Datos sobre los primates del género “Pliopithecus”

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Pliopithecus es un género extinto de primates de la familia de los pliopitécidos. Prosperó durante el Mioceno, hace entre 23,5 y 5,3 millones de años. El primer individuo del género descrito fue descubierto 1837 en Francia, hasta el 1849 solo se le nombró como Pliopithecus antiquus.

Los pliopitécidos divergieron antes de que se separaran las dos superfamilias actuales del grupo: los cercopitecoideos (monos del Viejo Continente, como los actuales babuinos y mandriles) y los hominoides (antropomorfos como los orangutanes y los gorilas, y hominoideos, es decir, los humanos). Tal divergencia consistió en la separación de una población de la original, que, sometida a condiciones diferentes, desarrolló características particulares.

Tras su divergencia, los pliopitécidos se dispersaron desde África hacia Eurasia. Allí, se cree que experimentaron un proceso de radiación evolutiva, proceso en el que se originaron varias especies a partir de la diversificación de un antepasado común que apareció cerca del momento mismo de la radiación.

Los pliopitécidos se consideran catarrinos o simios del Viejo Continente. Una de las características que permite clasificarlos así es la presencia de dos premolares, rasgo distintivo del grupo. De hecho, al ser los dientes la mayor fuente disponible para el registro fósil de estos individuos, se les ha agrupado a partir de la morfología dental en crouzelinos y los pliopitecinos. La principal diferencia entre los dos grupos es que los dientes de los crouzelinos son más puntiagudos y sus molares son más estrechos que los de los pliopitecinos.

Este sistema de clasificación es artificial, pues solo se basa en la observación directa. Sin embargo, diferentes estudios han permitido presumir un rango de diversidad morfológica dentro del género: el peso de los individuos variaba entre 3 a 20 kg; algunas especies probablemente eran más parecidos a los monos, balanceándose colgados de un brazo y luego de otro a lo largo de la parte superior de ramas, mientras que las formas más grandes parecen haber sido de hábitos suspensorios. El comportamiento suspensorio implica colgar el cuerpo por debajo o entre las ramas de los árboles, lo que facilita el desplazamiento al reducir los trayectos.

A pesar de formar parte de catarrinos, la sistemática y la historia evolutiva de los pliopitécidos es notablemente más similar a la experimentada por los monos del Nuevo Continente, llamados platirrinos; estos incluyen, en la actualidad, a los primates nativos de América Central y del Sur, así como de las regiones tropicales de México.

Así, tanto los pliopitécidos como los platirrinos surgieron de un antepasado primitivo en una nueva masa terrestre desprovista de antropoides y ambos divergieron en sus respectivos grupos. Ambos experimentaron cambios evolutivos como la molarización, la encefalización, la reducción del hocico, el alargamiento de las extremidades y el desarrollo de la conducta posicional suspensiva.

Sin embargo, contrario a los platirrinos sobrevivientes en la actualidad, los pliopitecoides no pudieron mantener su aislamiento evolutivo. Se cree que no pudieron adaptarse a los cambios climáticos, lo que condujo a la extinción del género al final del Mioceno.

Fuentes

Begun, D. The Pliopithecoidea. En Hartwig, W.C (ed), The primate fossil record, (221-240). United Kingdom: University Press, Cambridge, 2002.

DeMiguel, D., Alba, D. M. and Moyà-Solà, S. European pliopithecid diets revised in the light of dental microwear in Pliopithecus canmatensis and Barberapithecus huerzeleri. Am. J. Phys. Anthropol., 151: 573–582. doi: 10.1002/ajpa.22299, 2013.

mm
Maria de los Ángeles Gamba (B.S.)
(Licenciada en Ciencias) - AUTORA. Editora y divulgadora científica. Coordinadora editorial (papel y digital).

Artículos relacionados