Cómo hacer clorato de potasio casero con lejía y cloruro de potasio

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

El clorato de potasio es un importante compuesto de potasio que se puede utilizar como oxidante, desinfectante y fuente de oxígeno. También se utiliza para fabricar material pirotécnico y realizar demostraciones químicas. Para hacer clorato de potasio se necesita lejía y cloruro de potasio, que se vende comúnmente como sustituto de la sal común, el cloruro sódico.

Qué es el clorato de potasio: características y propiedades

El clorato de potasio es un compuesto inorgánico que está presente en la naturaleza. Se trata de una sal formada por el catión potasio y el anión clorato. En apariencia es muy similar a la sal común, ya que forma cristales blancos. En la naturaleza se presenta como el mineral silvita.

El clorato de potasio puro es seguro a temperatura ambiente. Sin embargo, se se mezcla con otras sustancias, puede ser sensible a la temperatura. Incluso, con fósforo o azufre se vuelve inestable y puede ocasionar detonaciones por fricción.

Actualmente, el clorato de potasio es uno de los cloratos más comunes en la industria y los laboratorios. Entre sus propiedades más comunes se pueden ciar las siguientes:

  • Estalla al contacto con el ácido sulfúrico.
  • Es soluble en agua, pero no en alcohol.
  • Es una sustancia altamente oxidante.
  • Tiene un un sabor salado, por eso se lo suele utilizar como sustituto de sal.

Usos comunes del clorato de potasio

El clorato de potasio tiene múltiples usos y aplicaciones. Algunos de ellos son:

  • Fabricación de fuegos artificiales.
  • Frabricación de explosivos.
  • Obtención de oxígeno .
  • Fabricación de fósforos (cerillas).
  • Oxidante.
  • Elaboración de desinfectantes y lejías.

¿Cómo hacer clorato de potasio en casa?

Puedes hacer clorato de potasio a partir de la lejía doméstica común y el sustituto de la sal cloruro de potasio. Esta mezcla funciona porque el potasio del sustituto de la sal desplaza el sodio del clorato de sodio que se produce al hervir la lejía.

Por lo tanto, solo son necesarios dos ingredientes para poder hacer el clorato de potasio en casa: cloro o lejía y cloruro de potasio, más conocido como sustituto de sal.

Es importante revisar la etiqueta del sustituto de sal para comprobar que su ingrediente sea, efectivamente, solo cloruro de potasio. Aunque el sustituto de la sal es suele ser cloruro de potasio puro, a veces se comercializa una mezcla de cloruro de sodio (sal de mesa) y cloruro de potasio. Por eso, para poder preparar clorato de potasio, es esencial que el sustituto de sal sea cloruro de potasio solo, sin ningún agregado.

Además, cabe destacar que la lejía doméstica tiene una vida útil limitada, así que es preferible utilizar una lejía nueva o una que no haya estado abierta durante mucho tiempo.

Preparación del clorato de potasio

Para preparar clorato de potasio en casa, puedes seguir las siguientes instrucciones:

1. Hierve cierto volumen (al menos medio litro) de lejía, hasta que empiecen a formarse cristales. Haz esto al aire libre o debajo de una campana de humos para evitar inhalar el vapor. También puedes ponerte una mascarilla. La lejía hirviendo transforma el hipoclorito de sodio en cloruro de sodio y clorato de sodio según la reacción siguiente:

3 NaClO → 2 NaCl + NaClO

2. Tan pronto como comiencen a formarse cristales, retira la lejía del fuego y deje que se enfríe.

3. En un recipiente aparte, prepara una solución de cloruro de potasio revolviendo el cloruro de potasio en el agua hasta que no se disuelva más.

4. Mezcla volúmenes iguales de la solución de lejía hervida y la solución de cloruro de potasio, teniendo cuidado de mantener los sólidos de ambas soluciones fuera de la mezcla. Se producirá una reacción de sustitución o de reemplazo simple. Los dos productos se separan en función de su solubilidad. El clorato de potasio se precipitará, dejando el cloruro de sodio en la solución. Esta es la reacción que se produce:

KCl + NaClO3 → NaCl + KClO3

5. Enfría la solución en el congelador para aumentar la producción de clorato de potasio.

6. Filtra la mezcla con papel de filtro o un filtro de café. Conserva el clorato de potasio en estado sólido y desecha la solución de cloruro de sodio.

7. Deja que el clorato de potasio se seque antes de guardarlo o utilizarlo.

Advertencias sobre el uso de este químico

Esta preparación debe realizarse por un adulto, o bajo la supervisión de un adulto responsable. La lejía sin diluir, si salpica, puede causar irritación de la piel y dañar los ojos y las membranas mucosas.

Todo el proceso de la mezca se debe realizar al aire libre o debajo de una campana extractora, ya que durante la preparación se liberan vapores irritantes. Además, el clorato de potasio recogido se debe mantener lejos del calor o las llamas hasta que esté listo para usarse.

Bibliografía

  • Petrucci, R. Química general. (2017). España. Pearson.
  • Valenzuela Calahorro, C. Química general e inorgánica para estudiantes de farmacia. (2002). España. Editorial Universidad de Granada.
  • Thi Nguyen-Kim, M. Mi vida es química. (2020). España. Editorial Ariel.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados