¿Qué sucedió durante la última Edad de Hielo?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

El período glacial más reciente de la Tierra comenzó hace unos 110.000 años y terminó hace aproximadamente 12.500 años. La máxima extensión de las placas de hielo de la glaciación, período llamado Último Máximo Glacial (LGM por su sigla en inglés, Last Glacial Maximum), sucedió hace unos 20.000 años.

Esta fue la última glaciación del Pleistoceno, época geológica que forma parte del período Cuaternario de la evolución de la Tierra. El Pleistoceno comenzó hace 2.59 millones de años y se extendió hasta el año 10.000 antes de Cristo. Si bien en esta época se produjeron varios ciclos glaciales, con los correspondientes períodos interglaciares (los períodos más cálidos entre los climas de frío extremo), la última glaciación es la que ha sido mejor estudiada.

La distribución geografía de las capas de hielo

Aproximadamente 26 millones de kilómetros cuadrados de la Tierra estaban cubiertos por hielo al momento del LGM; había capas de hielo que cubrían extensas zonas y glaciares que descendían de las cadenas montañosas. Los casquetes de la Tierra se extendieron y cubrieron vastas regiones. Aquí desglosamos un poco cómo se veía el mundo en ese momento.

Europa

Islandia y Groenlandia estaban completamente cubiertas de hielo, al igual que el área al sur de Islandia hasta las Islas Británicas. El norte de Europa estaba cubierto de hielo hasta Alemania y Polonia, y los glaciares se proyectaron desde los Alpes, la cadena montañosa que se extiende desde Italia hasta Eslovenia.

América

En América del Norte, Canadá estaba cubierta por capas de hielo, al igual que algunas áreas del norte de los Estados Unidos que se extendieron hacia el sur hasta los ríos Misuri y Ohio. En el cono sur americano, la glaciación se extendió sobre la Patagonia y cubrió toda la cordillera de los Andes, la cadena montañosa que se extiende desde el sur de América del Sur; el hielo cubría Chile y gran parte de Argentina y llegaba hasta la cordillera oriental de Colombia.

Hemisferio sur

Del otro lado del planeta pero igualmente en el hemisferio sur, el hielo también cubrió Nueva Zelanda y varias regiones de África. En el sudeste asiático los glaciares se proyectaron desde las zonas montañosas.

Nombres de la glaciación

El nombre de la glaciación se ha asignado se acuerdo a la región donde se ha identificado y estudiado. La última glaciación, la Edad de Hielo, recibe el nombre de glaciación de Würm en la zona de los Alpes europeos; en el norte del viejo continente se la denomina glaciación de Weichsel. En la zona de la Patagonia se la denomina Llanquihue, por los estudios realizados en secuencias sedimentarias extraídas del lago Llanquihue, en Chile. Más al norte, en la zona de los Andes venezolanos, su nombre es glaciación de Mérida, y Lauricocha en Perú. En América del Norte se habla de la glaciación de Wisconsin.

El clima y el nivel del mar durante el período glacial

Las capas de hielo comenzaron a formarse después de que se produjera un prolongado período de enfriamiento de la Tierra y un aumento de las precipitaciones, generalmente en forma de nieve. Regiones que hoy en día son desérticas recibieron intensas precipitaciones, mientras que otras zonas áridas se extendieron. El paisaje frío de las recientemente formadas capas de hielo alteró los patrones climáticos y la dinámica y composición de las masas de aire. Los nuevos patrones climáticos reforzaron las características del clima inicial que los creó, sumergiendo las diversas regiones en un período glacial.

Las regiones más cálidas de la Tierra también experimentaron un profundo cambio en sus condiciones climáticas por la glaciación; la mayoría de ellas se volvieron más frías y secas. Por ejemplo, se redujo la cobertura vegetal de la selva tropical en África occidental y, debido a la disminución de las precipitaciones, fue reemplazada por pastizales tropicales. Al mismo tiempo, a medida que el clima se tornaba más seco, se expandieron la mayoría de los desiertos. Las excepciones son las regiones del suroeste estadounidense, Afganistán e Irán, que se volvieron más húmedas debido al cambio en los patrones de circulación atmosférica.

Mientras avanzaba el período glacial hasta culminar en la LGM, el nivel de los mares del mundo disminuyó; esto sucedió a medida que el agua se almacenaba en las capas de hielo que cubrían los continentes y la extensión de los casquetes polares. El nivel del mar descendió unos 50 metros en 1000 años. Este nivel se mantuvo relativamente constante hasta que las capas de hielo comenzaron a derretirse hacia el final del período glacial.

Los cambios en la flora y en la fauna durante el período glacial

Los cambios en el clima debidos a la glaciación alteraron las condiciones del desarrollo de la vegetación en todas las regiones de la Tierra. Las formas de vegetación que se desarrollaron durante la glaciación son similares a las que se encuentran hoy en día; es el caso de muchos árboles, musgos y plantas con flores. También es válido para muchas especies de insectos, aves, moluscos con caparazón y mamíferos.

Muchos mamíferos se extinguieron durante el período glacial, pero hay múltiples evidencias de su existencia; es el caso de los mamuts, los mastodontes, los bisontes de cuernos largos, los tigres dientes de sable y los perezosos terrestres gigantes. La desaparición de especies fue muy importante en el continente americano. Se estima que durante la Edad de Hielo se extinguieron 46 géneros de mamíferos en América del Sur; alrededor del 80% de los que existían hasta ese momento. En América del Norte desaparecieron 73% de los grandes mamíferos; 33 géneros. La extinción de especies no fue tan importante en Europa, África y Asía; en muchos casos se restringieron sus hábitats, pero las especies sobrevivieron.

La historia del ser humano comenzó en el Pleistoceno con la aparición del género Homo hace más de dos millones de años. La glaciación tuvo un gran impacto en su desarrollo. Su incidencia en el poblamiento de América es un ejemplo: el descenso del nivel del mar permitió la migración de comunidades que habitaban en Asia hacia América del Norte. Las masas terrestres emergieron en el estrecho de Bering uniendo la península de Chukchi, en la Rusia asiática, con Alaska, en América del Norte.

Los vestigios de la Edad de Hielo

Aunque la última glaciación terminó hace unos 12.500 años, los vestigios de este episodio climático se pueden observar en muchas regiones del planeta. El aumento de las precipitaciones en el área de la Gran Cuenca de América del Norte creó enormes lagos en un área actualmente seca. El lago Bonneville fue uno de ellos, extendiéndose alguna vez sobre la mayor parte de lo que hoy es el estado de Utah, en Estados Unidos. El Gran Lago Salado es la mayor sección de lo que fuera el lago Bonneville, y se pueden observar las costas del antiguo lago en las montañas que rodean la ciudad capital. El nombre de la capital de Utah, Salt Lake City, significa “ciudad del lago salino”.

Lago de origen glaciar. Lago Llanquihue, Chile.
Lago de origen glaciar. Lago Llanquihue, Chile.

La enorme energía asociada al desarrollo y movimiento de los glaciares generó drásticas modificaciones del paisaje, como la formación de extensos y profundos lagos. Los grandes lagos de la Patagonia andina se formaron por el desarrollo de los glaciares durante las eras de hielo. Un ejemplo es el lago Llanquihue, en Chile, que tiene una profundidad máxima de más de 350 metros y una superficie de 860 km2 y da nombre a la Edad de Hielo en esta región. En Manitoba, Canadá, los numerosos lagos pequeños que salpican el paisaje se formaron a medida que la capa de hielo surgía de la tierra. Con el tiempo, las depresiones que se formaron se llenaron de agua, creando ambientes lacustres.

Hay muchos glaciares en todo el planeta que tienen su origen en la última glaciación. La mayor parte de la cobertura de hielo de la Tierra se encuentra en la Antártida y en Groenlandia, pero también hay vastas regiones heladas en el norte de Asia, en Canadá y en Alaska. Se pueden encontrar hermosos e impresionantes glaciares en muchas regiones como en el Monte Kilimanjaro, en África; en la cordillera andina de América del Sur se sitúa el glaciar argentino Perito Moreno, que se muestra en la presentación de este artículo. Debido al retroceso que se observa en muchos de ellos, los glaciares son actualmente motivo de debate. Su retroceso se asocia a un nuevo cambio en el clima del planeta, algo que ha sucedido una y otra vez a lo largo de los 4,6 mil millones de años de historia de la Tierra.

Fuentes

  • Mix, A. C.; Bard, E; Schneider, R. Environmental processes of the ice age: land, oceans, glaciers (EPILOG). Quaternary Science Reviews 20: 627-657, 2001.
  • Kaufman A. J.; Knoll A. H.; Narbonne G. M. Isotopes, ice ages, and terminal Proterozoic earth history. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 94 (13): 6600-6605, 1997.
  • Rabassa J.; Chalmers M. C.. Quaternary glaciations of the southern Andes. Quaternary Sciences Reviews 9:153-174, 1990.
  • Lee Clayton, John W. Attig, David M. Mickelson, Mark D. Johnson, Kent M. Syverson Glaciation of Wisconsin. University of Wisconsin, 2006.
mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados