¿Se puede mezclar un ácido y una base?

Mezcla de ácido y base

La respuesta más sencilla a la pregunta planteada en el título es: sí. Las mezclas de ácidos y bases dan lugar algunas de las reacciones químicas más comunes. Sin embargo, existen diferentes combinaciones y por lo tanto, se obtienen diferentes productos según los componentes que se utilicen.

Qué es un ácido

La palabra “ácido” deriva del término latino acidus que significa “agrio”. Un ácido es una sustancia que en una disolución acuosa aporta iones de hidrógeno (H+) y posee un valor de pH menor que 7.

Los ácidos son corrosivos y pueden producir irritación o quemaduras al entrar en contacto con la piel. En disoluciones acuosas son buenos conductores de electricidad. Según la temperatura, los ácidos pueden aparecer en estado sólido, líquido o gaseoso. Al mezclarse con algunos metales, forman sal e hidrógeno. Cuando se combinan con bases u óxidos metálicos, producen sal y agua. Algunos ejemplos de ácidos comunes son:

  • Ácido acético (CH3COOH).
  • Ácido sulfúrico (H2SO4).
  • Ácido cítrico (C6H8O7).
  • Ácido ascórbico (C6H8O6).
  • Ácido clorhídrico (HCl).

Qué es una base

Las bases son sustancias que, en una disolución acuosa, liberan iones hidroxilo (OH). Las bases tienen propiedades alcalinas, es decir, poseen un pH mayor que 7 y pueden neutralizar a los ácidos. También se conocen como “álcalis”, que a su vez, es un término que proviene del árabe alqaly que significa “ceniza”.

Se caracterizan por tener un sabor amargo y una consistencia jabonosa al tacto. También pueden ser irritantes. Según la temperatura, las bases se pueden encontrar en forma líquida, sólida o gaseosa. Son conductoras de electricidad en disoluciones acuosas y corrosivas para algunos metales.

Al mezclarse con los ácidos, las bases producen sal y agua. Algunos ejemplos comunes de bases son:

  • El bicarbonato de sodio (NaHCO3).
  • El amoníaco (NH3).
  • La soda cáustica (NaOH).
  • El hipoclorito de sodio (NaCIO).
  • El hidróxido de potasio (KOH).

Qué sucede cuando se mezcla un ácido y una base

Cuando un ácido y una base se mezclan, se produce una reacción que se conoce como neutralización. Sin embargo, según las proporciones y las características de los compuestos que se mezclen, se pueden obtener diferentes productos. En cantidades iguales, dado que los ácidos y las bases se neutralizan entre sí, su mezcla generalmente produce como resultado sal y agua.

Dependiendo de las sustancias que se mezclen y sus proporciones, también se pueden formar otros productos, como los siguientes:

  • Disolución ácida: si se mezclan un ácido fuerte y una base débil o si la mezcla incluye una mayor cantidad de ácido que de base. Durante esta reacción no todo el ácido se neutralizá, y por lo tanto, el resultado será sal, agua y ácido. Debido a ello, la disolución será ácida, ya que tendrá un pH menor de 7.
  • Disolución básica: si se mezcla un ácido débil con una base fuerte o una mayor cantidad de la sustancia básica que de ácido, se obtiene como resultado sal, agua y un resto de base, por lo cual la disolución será básica o alcalina y su pH será mayor de 7.
  • Neutralización: esto ocurre cuando se mezclan las mismas cantidades de un ácido fuerte y una base débil. También sucede algo similar cuando ambos componentes son un ácido débil y una base débil. En estos casos se suele obtener solo agua y sal.
  • Gases: cuando se mezcla un ácido débil y una base débil, se puede obtener dióxido de carbono y otros gases inflamables.

Ejemplos de mezclas de ácidos y bases

Algunos ejemplos de ácidos y bases son:

  • Ácido clorhídrico (HCl) y sosa cáustica, que es una base fuerte conocida como hidróxido de sodio (NaOH). A partir de esta mezcla se obtiene cloruro de sodio, conocido comúnmente como sal común o sal de mesa.
  • Bicarbonato de sodio (NaHCO3), que es una base débil, y ácido acético (CH3COOH), que es un ácido débil presente en el vinagre. De esta mezcla se puede obtener dióxido de carbono.
  • Bromuro de hidrógeno o ácido bromhídrico e hidróxido de potasio. Esta mezcla produce sal y agua.
  • Ácido clorhídrico y amoníaco (NH3). Estos compuestos forman cloruro de amonio (NH4Cl), que es una sal.

Bibliografía

  • Donelly, B. Química orgánica. (2020, audiolibro). Audible. Northern Press.
  • Rodríguez Morales, M. Formulación Y Nomenclatura Química Orgánica. (2014). España. Oxford University Press España.
  • Moreno Rodríguez, J. A.; Moreno Rdz, A.; Moreno Rdz, L. A. Química en acción. Experimentos de Química General. (2018). España. Editorial Académica Española.