Compuestos con enlaces iónicos y covalentes

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

El enlace químico es la fuerza que mantiene unidos a los átomos que conforman una sustancia química. Estos enlaces pueden ser de distintos tipos, dependiendo de los átomos particulares que están unidos. Por un lado están los enlaces covalentes, los cuales son propios de los compuestos moleculares. También existen los enlaces iónicos, que se dan en los compuestos iónicos como las sales.

En términos generales, damos por sentado que los compuestos iónicos solo contienen enlaces iónicos. Sin embargo, dependiendo del tipo de ion, existen compuestos iónicos en los que una parte de su estructura está enlazada de forma covalente, dando origen a compuestos con enlaces iónicos y covalentes.

Cómo se forman los compuestos con enlaces iónicos y covalentes

Los compuestos iónicos con enlaces covalentes son mucho más numerosos que los que solo forman enlaces iónicos. De hecho, cualquier compuesto iónico que contenga uno o más iones poliatómicos necesariamente será un compuesto iónico con enlaces covalentes, ya que los iones poliatómicos, que son aquellos formados por más de un átomo, mantienen a sus átomos unidos entre sí por medio de enlaces covalentes.

Algunos de los iones poliatómicos más comunes son:

Aniones polielectrónicosCationes polielectrónicos
Sulfato (SO42-)Amonio (NH4+)
Nitrato (NO3)Fosfonio (PH4+)
Carbonato (CO32-)Hirónio (H3O+)
Hipoclorito (ClO) 
Peróxido (O22-) 
Cianuro (CN) 

Existen muchísimos más, en especial aniones. La combinación de estos iones entre sí, o con cualquier otro ion monoatómico de carga opuesta, dará como resultado una sal iónica que también posee enlaces covalentes. Otros ejemplos comunes de este tipo de compuestos lo conforman la mayoría de los medicamentos: estos suelen ser sales orgánicas que contienen un anión consistente en una gran molécula orgánica con grupos carboxilato negativos unidos por medio de enlaces iónicos a cationes como el sodio o el potasio.

Como se mencionó anteriormente, todos los átomos de cada uno de estos iones están enlazados entre sí por medio de enlaces covalentes. Estos enlaces pueden ser polares o apolares; también pueden ser simples, dobles o triples.

A manera de ejemplo, la estructura del ion nitrato se muestra en la siguiente figura.

Anión poliatómico que posee enlaces covalentes y puede formar enlaces iónicos

Como se puede observar, el nitrógeno está enlazado a tres oxígenos por medio de enlaces covalentes: dos de ellos son enlaces covalentes simples, y el tercero corresponde a un enlace doble. En presencia de un catión adecuado, el ion nitrato puede formar una sal en la que dicho anión está unido al catión por medio de un enlace iónico.

Ejemplos de compuestos con enlaces iónicos y covalentes

La siguiente lista es una pequeña muestra del gran número de sales con enlaces covalentes que existe. Sin embargo, es una muestra representativa que resalta las características más importantes de este tipo de compuestos:

Nitrato de amonio (NH4NO3)Sulfato de potasio (K2SO4)Permananato de potasio (KMnO4)
Peróxido de litio (Li2O2)Carbonato de sodio (Na2CO3)Fosfato de calcio (Ca3(PO4)2)
Hipoclorito de sodio (CaClO)Cloruro de amonio (NH4Cl)Bromuro de fosfonio (PH4Br)

Referencias

mm
Israel Parada (Licentiate,Professor ULA)
(Licenciado en Química) - AUTOR. Profesor universitario de Química. Divulgador científico.

Artículos relacionados