¿Qué sucede si se mezcla aceite regular y sintético?

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Existen opiniones diferentes sobre si es correcto mezclar aceite de motor regular con el sintético sintético. Por lo general, no se recomienda mezclar estos dos tipos de aceite de motor porque sus componentes pueden causar reacciones y efectos no deseados. Además, ambos productos funcionan a presión y temperatura diferentes.

Los aceites de motor: qué son y para qué sirven

Se denomina aceite de motor a todo aceite que se emplea para lubricar las partes móviles de los motores de un vehículo. Esto disminuye la fricción entre los metales y previene posibles daños en las piezas. Además de lubricar, el aceite también funciona como limpiador, evita la corrosión y ayuda a disipar la temperatura del motor.

El aceite de motor se utiliza en automóviles, motocicletas, autobuses, botes, trenes, aviones, equipos para la construcción y generadores eléctricos. Entre sus funciones se destacan las siguientes:

  • El aceite crea una película que separa las superficies móviles y minimiza el contacto directo, y, por lo tanto, reduce el desgaste y el calor por fricción.
  • Si se cubren las piezas de metal con aceite, se previene su exposición al oxígeno y se evita su oxidación.
  • El roce de las partes metálicas de un motor producen micropartículas metálicas. Estas partículas se eliminan a través de los filtros de aceite.

El aceite mineral y el aceite sintético

Los primeros aceites de motor se extraían de grasas animales y vegetales, pero con los avances tecnológicos se comenzaron a utilizar compuestos químicos derivados del petróleo. Estos aceites se conocen como aceites minerales y se elaboran en base a hidrocarburos y compuestos orgánicos de carbono e hidrógeno. Además, incluyen otros compuestos químicos para mejorar sus cualidades.

Sin embargo, en la actualidad, cada vez se utilizan más los aceites sintéticos, los cuales se elaboran en laboratorios y son elementos más complejos a los derivados del petróleo.

El aceite sintético es un lubricante que se elabora a partir de compuestos químicos artificiales. Estos compuestos se fabrican recreando las moléculas del petróleo y tienen aditivos que previenen la degradación del aceite.

Diferencias entre el aceite regular y el sintético

Tanto los aceites de motor regulares como los sintéticos derivan del petróleo. Las principales diferencias están en sus moléculas y su eficacia. Al observar las moléculas de los aceites sintéticos bajo un microscopio es posible ver que son todas del mismo tamaño y tienen una estructura similar. Esto se debe a que son el resultado de la selección artificial de ciertas moléculas derivadas del petróleo, con menos impurezas, con el agregado de otros componentes sintéticos.

En cambio, el aceite regular se elabora con petróleo crudo refinado. Sus moléculas provienen de los distintos tipos de materia orgánica que lo conforman y tienen formas, tamaños y estructuras diferentes.

Si bien ambos aceites tienen la misma función, que es lubricar las partes del motor, prevenir la corrosión y mantener las superficies limpias, el aceite sintético está diseñado para temperaturas y presiones más altas, lo cual le confiere una mayor resistencia y utilidad.

Efectos negativos potenciales de las mezclas de aceites de motor

Una mezcla común de aceite regular y sintético es el aceite semisintético. Esta mezcla ya viene preparada y su uso es seguro. Incluso, tiene una mayor eficacia y duración que la del aceite de motor mineral o común.

Sin embargo, en la vida cotidiana, algunas personas mezclan distintos aceites, no sólo sintéticos, semisintéticos o regulares, sino de diferentes fabricantes.

Esto es un tema controvertido, ya que la mayoría de los aceites están compuestos por diferentes productos químicos. Uno de los fabricantes de aceites de motor más reconocido a nivel internacional, Mobil Oil, afirma que mezclar aceites no causa ningún inconveniente porque los compuestos son compatibles entre sí.

A pesar de ello, la recomendación general es no mezclar aceites porque los aditivos que hay en los diferentes productos pueden interactuar y causar reacciones químicas inesperadas. Además, la mezcla puede reducir o anular la eficacia de los aditivos.

Bibliografía

mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados