Significado y origen de los 50 apellidos polacos más comunes

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Antes de explicar el significado y el origen de los apellidos polacos más comunes, es importante saber un poco más sobre este país. La República de Polonia es uno de los veintisiete Estados soberanos que componen la Unión Europea (UE), constituido como un estado democrático de derecho, cuya forma de gobierno es una república parlamentaria. Su territorio, cuya capital es Varsovia, tiene una superficie de 312.696 km² y una población de 37.97 millones de habitantes, lo que lo convierte en el quinto país más poblado de la UE. Limita al norte con el Mar Báltico, comprende en su mayor parte en el norte parte de la gran llanura europea e incluye en el sur el territorio montañoso de los Sudetes, los Cárpatos y los Montes de Santa Cruz.

Profundizando un poco más en el tema de los apellidos polacos, como ocurre con la mayoría de los apellidos, se dividen en tres categorías: toponímicos, patronímicos/matronímicos y cognominales. Este artículo analiza el significado y el origen de los apellidos polacos más comunes. A continuación, una breve explicación.

Apellidos toponímicos

Un apellido toponímico es un apellido derivado de un nombre de lugar, que puede incluir lugares específicos, como el de origen, la residencia o las tierras que los individuos poseían, o pueden ser más genéricos, derivados de características topográficas. Este tipo de apellidos eran originalmente nombres no hereditarios de personas y sólo más tarde se convirtieron en nombres de familia. Los orígenes de los apellidos y nombres toponímicos se atribuyen a dos tendencias no excluyentes entre sí.

Una de estas tendencias consistía en vincular a la nobleza con su lugar de origen y sus posesiones feudales y proporcionar un marcador de su estatus, mientras que la otra estaba relacionada con el crecimiento de la clase burguesa en las ciudades, en parte a través de la migración desde el campo. Cabe mencionar que la creciente popularidad de los nombres de santos también está relacionada con este proceso, lo que lleva a una reducción del número de nombres utilizados y a la necesidad o el deseo personal de contar con nombres distintivos para distinguir a un número cada vez mayor de individuos con el mismo nombre.

De hecho, a lo largo de la historia, muchos lugares de Polonia han tenido el mismo nombre, mientras que otros han cambiado de nombre a lo largo del tiempo, por ejemplo, porque eran subdivisiones de un pueblo o finca local demasiado pequeños para ser encontrados en un mapao o porque simplemente desaparecieron con los años.

Los apellidos que terminan en las letras owski suelen derivar de nombres de lugares que terminan en y, ow, owo u owa, por ejemplo, Cyrek Gryzbowski, es decir, Cyrek de la ciudad de Gryzbow.

Apellidos patronímicos y matronímicos

Un apellido patronímico es un nombre propio que designa la ascendencia, el linaje o la descendencia. Estos apellidos pueden ser un nombre de familia o una forma derivada del nombre del padre o del antepasado que se utiliza después del nombre. Esta costumbre sigue vigente en Rusia y en otros países eslavos, como Polonia. También es posible que algunos apellidos de este tipo deriven del nombre de un antepasado femenino rico o respetado. Los apellidos con sufijos como icz, wicz, owicz, ewicz e ycz suelen significar “hijo de”.

Por regla general, los apellidos polacos con un sufijo con la letra k (czak, czyk, iak, ak, ek, ik e yk) tienen un significado similar, que se traduce en “pequeño” o “hijo de”. Lo mismo ocurre con los sufijos yc e ic, más frecuentes en los nombres de origen polaco oriental. Por ejemplo, Pawel Adamicz, que significa Pablo, hijo de Adán; Piotr Filipek, que significa Pedro, hijo de Felipe.

Apellidos cognominales

Hay dos tipos básicos de nombres cognitivos. La primera categoría incluye los nombres basados en la profesión de una persona. Algunos de los nombres profesionales más comunes se derivan de las que eran tradicionalmente las profesiones más importantes de la sociedad polaca a lo largo de la historia, por ejemplo, herrero (Kowalski), sastre (Krawczyk), posadero (Kaczmarek), carpintero (Cieślak), carretero (Kołodziejski) y tonelero (Bednarz). Por ejemplo, Michał Krawiec sería Miguel, el sastre.

Por otro lado, tenemos apellidos descriptivos, a menudo derivados de apodos o nombres de mascotas que enfatizan un atributo físico o un rasgo de la personalidad del portador original del nombre, por ejemplo, Jan Wysocki, que significa Gran Juan. Los apellidos con el sufijo ski y sus equivalentes cki y zki representan casi el 35% de los 1.000 nombres polacos más populares, y la presencia de estos sufijos indica casi siempre el origen polaco.

50 apellidos polacos más comunes

  1. Adamczyk
  2. Adamski
  3. Borkowski
  4. Chmielewski
  5. Czarnecki
  6. Czerwinski
  7. Dabrowski
  8. Duda
  9. Dudek
  10. Gorski
  11. Grabowski
  12. Jablonski
  13. Jasinski
  14. Jaworski
  15. Kaczmarek
  16. Kalinowski
  17. Kaminski
  18. Kowalcyzk
  19. Kowalski
  20. Kozlowski
  21. Krol
  22. Kucharski
  23. Kwiatkowski
  24. Maciejewski
  25. Majewski
  26. Michalski
  27. Nowak
  28. Nowakowski
  29. Nowicki
  30. Olszewski
  31. Ostrowski
  32. Pawlak
  33. Pawlowski
  34. Piotrowski
  35. Rutkowski
  36. Sawicki
  37. Sobczak
  38. Sokolowski
  39. Symanski
  40. Szczepanski
  41. Tomaszewski
  42. Walczak
  43. Wieczorek
  44. Wiśniewski
  45. Wojciechowski
  46. Wozniak
  47. Wysocki
  48. Zajac
  49. Zawadzki
  50. Zielinski

Fuentes

mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados