de percutores y una pieza de madera que raspar la superficie de la roca.

Fuentes

Corneana. EcuRed. Cuba. Consultado diciembre de 2021.

Rocas metamórficas. Museo virtual. México. Consultado diciembre de 2021.

mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados